Spy: Bond es mujer

En el año donde James Bond decepcionó y Kingsman nos dio esperanzas, la mejor película de espías la protagoniza la diosa Melissa McCarthy.

Por: @Pocodemucho

El cine de espionaje siempre nos da sorpresas y decepciones. Pero este año que termina nos trajo una variada oferta de agentes secretos y sus aventuras. Y la mejor de estas sorpresas es la unión del director Paul Feig (Bridesmaids, The Heat) con Melissa McCarthy (Mike & Molly) para otra producción sobresaliente. Spy es la mejor película de agentes secretos del año.

Spy 2015Desde el comienzo con el agente Bradley Fine (Jude Law) homenajeando a James Bond con sus acciones elegantes, cancheras y estilizadas para detener al malvado de turno, ya estamos ante algo nuevo. Una grandiosa recreación de un modelo ya viejo, con muchos toques de humor y una saludable falta de respeto a ciertas tradiciones. Susan Cooper (McCarthy) es la mujer detrás de Fine, la nerd de las computadoras eternamente enamorada del hombre equivocado. Es una oficinista de la CIA, pero sabemos que su potencial es mucho más de lo que aparenta.

La escena de los créditos iniciales es también brillante. Porque una buena película de espías necesita una canción sensual y atrapante; y a una tradición es bueno a veces respetarla.

SpyPor una de esas casualidades (y lo decimos así para no revelar mucho de la trama) Susan deberá convertirse en agente de campo. Las escenas con su jefe Elaine Crocker, interpretada por la genial Allison Janney, son una delicia para los amantes de la comedia inteligente. Pero a todo esto se suma el agente Rick Ford, encarnado por uno de los mejores actores de su generación, Jason Statham. Lo que hace Statham en esta película es brillante, parodiando a todos los clichés del género de forma exquisita. La exageración del estereotipo de hombre duro y fuerte es uno de los puntos altos de esta fabulosa película. Porque no hay nada peor que un hombre que se cree superior a todos. Y en este caso Ford siempre falla de forma hilarante, aunque sus intenciones sean buenas.

Spy 2015Pero el corazón de la película es Melissa McCarthy. Todos sus recursos para la comedia son desplegados aquí, aunque se revela como una buena peleadora cuerpo a cuerpo. La escena de lucha en la cocina con todos los elementos de la misma usados, cuchillos, ollas, frutas, verduras y sartenes es brillante. Y es solo una parte del todo.

La villana Rayna Boyanov, encarnada por la siempre rendidora Rose Byrne es muy buena también. Porque entre las idas y vueltas propiciadas por su estupidez y su falta de moral, nos llevan a un final a puras explosiones y vueltas de tuerca. Ni hablar de las escenas en el avión privado, repletas de momentos incómodamente graciosos. Es una buena villana porque no se toma en serio a sí misma. Siempre fue algo ridícula la idea de dominar al mundo. ¿Para qué lo querrías hacer?

3040872-poster-p-1-spy-movie-paul-feigNos quedan por nombrar algunos buenos personajes secundarios como la torpe Nancy (Miranda Hart) o el agente también secreto e italiano al extremo Aldo (Peter Serafinowicz), cada uno con momentos de humor preciso y bien contado. Y las escenas de persecuciones en autos, motos y helicópteros a través de distintas calles y cielos del mundo. O la amenaza nuclear parodiada con fina ironía. O los diálogos picantes y los retruques certeros y cínicos. O las múltiples identidades que tendrá Susan, cada una más patética que la anterior.

Todo esto nos lleva a decir que Spy es una de las mejores películas del año. Sin dudas las mujeres son poderosas cuando salen de los estereotipos y se animan a jugar.

El tráiler no hace justicia a la película, pero te lo dejamos como para que tengas un adelanto y decidas ver esta maravillosa película de acción y risas.

Anuncios