Bohemian Rapsody: 40 años de un grito de rock operístico

Hace 40 años salía a la luz, en formato de disco simple, Bohemian Rhapsody, que por entonces aparecía en las placas de fabricación nacional como Rapsodia Bohemia, una de las canciones más populares no sólo de Queen, sino de la historia de la música.

Por @diegui83

Para 1975, Queen ya tenía 3 discos editados y una gran éxito, aunque se rumoreaba que tenía problemas económicos y una gran disputa con su manager. Entonces, los integrantes deciden buscar un nuevo equipo, dando con el manager de Elton John, John Reid, quien aceptó el desafío del nuevo proyecto de la banda.

Bohemian Rapsody no era la canción más difícil de tocar en directo. Cuando planeábamos aquella primera gira (A night at The Opera Tour) no estábamos preocupados por eso, pero nos dimos cuenta de que no tenía sentido intentar recrear la sección operística del tema siendo solo cuatro sobre el escenario”, rememoró esta semana en la BBC el guitarrista Brian May.

Hermoso arte con la letra en ingles de la canción.

Antes de ver la luz, la banda tenía cierta incertidumbre sobre la potencia que podía llegar a tener el tema. Fue así que le entregaron una copia de Bohemian Rhapsody al conductor radial Kenny Everett bajo el expreso pedido que no suene en el programa. El hombre no cumplió y a lo largo de un día, ese tema inédito se convirtió en un éxito. El 31 de octubre de 1975, la canción se constituyó en un nuevo simple del grupo. La respuesta fue buena y se volvió un éxito permaneciendo en lo más alto de las listas británicas durante nueve semanas.

La guitarra de May (considerado el vigésimo mejor de todos los tiempos), construye un puente eterno hacia la sección operística que, según su autor, partió de algunas investigaciones en torno al género, para luego volcar su resultado al ámbito paródico. Al final, un rock furioso prologaba un final con aires de resignación; y abría uno de los grandes capítulos de la canción popular. Su letra (como siempre excelentemente ejecutada por el inmortal Freddie Mercury), un grito desgarrador de un hijo que confiesa a su madre que ha matado a un hombre y se acerca su final, casi caminando hacia el patíbulo. Su estreno en vivo quedó registrado en A Night At the Odeon – Hammermith 1975, que saldrá a la venta este mes.

En este video del concierto, se puede apreciar que el tema esta “cortado”: la parte de las cuatro caras iluminadas cantando estilo coral se exhibía en pantalla gigante precediendo la parte rock. Aquí, en el estreno del tema, se reemplaza por las canciones Killer Queen y The March of the Black Queen, que se usaban como interludios.

Anuncios