Tres escenas reveladoras para entender al monstruo que somos

Penny Dreadful, creada y escrita por John Logan, producida por Sam Mendes y emitida originalmente en Showtime, se estrenó en 2014, contando con dos temporadas hasta ahora. Una ficción que recrea en un Londres victoriano, finales del siglo XIX, las andanzas de Vanessa Ives y Sir Malcom Murray en busca de la desaparecida hija de este.

Por @mauvais1

La búsqueda de Mina fue solo el comienzo de una larga epopeya de este grupo de criaturas trazaron a lo largo de estas temporadas, pudimos así internarnos en sus vidas y sus anhelos. Cada uno de ellos como un circulo de un pequeño infierno Londinense desgarraron sus historias en busca de redención, de amor, de venganza y superación. Nada más lejos de lograrlo se hunden en el oprobio, la soledad y la muerte, la muerte con el rostro de una doncella.

PennyDreadful_108_1469.rLo interesante de la trama es que los personajes son las criaturas; allí encontraremos a Dorian Gray, Vampiros, hombres lobos y Victor Frankenstein. Este ultimo acompañado de mala gana por su creación, que aquí se hace llamar Calibán, y tiene con él una tortuosa relación de padre y criatura.
Calibán regresa con la intención de exigirle una compañera, alguien que transite con él la soledad y la oscuridad de ser quien es.

“Que sueños tuve de mi compañera – Dice él – de otro ser mirando dentro de estos ojos, sobre este rostro y sin retroceder ¿Pero como puede eso pasar? Si la monstruosidad no está en mí rostro si no en mí alma. Pensé una vez que si yo era como otro hombre sería feliz y amado… La malignidad ha crecido ya ves, de afuera hacia adentro, y este rostro destrozado refleja meramente la aberración que es mi corazón.
¿Oh, mi creador, por qué no me hiciste de acero y piedra? ¿Por qué me permitiste sentir?
Preferiría ser le cadáver que fui antes que el hombre que soy. Adelante, jala el gatillo. Sería una bendición.”

Poderoso en el proceso, creada para sumergirnos en la penumbra de las torturadas almas, en los recovecos de la agotada imaginación de un Dios sin Omnipotencia. Cada uno de ellos son el angulo que ocultamos en las fotografías, la sombra que proyectamos. Criaturas que nacieron para cargar con la existencia, sin saber sobrellevarla. Penny Dreadful, son los horrores de un peniques, es lo que valen las almas en el infinito devenir.


 

Verbis-Diablo-Penny-DreadfulPenny Dreadfull (2014-) Vanessa Ives & John Clare recitan “I Am” (Yo Soy)

La criatura, el ser creado por el Dr. Frankenstein, carga con el peso del marginado, el ser incomprendido por su fealdad. Derrotado vaga por el mundo en busca de su sitio, él que comprendió y ama la vida en toda su expresión carga con el rechazo de ellos. Y así, se hace llamar John Clare. Pero por qué él? Quizás por ser otro olvidado y hasta desdeñado, al poeta le llamaban “El Poeta Campesino”.

John Clare 13 de julio de 1793, Helpston, muerto el 20 de mayo de 1864 en Northampton en el General Lunatic Asylum.
Poeta olvidado por años por la literatura Inglesa, su descubrimiento lo llevo a ser catalogado como uno de los grandes poetas del romanticismo. Sus bucólicos temas lo acercan más al poema sencillo aunque de terminología un tanto arcaica, ya que no comulgaba con la lengua que de a poco se iba estandarizando, creyéndola tiránica y esclavizante.

El delicioso verde de luces y sombras
Se extiende por prados y la espesura;
Y la intensa suavidad de dulces matices
Se combina suspendida y —alivia—
Al llevar a una contemplación que inunda la mente
De perspectivas y visiones que embelesan.

Un hombre con una educación básica, ni concluyó la enseñanza primaria. Un campesino y jornalero que amo solo a dos mujeres toda su vida, a las que llamó tanto en el delirio como en la locura de su muerte.
Y aunque su canto estuvo dedicado a la naturaleza y su ciclo, lejos del ambiente industrial que imperaba en su país, también supo llegar con su poesía a la profunda e inquietante búsqueda metafísica.
John Clare, olvidado, resurgió en el siglo XX, con la fuerza de su verso….

Vanessa le dirá… “La poesía solo la aman los seres tristes, la gente feliz, prefiera las canciones”.

“I Am” (Yo Soy)

Soy—más qué soy nadie sabe ni a nadie
le interesa—mis amigos
me dejaron como un recuerdo inútil
que sólo se alimenta de su propia desdicha
de mis penas que surgen y se van, sin más, y para nada
ejército en marcha hacia el olvido
sombras confusamente mezcladas a los pálidos
mudos, convulsivos, escalofríos de algo
parecido al amor—y pese a todo soy, y vivo
como vapor en el cristal, que borrarán seguro
cuando llegue el día.

En la nada del desprecio, en el ruido de
muerte de la vida
en el mar frenético de los sueños despiertos, del delirio
que tranquiliza a los hombres, pero más allá aún
donde hay rastro de sensación de vida
nada más que un gran naufragio en mi vida de todo lo que quería
hasta de los más íntimos amores, por los que hubiera dado la vida
son ahora extraños—mas todavía que el resto.

Languidezco en una morada que ningún hombre holló
un lugar en que jamás aún mujer lloró o sonrió
para estar a solas con Dios; el Creador
y dormir ese sueño que dormía en la infancia
procurando no molestar a nadie—helado, mudo, yazgo
sobre la hierba como un perro, irreal como el cielo.

Está tan perdido en ese mundo que no comprende, porque no tiene la oportunidad de ser él comprendido, clama por el amor. Esa criatura nacida de partes cocidas intenta infructuosamente unirse en ese sentimiento tan basto como es el amor. Lograr llegar a ella que tan bella fue creada y tan distante entonces es. Porque ni siquiera a podido ejecutar la danza del cortejo, frío y pálido monstruo que solo quiere ser tocado con pasión y bailar sujetando sus manos.


Lily-Reflections-Penny-Dreadful-2x08.bmpLily y la rebelión de la hembra.

La rebelión ha sido tema y base de la construcción de todo mito. En él la criatura rompe con su creador los lazos; deshaciendo la relación de padre e hijo y proyectándose como amo de su propia existencia. En los relatos antiguos esta rebelión siempre estuvo en manos de la hembra, siendo vista como la curiosa e intranquila criatura que no puede convivir en un estado razonable de paz, aunque en ella sacrifique libertad. Forma burda y obcecada que los machos siempre dieron a la mujer porque fue la única forma de vencer ese antiguo y poderoso culto a la diosa que toda civilización supo tener.

Eva es el símbolo de la rebelión femenina y la siguiente postración ante el mandato del hombre. Eso fue el comienzo.

Lily, la prostituta tuberculosa que solo buscaba enamorarse, romper con la roca que era su corazón de callejera. porque algunos creen que ese sentimiento te eleva y te prepara para la transformación. Una vez más se relata ese viejo cuento del héroe, o en este caso la heroína que rompe con el último sentimiento para ir más allá. Y él, el doctor Frankenstein juega una vez más el juego del dios moldeando sus criaturas. Tonto él al pensar que esta vez, ella, la creación sería su servil compañera. Lily está preparada para romper ese viejo tabú que durante milenios a soportado la hembra. Y John Clare, el Adán de Penny Dreadfull será el que reciba la respuesta que ellas han mascullado por siempre.

“Alagamos a los hombres con nuestro dolor. os inclinamos ante ellos. Nos convertimos en muñecas para su entretenimiento. Perdemos nuestra dignidad dentro de corsets y zapatos de tacón y chismes y la esclavitud del matrimonio! ¿Y nuestra recompensa por nuestro servicio? Un sopapo de revés… La cara contra la almohada… Y la concha dolorida y sangrante cuando nos fuerzan en sus camas a recibir sus pesados cuerpos gordos! Nos arrastran a callejones, mi muchacho, y nos acaban en la boca por dos chelines, cuando no están golpenadonos sin sentido! Cuando no estamos sangrando por los ojos y la boca y el culo y la concha! Nunca más me arrodillaré ante un hombre. Ahora ellos, deberán arrodillarse ante mí!

La poderosa señora, la diosa liberada que tanto teme el hombre, la Kali, la dadora de vida y señora del caos de la muerte. Atrapada durante eones ahora se alza e irrumpe en el mundo de los hombres para realizar su tarea.


Anuncios