The Ridiculous Six: Adam Sandler cabalga en Netflix

Hoy es el día en que Adam Sandler estrena su primer film exclusivo para la plataforma digital de televisión y en esta nota hacemos un repaso de la misma.

Por @diegui83

Hace unos meses la compañía de contenidos audiovisuales digitales Netflix  acordaba un contrato con Adam Sandler para que realizara cuatro películas con ellos. Este acuerdo viene a colación que según encuestas realizadas por usuarios de la plataforma dicen que las películas del famoso comediante son las más vistas en dicho medio. Pues bien, hoy se estrenó la primera de ellas, The Ridiculous Six, una comedia de western que sigue la historia de Cuchillo Blanco (Sandler), un blanco criado por indios que inesperadamente recibe a visita de su padre biológico (Nick Nolte) un forajido que, antes de morir, quiere dejarle una fortuna enterrada como herencia. Cuando su malogrado padre es secuestrado por su antigua banda, liderada por Cícero (Danny Trejo), Cuchillo Blanco emprenderá una aventura por conseguir los 50.000 dólares que necesita de rescate mientras, también “inesperadamente”, va encontrándose con distintos personajes que resultan ser sus hermanos por parte de padre y para conocerlo y rescatarlo, lo ayudarán a robar el dinero (pero solo dinero mal habido, eh). Rob Schneider es Ramón, un mexicano que tiene como mascota un burro con diarrea (¿?); Jorge Garcia (el gordito de Lost) es Herm, un montañés solitario que no sabe hablar; Taylor Lautner es Pequeño Pete, un chico bastante “especial” por así decirlo; Terry Crews es Chico, un grandote que toca el piano con su… miembro; y Luke Wilson es Danny, un pistolero que tiene un terrible secreto que carcome su conciencia. Así, esta banda de inadaptados, liderada por Cuchillo saldrán a la caza de los secuestradores de su padre, no sin antes también ganarse su propia forzada reputación como bandoleros.

Adam Sandler es Cuchillo Blanco, un medio indio-medio blanco que busca venganza

El film recorre los tópicos usuales del género mamando mucho del Western Europeo como Navajo Joe o They Call Me Trinity, claro que la obvia referencia en el título es para ese magnifico western protagonizado por Yul Briner: Los 7 Magníficos (The Magnificent Seven, 1960). Aunque las referencias no se quedan ahí solamente. Desde los títulos nos anuncian con un subtitulo que podemos ver el film “Ahora en 4K”, formato de más calidad en el que la plataforma digital se puede ver y que evoca a esos gloriosos “Ahora en Technicolor”.

1280x720-tut

El elegido para dirigir a Sandler y sus amigos es un buen conocido: Frank Coraci, quien ya ha trabajado con el comediante en Luna de Miel en Familia (Blended, 2014) y también con otro amigo de Sandler, Kevin James en dos oportunidades, o sea, un conocedor en materia de comedias. Aún así falla en querer hacer parecer a Adam Sandler en un émulo de Clint Eastwood (o también de David Carradine en la serie Kung-Fu, ya que su outfit es muy similar) cuando no lo es. El guión no lo hace lucir en su mejor terreno y es algo triste dado que es el protagonista. El que más se destaca (sorprendentemente) es Taylor Lautner en el papel de ese chico bonachón, medio ignorante, medio idiota que nunca sabe para dónde va. Los cameos que van desde Harvey Keitel, pasando por Steve Bucsemi, John Torturro hasta Vanilla Ice no queda claro si fueron favores hacia el actor cómico o qué fue, pero lo que queda claro es que acá pasan solo como una nota de color. Las locaciones y la fotografía junto con la banda de sonido que emula los clásicos del oeste son lo mejor que se puede rescatar de un film que para ser de dos horas de duración se podría haber resumido en menos tiempo. Sus chistes, sean escatológicos o no, ya no surten efecto y es lamentable que Adam Sandler comenzara así su convenio con Netflix. Aunque todavía queda tela por cortar, veremos con qué nos sorprende (si es que lo hace) la próxima vez.

Anuncios