Reseña: Wolfmother – Victorious

La psicodelia y el Hard Rock vuelven de la mano de Andrew Stockdale. Y nunca se sabe que puede salir de la cabeza de este muchacho.

Por @skepticalcity

Wolfmother es una banda australiana de Hard Rock cuya denominación de “banda” puede ponerse en debate, dado que en realidad desde hace años viene manteniendo una variedad de formaciones girando en torno a su figura líder y compositor principal, Andrew Stockdale. Bien la banda podría llamarse “Stockdale y sus amigos” o “Stockdale y un grupo de músicos que son la herramienta interpretativa para que desarrolle su música”, pero, por las complicaciones de siglas que esto implica, simplemente son “Wolfmother”.

Se han dado a conocer en parte por aportar canciones a diversas versiones de Guitar Hero, videojuegos de carreras como FlatOut y Need For Speed (música adrenalinica, le dicen), y contribuciones a bandas de sonido de películas, tal es el caso de (500) Days of Summer o Spiderman 3.

Su música se caracteriza por traernos pedazos de rock clásico y psicodélico de los 70’ a nuestros días, pulidos y aggiornados a la música moderna. Esta combinación se mantiene en un equilibrio muy frágil que muchas veces puede terminar a mitad de camino. Dicha mezcla solo puede estar en manos de alguien que tenga los recursos técnicos y creativos para traer un material nuevo con aroma a clásico. Y las condiciones, sin lugar a dudas, las tiene Stockdale (¿y sus amigos?). Veremos si esta vez le sale.

a68ff2a282a6081858bfcc69c2295d90-671x377

Su voz siempre ha sido una confluencia perfecta entre Ozzy Osbourne y Robert Plant con tendencia al grito agudizado, pues bien, en este disco la parte Plant se ha quedado en un cajón. Es sorprendente como en temas como The Love That You Give”, The Simple Life” o Gypsy Caravan” uno no puede dejar de imaginar al príncipe de las tinieblas con veinte años de nuevo.

Los riffs potensosos y cargados de arreglos, a veces hasta con cierta sensación a épica que han marcado discos anteriores (mayormente los primeros dos) acá se miden con cuentagotas (“The Love That You Give”, Victorious”), dando lugar a una melodía más homogénea y rítmicamente algo más suave, aunque no por eso peor. Es acá donde juega el gusto de cada uno y en que parte del extenso gris que tiene el Hard Rock uno se para. El ejemplo más claro de esto es “Best Of A Bad Situation” cuyo ritmo cómodo y palmeable (dícese del acto de seguir un ritmo con palmas) sumado a una serie de coros que le sientan realmente muy bien, marcan la pauta de hacia dónde apunta el estilo del disco en general. Por cierto, los coros son una constante en muchas canciones y si bien no soy un devoto admirador debo reconocer que aportan y no restan.

Es una pena, sin embargo, que la participación de la guitarra no pase mucho mas allá de la base rítmica y los arreglos de fondo. Incluso la percusión es la verdadera protagonista en más de un fragmento. En otras palabras, se extrañan los solos grandilocuentes que Wolfmother decidía mechar en estos tiempos donde parecen ser cada vez menos frecuentes en el género.

El punto alto del álbum, esta donde debe estar: la mitad del disco. “The Simple Life” de simple no tiene nada y es acá donde se puede ver la versatilidad compositiva de este australiano enrulado. La canción muta varias veces en sus cortos 3:12, con interludio de guitarra incluido y un estribillo pegadizo y resonante.

De algún modo, si los discos de Wolfmother venían siendo rock psidodelico con pinceladas de rock moderno, este es un disco de rock moderno con pinceladas de psicodélico. Es como si Stockdale hubiese dicho: “Esta bien, voy a hacer un disco bajo los estándares actuales del rock, pero no me quiero correr mucho de lo que soy” y eso, en algunos pasajes, cae en el mencionado problema de estar a mitad de camino de todo. Tal vez un fanático recalcitrante del género y de la banda en particular podría sentirse un poco decepcionado por la dirección que parece llevar, y por otra parte, un oído orientado a guitarras mas limpias quizás no le termine de cerrar tampoco. Ahora bien, si te gusta el gris (?), y tu paleta musical admite y tolera esos vaivenes en apariencia opuestos, entonces vas a encontrar unos 35 minutos agradables que valen la pena.

Fecha de publicación: 19 de febrero de 2016
Artista: Wolfmother
Discográfica: Universal Music
Genero: Hard Rock, Rock Alternativo.
Duración: 35:20

Anuncios