The Magicians: Magia de adolescentes para adultos

Vimos el primer y segundo capitulo de la serie basada en los libros, hasta ahora trilogía, de Lev Grossman y tiene lo suyo.

Por @mauvais1

The Magicians PosterTítulo original: The Magicians (TV Series)

Año: 2015

País: Estados Unidos

Director: James L. Conway, Scott Smith, Mike Cahill, Guy Norman Bee, Joshua Butler, Bill Eagles, Jan Eliasberg, John Scott

Guión: Sera Gamble, John McNamara (Novela: Lev Grossman)

Música: Will Bates

Fotografía: Vanja Cernjul

Reparto: Jason Ralph, Arjun Gupta, Stella Maeve, Olivia Taylor Dudley, Hale Appleman,Summer Bishil, Jade Tailor, Charles Mesure

Productora: Groundswell Productions / NBC Universal Television / Universal Cable Productions

Para quienes conocen la trilogía, puede que haya mucho que se perdió en el paso del papel a la pantalla, pero para aquellos que recién se inician puede ser una interesante historia, aunque no la mejor.

Pero vayamos por parte; la primera novela publicada en 2009 tuvo en la critica una afortunada bienvenida, al igual que en los lectores de este tipo de literatura. El gancho entonces fue el refrescante y bastante cool and pop en que se acercaba el autor al mundo mágico que ya muchos reconocemos, ante tanto escrito hecho, con tan solo verlo. Pues aunque intentemos no hacer comparaciones es inevitable relacionarlo con el mago ficticio más famoso de los últimos 15 años. Cuando Harry Potter contaba el paso de la adultez de un trío de niños dibujado en un complejo y variopinto mundo mágico, con cada libro de aquella saga el lector profundizaba en la complejidad de las relaciones humanas, con sus errores y sus logros, siendo llevado de las narices hacia la asquerosa mortalidad del adulto con fuegos y apariciones. Pues bien, Grossman optó por hacerlo asquerosamente mortal desde el comienzo.

1408_SBR_MAGICIAN_COVER.jpg.CROP.original-original

Todos ellos, comenzando por Quentin Coldwater con su depresión y su constante búsqueda de un fin en la vida, son criaturas rotas con pasados cargados y oscuros que no dejan por supuesto de ser contados con un humor que de negro a veces pasa por incorrecto. Así es este mundo que nos presenta el autor: humano, sucio e individualista. Vamos, una realidad que todos vivimos y soportamos y que la magia, en este caso, no hace gran diferencia.

Quentin Coldwater es un estudiante de secundaria de Brooklyn quien, con sus mejores amigos, James y Julia, se encuentran en una escuela superior. A Quentin le gustan las historias de fantasía y por ello su saga de libros favorita es “Fillory and Further”, que cuenta la historia de un grupo de niños que descubre una tierra mágica llamada Fillory. Un día, cuando va a ser entrevistado para acceder a la universidad de Princeton, accidentalmente es examinado para ingresar a Brakebills, una universidad que se especializa en magia. Julia, en cambio, es rechazada de Brakebills y busca otro camino para encontrar la magia.

La serie producida por Groundswell Productions, NBC Universal Television y Universal Cable Productions y trasmitida por el canal SyFy tiene ese acercamiento y ha sabido en gran medida trasladarlo a la pantalla.  Los diálogos que a veces pueden parecer un tanto cáusticos son mérito de Sera Gamble y John McNamara, con colaboración del mismísimo autor entre otros. Y lo interesante yace en eso, pues los personajes son bastante bien construidos, aunque irrite un poco ese perdedor que no es más que un friki con depresión, son sus palabras no nuestras, de Quentin (Jason Ralph). A cargo de la nerd del grupo Alice, está Olivia Taylor Dudley (The Vatican Tapes – 2015) que también tiene lo suyo, puesto que no es una estudiante solo por amor al arte mágico, sino que detrás de su callada figura hay una triste niña en busca de seres amados perdidos. 

Magicians_hero_101A (1)

El cast lo completan en gran medida, Arjun Gupta como el seco y peleador Penny, Stella Maeve como la inseparable y eterna amiga del protagonista, Julia que tiene su propia aventura en el mundo fantástico desde un lugar más oscuro e interesante, Hale Appleman es el flemático y poco serio Elliot, Summer Bishil como Margo, Jade Tailor y Rick Worthy como el decano de la prestigiosa Brakebills College for Magical Pedagogy, entre otros.

Decíamos que lo bueno viene en los guiones porque la producción, más allá de la dedicada a una serie de Tv, es bastante convencional y hasta un tanto sosa, puesto que no crean un mundo paralelo que se diferencie del real, por llamarle de alguna manera, aunque visto en cierto sentido tiene su impronta, porque la magia convive con lo cotidiano de manera cotidiana, vamos que todo sucede bajo el mismo sol. El campus de la universidad no posee la riqueza del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, no hay cuadros parlantes y los hechizos no son simplemente un compendio de palabras en un latín mentido. Aquí la hechicería es compleja, ilimitada en gestos y momentos y lo más interesante de todo es mortal, porque a ella llegan por medio del dolor, de la perdida, del abandono.

No es la mejor serie de fantasía, ¿cuál lo es? Pero es interesante el acercamiento de esta a través de un lenguaje adulto con conflictos de jóvenes que tienen que aprender a convivir con lo que son, con lo que se espera de ellos. Y aunque no hay héroes y se agradece y el protagonista es de mediocre tirando a bajo, es la búsqueda del elegido lo que nos cuenta esta nueva propuesta de SyFy, y ese puede ser cualquiera.

Pasen y vean, será un viaje tranquilo pero no por eso menos interesante.

Anuncios