Into the Badlands: Los Lores en el profundo sur Estadounidense

Hoy por la noche dio comienzo la nueva y ambiciosa serie de AMC. Un futuro post apocalíptico y distópico en el sur de Estados Unidos, gobernado por feudos y protegido por las artes marciales de oriente.

Por @mauvais1

MV5BMTg0NjkxOTY2M15BMl5BanBnXkFtZTgwODc0NTE0NjE@._V1_SX214_AL_

Título original: Into the Badlands (TV Series)

Año: 2015

Duración: 42 min.

País: Estados Unidos Estados Unidos

Director: Alfred Gough (Creador), Miles Millar (Creador), David Dobkin

Guión: Alfred Gough, Miles Millar, Michael Jones-Morales

Fotografía: Shane Hurlbut

Reparto: Daniel Wu, Emily Beecham, Sarah Bolger, Orla Brady, Marton Csokas, Ally Ioannides, Aramis Knight, Madeleine Mantock, Mike Seal, Oliver Stark, Ellen Hollman y Stephen Lang

Productora: AMC Studios

Esta noche pudimos ver el primer capítulo de este nuevo proyecto de la cadena AMC, la misma de la genial Humans (2015), y a pesar de sí misma puede que tenga algo que contar. Con una historia bastante conocida como es lo referente a mundos futuros adaptados a periodos históricos pasados, nos topamos en este caso con la baja edad media. “Se sitúa en un futuro muy lejano, donde una sucesión de catástrofes han causado billones de pérdidas y el colapso de las naciones. Debido a esto, ha emergido una sociedad feudal en lo que antes era el medio oeste americano y donde el más fuerte y el más violento accede a la riqueza y al poder. La zona, conocida como Badlands, está gobernada por siete barones rivales que controlan los recursos necesarios para el día a día y hacen cumplir su política con la ayuda de ejércitos leales conocidos como Clippers, entrenados en las artes marciales desde muy pequeños” (FILMAFFINITY).

AMC_BAD_S1_Promo_Character_MK

La pena es que a pesar de una excelente puesta y producción, el guión es un entrecruce de intereses que ya no solo hemos visto, sino que cae por momentos en un culebrón de telenovela. Seamos sinceros, eso hoy poco importa cuando somos testigos de las luchas físicas que desarrolla ese magistral Daniel Wu, quien además carga con el peso del protagonismo de la historia. Sunny es uno de los mejores guerreros del Barón Quinn, un hipster con acento sureño interpretado por Marton Csokas, que tiene lo suyo. Este Clipper, como son llamados, es enviado a investigar la desaparición de un cargamento de esclavos y es cuando conoce al joven M.K con el rostro de Aramis Knight. Este niño lleva con él varios secretos, obviamente, que tocará de cerca a varios de los residentes del fuerte gobernado por el Barón.

Into-The-Badlands-Season-1-Premiere-Lydia-and-Quinn

Uno de ellos es la esposa principal de este, Lydia, caracterizada por Orla Brady, que a su vez tiene otros dolores de cabeza, como la nueva esposa de Quinn, uno de esos mormones suponemos. El bravo y huérfano guerrero tiene su alter ego en el hijo de este señor, Ryder, quien lucha por el lugar de confianza que el otro ya posee. Un joven que siempre parece molesto, interpretado por Oliver Stark (sin parentescos). No olvidemos que esta pequeña nación se sustenta con el cultivo de la amapola, de la que se extrae el opio. Y dicho sea de paso, La Viuda (The Widow), Emily Beecham, posee el aceite necesario para el proceso de destilación. La misma mujer busca hallar al joven M.K., por el que paga una fortuna. Complejo pero entretenido.

Screen-Shot-2015-07-14-at-3.04.39-PM-672x372

En fin, para ir poniéndole un cierre a este primer acercamiento, podemos decir que es una serie a la que le tienen fe. Con una excelente producción de arte en manos de Raymond Pumilia, con un sobrio diseño de vestuario que amalgama el occidente del siglo XIX con la china de los mismos años. Christine Bieselin Clark y Nadine Haders son quienes le ha puesto un sello bastante personal sin excederse.

AMC_ITB_S1_Inside_Characters_TheBarons

Si hay algo que si podemos tener en cuenta es la armoniosa coreografía que despliegan en cada enfrentamiento, clara, contundente y con huesos partiéndose sin estridencias. Ya hemos visto algunas de ellas en este inicio y es una pena que una en particular recuerde demasiado a otras. Pero no diremos más.

David Dobkin, el director, tiene las posibilidades de crear un interesante Game of Thrones de AMC y esperamos no lo arruine el maldito rating.

Bienvenidos a las tierras baldías de este sur soleado.

Anuncios