4B Recomienda: 4 discos de Grunge

Distorsiones sucias, voces desgarradoras y letras cargadas de desesperación . Un genero que fue amo y señor de la década del 90.

Por @skepticalcity

Nació como respuesta al glamour y superficialidad del glam.

Fusión de diferentes estilos, principalmente del punk y el hard rock. (Con padres así…)

Tuvo su caldo de cultivo en la región noroeste de Estados Unidos, sobre todo en la ciudad de Seattle. Allá por mediados de los 80.

Llego a la masividad en los 90, de la mano de bandas como Pearl Jam y Nirvana.

Ese éxito popular lo enfrentó a un problema existencial, ya que justamente surgió oponiendose a las luces de los reflectores.

Fue apagando su llama hasta que sus principales exponentes mutaron a otros géneros, o cabecearon balas de carabina (?)

Nos dio todo y no se guardo nada.

Pero claro, todo estos no son mas que datos. Que mejor forma de entender al grunge que… escuchando grunge.

Estos son, los 4 discos elegidos:

ALICE IN CHAINS
FACELIFT (1990)

alice-in-chains-facelift

El disco debut de Alice In Chains fue uno de los precursores del movimiento grungero, que ya se había empezado a fomentar con bandas como Soundgarden y Green River.

Es un disco solido, impecable, que prácticamente no tiene fisuras. Suena como debe sonar una banda profesional. Se desprende de él un sonido arrollador y espeso, que recuerda a las primeras épocas de Black Sabbath.

La voz de Layne Staley te agarra el corazón, lo hace un bollo y lo usa como cenicero. Es sumamente difícil encontrar una voz con un registro vocal tan alto y potente, pero que transmita tantos sentimientos angustiantes y desoladores. Imposible elegir una canción que refleje esto, ya que sucede en todas, sin excepción. El tipo la esta pasando mal, o la pasó mal, o simula estar pasandola mal. Lo que sea que este haciendo, te llega.

La otra parte fundamental es Jerry Cantrell, guitarra líder y actual vocalista de la banda después de la muerte de Staley. Es un guitarrista que a lo largo de su trayectoria fue puliendo su técnica dejando de lado cierta desprolijidad encantadora que tiene en este álbum. Se destaca con riffs pesados, cargados de oscuridad, como en “We Die Young” o “It Ain’t Like That”, y mas llevados al Hard Rock clásico como “Put Your Down”. Ademas hace las segundas voces, lo que genera una interesante armonía vocal.

Si bien suele ser frecuente entrarle al grunge por discos como “Nevermind” o “Ten”, la recomendación, en caso de que sea la primera vez, es empezar por este. Te explota la cabeza y deja con ganas de conocer mas.

SCREAMING TREES
SWEET OBLIVION (1992)

61k2I3DUhnL

Una banda quizás menos conocida que las que llegaron al mainstream, pero fundacional como todas ellas, desde incluso mucho antes. Tuvo la mala ¿fortuna? de contar con una discográfica que les soltó la mano y poco marketing a la hora de promocionarse. En ese sentido, el papel que jugó MTV a la hora de propulsar grupos era abismal y despiadado.

El problema, por así decirlo, es que era difícil encasillarlos en grunge convencional. Tenían una versatilidad musical que iba mucho mas allá de una distorsión: sabían ejecutar folk, hard rock psicodelico y rock mas alternativo . Y eso a la industria no le convenía, porque lo que la gente quería escuchar era grunge, sin agregados. Esto, sumado a ciertas diferencias en el seno de la banda (principalmente los hermanos Conner) generó que nunca pegaran ese gran salto. Hoy discos como “Dust” (1996) y el mismo “Sweet Oblivion” son reconocidos como excepcionales obras y entran en la halagadora pero poco redituable categoría de “discos de culto”.

Nos encontramos con un álbum completo, repleto de canciones que cautivan a la primera escucha: desde su hit (en términos relativos) “Nearly Lost You” a la cuasi balada que explota “Dollar Bill”. Siempre con la voz grave, trabajada, y profunda de Mark Lanegan (la famosa voz de locutor).

“More or Less”, un tema que nos recuerda a “Smile” de Pearl Jam, pero en un tempo mas lento, es otro de los tantos que se nos presenta en un tono melanco y con un solo de guitarra final muy acorde. También el hard rock blusero de “Troubled Times” o la psicodelia de “Butterfly” nos llenan de diversidad musical y nos meten en la cabeza una sola pregunta:

“¿Como no escuché esto antes?”

Bueno, OK, es cierto. Quizás este no sea un disco enteramente de grunge. Tal vez su elección en esta nota sea un pequeño homenaje para con una banda que dio un importante aporte a la escena y que no tuvo el reconocimiento merecido.

Cualquiera fuese el caso, “Sweet Oblivion” es un discazo y no te vas a arrepentir de darle play.

STONE TEMPLE PILOTS
CORE (1992)

stpcorealbum

Apenas 21 días después de “Sweet Oblivion” salia el disco debut de Stone Temple Pilots. Y que difícil debe ser sacar un disco debut cuando un año atrás hizo lo propio Pearl Jam, y Nirvana acaba de romper todas las estadísticas. Dificil en parte, porque por un lado se suben a la cresta de la ola y aprovechan el impulso que tiene el genero, pero también es casi imposible lograr diferenciarse y recibir buenas criticas sin ser acusado de ser copia de alguien.

Y justamente fue eso lo que pasó, “Core” no tuvo grandes reseñas en ese entonces, ya que la mayoría veía en el grupo a un símil Alice In Chains, sin siquiera detenerse a ver si lo que hacían valía la pena darle una oportunidad.

Por suerte el tiempo puso las cosas en su lugar y pronto hits como “Creep” (parece que si titulas “Creep” a un tema, solito se hace grande) y “Plush” se convirtieron en clasicos que suenan en cualquier radio medianamente rockera.

Creep es brutalmente honesta (“I’m half the man I used to be”). Con una letra comprometida y un juego de guitarras acústicas como pocas veces se escuchó en el grunge.

Esa sensibilidad en las letras también eran otro punto a favor para diferenciarse de los demás. Por ejemplo “Sex Type Thing”, con un riff potente y una batería violenta, ataca de lleno al machismo y aborda temas como la violación y la posesión.

Si la distorsión en uno de los pilares fundamentales del grunge, STP tiene las mejores distorsiones de este cuarteto de discos seleccionados. Escuchen “Dead and Bloated” o “Piece of Pie” y fijense si no los carga con una energía tan poderosa que la única reacción es mover la cabeza como hipnotizado. Anda a buscarla al ángulo, Alice In Chains.

MAD SEASON
ABOVE (1995)

wZsBb

Por ultimo, llega este supergrupo de grunge formado por:

Layne Staley, voz de Alice In Chains (Si, otra vez el arrancador de corazones)
Mike McCready, guitarra de Pearl Jam
Barret Martin, bateria de Screaming Trees
John Baker Saunders, bajo de The Walkabouts

Participa en dos canciones Mark Lanegan, vocalista de Screaming Trees.

La idea era que, siempre partiendo del ADN musical natural de sus integrantes, volcarse mas hacia el lado del blues. Y también, por qué negarlo, formar una especie de cabina de contención creativa para un atormentado Staley.

Es un trabajo que se caracteriza por la experimentación. Se puede ver como cada parte intentó aportar aquellas cosas que en sus agrupaciones no podían hacer tan libremente. La banda no tenia fines comerciales, y eso posiblemente haya ayudado a descomprimir y relajar a sus integrantes.

El tono introspectivo y desacelerado de la mayoría de las 10 canciones que conforman “Above” nos demuestran que no hace falta subirle el volumen a las guitarras y romper un bajo contra un amplificador para tocar grunge.

Relaja y emociona por momentos (“Wake Up“, “Long Gone Day“), se mete en el mencionado blues (“Artificial Red”) y no se olvidan de lo que los trajo hasta acá con “I’m Above” y “I Don’t Know Anything”.

 

¿Como cuatro discos tan distintos entre si pueden pertenecer al mismo genero?

Pues bien, ese es el punto precisamente.

El grunge no es un género con fronteras marcadas e inamovibles. El grunge es movimiento, una vertiente en relación a un contexto temporal muy particular y reconocible por su búsqueda de llegar al publico con un mensaje sin maquillaje. Canciones directas, crudas, desaliñadas, pero no por eso menos bellas. Quizás es esa la mejor representación de los sentimientos orgánicos e inherentes al ser humano que intenta transmitir.

 

Anuncios