Las 5 mejores miniseries de 2015

Mientras las grandes series se disputan para entrar en ese tan preciado ranking de lo mejor del año, un mundo paralelo de miniseries se destaca por sí solo.

Por @tatimonavalle

El 2015 nos dejó con varias novedades en materia de miniseries. Y para alegría de los amantes de este formato, hubo grandes y maravillosas historias. Aquí las cinco mejores.

5. Wolf Hall

wolf-hall-s1-recap-essentials-1920x1080

Adaptando las dos novelas histórica del mismo título de Hilary Mantel, narra el ascenso de Thomas Cromwell en la corte británica. Siendo un hombre de múltiples talentos, Cromwell se las arregló para reconquistar el favor del rey justo después de haber caído en desgracia. Con una trama principal sobre los manejos de Enrique VIII para obtener el divorcio de la reina Catalina de Aragón y así poder casarse con su nueva amante Ana Bolena, esta miniserie de la BBC cuenta con la clásica regla shakesperiana de tragedia humana y dilema moral. Además de grandes interpretaciones y de una ambientación prácticamente inmaculada, se destaca por la destreza de sus guionistas y por sus diálogos repletos de elegancia. Wolf Hall es, sin lugar a dudas, una miniserie obligada para los amantes de las historias de época inglesas.

4. Show me a hero

show-me-a-hero

Creada por David Simon y Willizam F. Zorzi para HBO, la historia basada en hechos reales sigue a Nick Wasicsko, el alcalde más joven de Estados Unidos. Racismo, problemas familiares, luchas políticas y un sin fin de conflictos sociales son algunas de las tramas que convergen a lo largo de seis maravillosos capítulos. El gran destacado es Oscar Isaac como protagonista, quien gracias a un excelente guión puede lucirse desde el primer minuto. Una miniserie que se disfruta tanto a nivel estético como narrativo. Una miniserie que traspasa la pantalla haciendo vigentes las problemáticas sociales que se daban por terminadas. Una miniserie que vale la pena ver. Eso es Show me a hero.

3. Inside No.9 – Segunda temporada

Reece Shearsmith y Steve Pemberton escriben y protagonizan esta miniserie que mezcla drama y comedia con la intervención de estupendos giros narrativos. Con historias auto-conclusivas, los capítulos aparentemente inconexos sólo tienen en común el número 9, ya sea una casa, una mansión o un teatro. Personajes, tramas y finales diferentes vuelven a la BBC con una segunda temporada que trae de regreso todo ese humor negro que ya nos tienen acostumbrados estos dos grandes artistas. Recopilando historias populares, leyendas urbanas, cuentos para no dormir y juegos que pasan de generación en generación, cada episodio es una sorpresa, pues cada uno muestra un nivel de ingenio pocas veces visto en TV. Inside No.9 puede llevarte desde la risa hasta el llanto pasando por el miedo y la confusión. Y es eso lo que la hace tan perfecta.

2. The Jinx

the-jinx

Andrew Jarecki, director de esta serie-documental para HBO, nos introduce en el mundo de Robert Durst, miembro de una poderosa y acaudalada familia de Nueva York que es sospechoso de la desaparición (y posible asesinato) de su primera mujer en 1982, de la muerte de su amiga Susan Berman en 2000 y juzgado (y absuelto) del asesinato y descuartizamiento de su vecino en 2003. Sí, así de increíble. Y es mediante la reconstrucción de todos estos hechos, como así también de su vida personal, que conocemos a este ¿personaje? que se muestra sumamente inteligente, excéntrico, poderoso, algo raro pero, sobre todo, peligroso. La narración se complementa con videos y entrevistas a policías, abogados a cargo y familiares que nos ayudan a comprender porqué Durst hace las cosas que hace. Pero es cuando Jarecki se involucra tanto en su proyecto que la serie termina dando un paso verdaderamente importante para la resolución de, al menos, uno de los casos. The Jinx es, así, una de las revelaciones del año.

1. Jonathan Strange & Mr. Norrell

fa18cc_jonathan-strange

Basada en la exitosa novela de Susanna Clarke, cuenta una historia alternativa de Inglaterra en donde la magia es la protagonista. Ambientada en la época de las Guerras Napoleónicas y enmarcada en los albores de la era industrial, la miniserie explica cómo la magia existía sólo como un tema de debate académico entre los autodenominados ‘caballeros magos’. Uno de ellos es Mr. Norrell quien, junto a su aprendiz Jonathan Strange, tratará de restaurar el místico arte. Se trata de un drama de época hermosamente ejecutado. La ambientación, el vestuario y los escenarios son acompañados por un excelsa fotografía. Impulsadas por un conjunto de fascinantes efectos especiales, todas las escenas logran ser sofisticadas pero poderosas. Las magníficas actuaciones y los inteligentes diálogos hacen que te sientas parte de este mágico y maravilloso universo que combina fantasía e historia clásica. Porque es inglesa. Porque es de la BBC. Porque su tratamiento nos dejó hipnotizados. Jonathan Strange & Mr. Norrell es la mejor miniserie del año.

Anuncios