Kryptonita: Los Siete Magníficos

Finalmente se estrenó la adaptación fílmica de la gran novela del escritor Leonardo Oyola y en esta nota analizamos sus pros y contras.

Por @diegui83

¿Qué pasaría si el Hombre de Acero, Superman, cayera en el conurbano bonaerense en vez de ese pueblo ficticio de Estados Unidos llamado Smallville? Esa es la pregunta que se hizo Leonardo Oyola y en 2011 plasmó en su best-seller Kryptonita. El mundillo que conocía la obra necesitaba que estos héroes anónimos tuvieran voz y rostros en la pantalla grande, por eso quien mejor que el director Nicanor Loreti, un tipo que sabe de cine de género no solo por su pasión (que lo llevó a trabajar en la revista La Cosa) sino por sus filmes Diablo (2011) y las dos entregas de Socios Por Accidente.

Una noche como cualquiera en el tristemente célebre Hospital Paroissien de Isidro casanova, un médico de guardia es partícipe de la toma de rehenes de la banda de Nafta Súper (Juan Palomino), un grupo de criminales que se dice que hacen las cosas bien pero por izquierda. El Faisán (Nicolás Vasquez), una especie de Green Lantern pasado de droga; Ráfaga (Diego Cremonesi), un Flash autóctono que debe tomar las riendas del grupo en pos de su jefe herido; Juan Raro (Carca) y La Cuñataí Güirá (Sofia Palomino) serían las versiones del Detective Marciano y Hawkgirl respectivamente. Una Wonder Woman travesti llamada Lady Di (Lautaro Delgado) y un Señor de la Noche interpretado por Pablo Rago completan este singular grupo de héroes que en realidad no lo son. Porque en este elseworld cada personalidad superheroica se basa en la realidad y las vivencias que cada uno supo tener en este mundo en el que les tocó vivir. Un mundo que no tiene miramientos al aprovecharse de la gente, de los pibes pobres en pos de una globalización que los deja en la marginalidad y los usa como carne de cañon. Básicamente la historia es como el Doctor (Diego Velázquez) tiene que luchar para mantener con vida a Nafta Súper (o Pinino) hasta el amanecer cuando, dicen sus compañeros, revivirá milagrosamente.

Capusotto (Corona), Cremonesi (Ráfaga) y El federico (Pablo Rago) en una de las mejores escenas del film

El film traslada fielmente la obra de Oyola, palabra por palabra y esto en vez de restarle, le suma considerablemente: se le cree el personaje a cada uno de los que lo interpretan, sorprendiendo en mayor medida un Pablo Rago que compone a un Batman argento perfecto. La aparición de Diego Capusotto como Corona, ese negociador de la policía local con aires de Joker es otro punto fuerte. Si bien su aparición es breve (no tanto ni tan poco como se pretende decir en algunos lugares) su interpretación es magistral.

Tener una única locación en el desarrollo de la acción es ya sublime en la historia original y nos retrotrae a ese clásico de John Carpenter, Assault on Precint 13 (1976) y es por esto que quizás se haya elegido una banda de sonido que evoca los sintetizadores característicos de la obra del director estadounidense. Otro gran acierto de Loreti.

Dónde falla el film es en la rapidez con la que se suceden los hechos, dejándonos a medio camino de llegar a emocionarnos cuando las historias sobre Nafta Súper se comienzan a contar. Se corta el clima y se nota que Loreti tuvo poco tiempo para filmar (4 semanas en total), aún así la película parece hecha con un presupuesto digno de los grandes blockbuster hollywoodenses: la fotografía y la iluminación dentro del recinto es impecable, así también como sus efectos visuales, que conforman los flashback, dignos del legado de Sin City de Robert Rodriguez.

Comparar el film con la historia en la que se basa es caer en un simplismo que no tiene sentido, ya que la obra original de Oyola forma parte de la literatura y se compone de un misticismo que muchas veces y en otros casos más famosos no se llega a traspolar, por esto, el producto de Nicanor Loreti tiene más aciertos que fallas y sin dudas es una obra bisagra en el cine nacional que, esperemos, sea el punto de partida para que nuestro cine de género sea cada vez más notorio a nivel internacional.

Si les interesa conocer un poco más de la novela original hagan click AQUÍ para leer nuestra entrevista exclusiva con Leonardo Oyola.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios