Transparent: todos los géneros se desvanecen en el aire

Tranparent es una de las primeras incursiones de Amazon en materia de series. Si, la compañía que comenzó vendiendo libros ahora tiene en su grilla contenido original.

Por: @Pocodemucho

Es una discusión para otro momento, la variedad de formatos en que los contenidos llegan hasta nuestras manos (ojos). Lo importante es que estamos frente a una de las mejores series entre las cientos que podes ver en estos días. Una serie valiente, rara, exquisita y (a)normal. Donde no hay ni buenos ni malos ni organizaciones secretas sino personas buscando su camino. Sin blancos prístinos ni negros totales sino una multitud de colores. Donde los personajes no son siempre agradables o multiculturales o con diálogos perfectos sino gente viviendo pequeños momentos con toda su simpleza y belleza diaria. Donde no hay piñas ni disparos ni explosiones sino una búsqueda constante de motivos para seguir sin perder la poca razón que nos ampara cada mañana, cada noche, cada día.

Amazon-Transparent-Jeffrey-Tambor-2

La premisa es simple: una mujer que ha nacido como hombre quiere empezar a vivir como lo que realmente es. ¿Complejo? Claro que sí. Y es solo el principio. Porque Mort Pfefferman, interpretado con magistralidad, clase y osadía por Jeffrey Tambor, siempre ha sido diferente, ha vivido una vida plena pero no enteramente feliz. Porque Mort ha tapado su verdadera identidad femenina bajo los mandatos que la sociedad nos impone. Casarse, tener hijos, un trabajo estable para-toda-la-vida, la comodidad de lo conocido y lo cotidiano. Ser feliz dentro de esos parámetros. Y no ha podido realizarse, no está completa. Y es en este largo y tortuoso camino donde la encontramos. Porque Maura va a salir al mundo. Y el primer paso es mostrarse ante sus hijos. Ante su familia.

transparent-2836_272be6511299f0dc9ce8a6d23c2a1bce

La actuación de Jeffrey Tambor le ha valido el premio Emmy a mejor actor de comedia y el Golden Globe a mejor actor en una serie de televisión. Y son justos por una vez. Los matices que Tambor le brinda a Maura en su transición son detallados y vibrantes en su inocencia ante el mundo que nunca ha conocido. La tristeza ante la falta de comprensión de sus hijos es palpable, sentís empatía ante esta valerosa mujer. Sutiles movimientos y miradas nos muestran la vulnerabilidad femenina que lleva en su ser. Pero cuando vemos los momentos cuando era un hombre conflictuado son hermosos también, el dolor de su cuerpo y su alma trascienden la pantalla. La fuerza que demuestra ante el lugar de jefe de familia que ha detentado desde siempre nos apabullan, nos estremece su persona toda. Es razón suficiente para ver la serie.

Transparent (1)

Pero también está la familia. Judíos de clase alta de Los Angeles, Estados Unidos. Creyentes pero no ortodoxos. Comencemos con la hija mayor: Sarah (interpretada por Amy Landecker) felizmente casada y madre de dos hijos. Pero la vuelta de una vieja compañera de facultad le mueve la estantería. Porque ella también quiere abandonar la comodidad y jugársela por su amor lésbico. Y es la primera a la que Maura le puede dar la noticia de su transición. La segunda en enterarse es Ali (Gaby Hoffman) eternamente en busca de su propia identidad. Es la que tendrá las escenas más graciosas pero a la vez son tristes, porque es una mujer sin rumbo alguno. Una adulta totalmente disfuncional, incapaz de llevar adelante sus fobias aún con todas las posibilidades en sus manos. Dependiente del dinero de su padre y buscando su aprobación en cada paso que intenta dar, es un personaje desagradable. Y el hijo menor Josh (Jay Duplass), otro egocéntrico insufrible, uno de esos odiosos hipsters. Productor discográfico con muchas mujeres a su alrededor pero incapaz de realizar una conexión real con otra persona. Los dos menores reaccionan con extrañeza y en forma rara. Solo pensando en como los afectará a ellos este cambio. Su padre ya no es su padre, ahora es Maura. Pero su madre será siempre su madre.

transparent-maura7

Y otra de las razones para ver Transparent es la madre, Shelley (Judith Light). La típica idishe mame, vuelta a casar con otro hombre. Y su marido ya está en el final de su vida, cerca de morir. Las actitudes frente al personaje Ed (Lawrence Pressman) son hilarantes. Pero no estamos ante una comedia propiamente dicha. Es mucho más. En los flashbacks hacia la infancia de los niños vemos un poquito más en profundidad la relación entre Mort y Shelley y como está siempre ha sido (es) sólida y complementaria. Otro de los hallazgos de Transparent es poder mostrar este tipo de relaciones que trascienden el tiempo y los géneros.

transparent-cover7

La solidez de Mort/Maura y Shelley son de otra época, un tiempo que ya no existe. Donde las cosas se hacían y se hacían, después tal vez las pensabas o reflexionabas en y con ellas. Los hijos son parte de una nueva generación que es más flexible, líquida, liviana. Donde todo puede pensarse tanto que no terminás haciendo nada; donde la sobre oferta de opciones te paraliza impidiendote decidir algo en concreto. Este es uno de los mensajes de la serie. Pero el principal es animarse a ser lo que querés ser. Que al final del camino la familia es una construcción y una elección. Que tu vida es una construcción y una constante elección. Que se puede ser pleno y felíz fuera de la media y de lo establecido. Que se puede, pero que nunca hay que dejar de intentar. Porque nunca nadie dijo que iba a ser fácil.

Transparent emitirá su segunda temporada en Diciembre a través de Amazon Prime. Estaremos atentos mirando a Maura y a su familia una vez más.

Anuncios