Doctor Who: 11 años de ‘New Who’

Luego de casi 2 décadas de estar fuera de la televisión, en el 2005 volvieron las aventuras del viajero del tiempo y el espacio.

Por @diegui83

Christopher Eccleston y Billie Piper en una imagen promocional del capítulo

El 26 de marzo de 2005 fue un día histórico para la televisión británica (y mundial) ya que luego de haber perdido los derechos, la BBC One transmitía un nuevo capitulo de su serie más longeva y emblema: Doctor Who. En 1989 se emitía el último serial de televisión, mientras que la cadena Fox (entre otras) tenía interés en lanzar una versión norteamericana de la serie que tanto éxito tenía en Europa desde la década del 50. En 1996 se estrena Doctor Who: La Película, un intento fallido que hubiese sido el puntapié inicial para dicha serie. Por el fracaso comercial que tuvo nunca se llegó a tal producto y en 2004 comenzó la producción en secreto de una nueva serie a cargo del showrunner Russell T. Davies, que venía de un gran éxito con Queer as Folk (1999-2000), serie icónica de temática gay inglesa.

El 26 de marzo de 2005 se estrena en la cadena Rose, el primer capítulo del reboot que hasta hoy sigue en vigencia con 9 temporadas a cuestas (sin contar la serie clásica, también parte de la continuidad). Con Christopher Eccleston como el Doctor (quien ya había trabajado con Davies en el telefilm The Second Coming) y la cantante pop Billie Piper como Rose, su nueva Companion, la recepción del regreso de la serie tuvo solamente como preliminar, un 9,9 millones de espectadores quedando como el tercer programa más visto esa semana. Los ratings hablaron por sí solos y se ordenó una temporada completa. El resto es historia, que aún sigue.

El argumento del capitulo es simple: Rose, una empleada de un shopping de los suburbios londinenses se encuentra ante una amenaza inexplicable cuando unos maniquís cobran vida y matan a todos a su paso. De repente y ante una muerte segura por parte de estos Autons (así se llama la raza metamorfa) es rescatad por un misterioso personaje quien solo se refiere a sí mismo como El Doctor. Junto a él, Rose vivirá la aventura de su vida y salvará el planeta de una destrucción segura mientras se da cuenta que hay algo más allá de la simple vida que lleva junto a su madre y su novio. Con una estética casi naif, unos efectos que rozan el bajo presupuesto y una fotografía que se asemeja a un sueño/pesadilla, el capítulo fue el puntapié inicial para que la leyenda recomenzara y nos dejara a una de las mejores compañeras de la historia del Doctor: Rose Tyler.

Anuncios