Bestia Bebé – Jungla de metal 2: Canciones como viñetas

La fiesta en el barrio no termina nunca si Bestia Bebé sigue editando discos llenos de canciones que son hits.

Por: @Pocodemucho

Oriundos de La Plata y parte del sello discográfico Laptra (hogar de otras bandas a tener en cuenta, como los consagrados El mató a un policía motorizado; o Las Ligas Menores; o 107 Faunos; o Los Subterráneos; o Go-Neko!; o Los reyes del falsete; o Atrás hay truenos). Formados por Tom Quintas en guitarra y voz; Topo Topino en la otra guitarra; Chicho Guisolfi en bajo y Polaco Ocorso en la batería. Son una banda indie-pop-rock. Esas etiquetas que nada nos dicen pero nos ponen un poco más cerca de definir la música de Bestia Bebé. Un torbellino de guitarras y estribillos. Un montón de buenas canciones para que suenen en todas las radios. En un mundo ideal lo harían en todo momento.

Bestia Bebé

Venían de editar el genial disco autotitulado en 2013. Otro disco al que deberías prestarle atención. Si ya lo escuchaste volvé a hacerlo; y si la respuesta es no corré a buscarlo. Pero este Jungla de Metal 2 se sostiene por sí mismo. Va derecho a lo mejor del año.

Comienza con Antártida Argentina diciéndonos que si a vos te va bien no importa si a mí no; porque las cosas vienen y van. Son estas canciones pequeños momentos donde todo puede ocurrir. Fragmentos de urbanidad, amistad infinita, un poco de fútbol, perros y ruidos en las calles, silencios y atardeceres. Viñetas donde el momento que pasa ahora es lo que importa. Porque siempre vamos a ser jóvenes y viejos y dios está de nuestro lado hoy.

Bestia Bebé

Musicalmente hay mucho de los fundamentales Pixies (Frank Black sonríe con cada estribillo cantado a viva voz); pero también hay mucho de Television. Las guitarras que se cruzan y se vuelven a cruzar como los rayos de los Cazafantasmas. Las guitarras que llevan adelante cada verso y cada quiebre. Las guitarras que nos llevan lugares nuevos donde ver las estrellas.

Entonces estamos ante un excelente disco. Un disco editado en Argentina pero con una mirada puesta en el horizonte. Dales una chance a estos muchachos, yo los quiero mucho.

Anuncios