House of Cards: 4 momentos memorables de Frank Underwood

Desde 2013 asistimos a Frank Underwood (Kevin Spacey) en su incansable carrera hacia la Presidencia de los Estados Unidos. Veamos algo que nos dejó este maquiavélico personaje.

Por @diegui83

Claire (Robin Wright) y Frank Underwood (Kevin Spacey), muy parecidos a los políticos de nuestro país…

En 2013 Netflix nos metió de lleno en el mundo de la política de la mano del inefable Frank Underwood (Kevin Spacey), un político que, al sentirse traicionado por el hombre al que ayudó a llegar a la Presidencia de los Estados Unidos, decide tomar venganza creando su propio entorno y así llegar a “derrocar” al nuevo mandatario para erigirse él mismo como el máximo líder del mundo libre.

Los métodos de Frank son, como poco, detestables, pero en ese juego que suele hacer rompiendo la Cuarta Pared, mirándonos y haciéndonos cómplices de sus fechorías, un poco lo queremos. Porque todos somos un poco FU. Y a pocas horas del estreno de la cuarta temporada vía streaming, nos proponemos algo muy difícil: dedicar cuatro momentos cruciales en la vida de Frank y su esposa, Claire (Robin Wright) en su ascenso hacia la Casa Blanca

ATENCIÓN SPOILERS

(Si no estas al día con la serie este artículo puede contener spoilers, así que leelo bajo tu responsabilidad)

Hablame y llamame…

Una de las características de la serie es hacernos parte de la historia, desde el punto de vista de Frank Underwood, rompiendo la famosa Cuarta Pared y dejándonos monólogos increíbles. A veces nos habla amablemente y nos enseña, y a veces se enoja con nosotros. Nuestra relación es de un hermoso Amor-Odio:

Para llegar arriba hay que ensuciarse las manos

Zoe Barnes (Kate Mara) no sabe donde se metió al confiar en un político con ambiciones sin límites como Frank

Como dijimos, Frank es un ser deleznable. Ahora a eso sumale que es un asesino. En el afán de que no queden cabos sueltos que puedan descubrir sus chanchullos, este personaje nefasto pero adorable no duda en mancharse las manos de sangre con tal de que no le llegue ningún carpetazo:

I am The One Who Knocks

Hay miradas que matan (literalmente)

La segunda temporada de la serie (quizás la mejor hasta ahora) nos dejó con una escena memorable: Frank Underwood luego del largo camino Shakespeariano que emprendió hacia el poder, finalmente llega al Salón Oval de La Casa Blanca. MIEDO:

Te dejo, Frank…

Esposa. Confidente. Amante. Amiga. Claire Underwood era la mujer perfecta para Frank y sus cometidos. Desde el principio los vimos decididos a cumplir sus metas. Pero claro, en el trascurso Claire perdió mucho, siendo lo más importante la oportunidad de ser madre. Aún así ella estaba firme junto a su marido. Hasta que que se canso, obviamente y el final de la tercera temporada no nos dejó tan impactados por su decisión. Crónica de un final anunciado:

LA YAPA: Frankie va a la iglesia…

¿Qué es un político sin la ayuda de la Iglesia Católica? Frank es un tradicionalista, aferrado a la religión…perdón, en realidad Frank Underwood es el mismísimo Satanás y en esta escena de la 3ra temporada lo demuestra en una muestra más de la talla que tiene Kevin Spacey como actor. Humille, Maestro:

 

Anuncios