Sherlock – The Abominable Bride: Preludio para un sueño gótico

Un capítulo especial que sirve como puente entre temporadas es la excusa perfecta para volver a ver a Benedict Cumberbatch y Martin Freeman en acción.

Por: @Pocodemucho

sherlock-11-26-14

Sherlock es la reversión moderna de las inmortales historias del detective de Sir Arthur Conan Doyle. Benedict es el perfecto Holmes, con un halo de soberbia basada en su extraordinaria inteligencia y una capacidad deductiva superior. Aún así es adorable, todo mérito de Cumberbatch. Su actuación es precisa, medida, llena de matices y delicias. Por supuesto que la dirección y los guiones de los creadores Mark Gatiss y Steven Moffat son parte esencial del todo, pero se sacaron la lotería cuando eligieron a Cumberbatch como su protagonista.

El dúo se completa con el Doctor John Watson interpretado por el fantástico Martin Freeman. Su Doctor es inteligente más allá de lo que parece, sutil y realista, el que puede ver lo que está fuera del alcance del detective (casi todo lo que tenga que ver con las emociones y lo que nos hace humanos). Y el único capaz de tolerar el frenético Sherlock y sus muchas excentricidades. Juntos forman la mejor pareja y la mejor versión que se haya hecho de Sherlock Holmes.

sherlock-2015--644x362

Sus aventuras llegaron en tres temporadas llenas de capítulos fascinantes, con giros, más giros y vueltas; con hallazgos visuales y nuevos métodos para contar una historia; con villanos memorables y personajes secundarios recurrentes también brillantes; con guiones precisos y hermosos, llenos de ideas y fieles al material en que se basan. Casi un exceso de información en cada hora y media que duran cada uno de los nueve capítulos disponibles, pero funcionan. Y un final de tercera temporada con un cliffhanger imposible. Así llegamos a este especial.

sherlock-specialfinal885435Comenzando con un breve repaso de lo acontecido hasta la fecha, llegamos (volvemos) al siglo XIX. Una paradoja que la actualización del mito recurra a una vuelta a las raíces. Watson y Sherlock se conocen en una secuencia igual a la de la época actual, solo que en otro tiempo. Desde aquí comienza un frenesí gótico que nos llevará a el intento de resolver el misterio de La Novia Abominable. En este tiempo el buen Doctor Watson publica sus aventuras en un diario en vez de en su blog de internet. Uno de los muchos detalles que componen este nuevo capítulo. Deberás verlo varias veces para encontrar todo lo que se halla escondido a plena vista.

Sherlock-The-Abominable-Bride-Emelia-RicolettiLo sobrenatural de la amenaza y su resolución mundana; las mujeres como parte esencial de la trama; las versiones del siglo XIX de personajes que adoramos volver a ver: Mycroft Holmes interpretado por el mismo Mark Gatiss, el hermano mayor en todo; el inspector Lestrade encarnado por Rupert Graves; la mujer de John, Mary interpretada por Amanda Abbington. Todos con pequeños momentos. Y el regreso del fascinante-loquísimo-encantador Moriarty de Andrew Scott. No te revelaremos cómo ni porqué vuelve, pero es un placer asistir a una nueva confrontación de los dos viejos oponentes. El momento de la pelea en las cataratas es para guardar entre lo mejor de este año (sí, aunque estemos en enero. Es así de genial).

Este regreso de Moriarty es parte de un giro en la trama que nos lleva a lugares inesperados y actuales. Todo parte de un plan para terminar de resolver los misterios que quedan pendientes. Es sólo un adelanto, con todo lo bueno y todo lo malo que esto conlleva.

Aún así recomendamos ver este capítulo especial. Y de paso toda la serie. Porque la cuarta temporada está planeada para un lejano 2017. Y la ansiedad nos llevará a ver una y otra vez la extraña relación entre un detective infalible y arrogante con un médico bien plantado en la tierra; resolviendo crímenes rarísimos; dejando nuestras mandíbulas en el piso con cada resolución de misterios casi imposibles.

Larga vida a Sherlock. Larga vida a Benedict Cumberbatch. Larga vida a Martin Freeman.

Anuncios