Batman Vs Superman: De fans para fans

Finalmente se estrenó Batman v Superman: Dawn of Justice, llena de controversias, así que la vimos y desglosamos para que no te pierdas nada.

Por @diegui83

ATENCIÓN:

Esta reseña contiene spoilers del film. Leer bajo propia responsabilidad

¿Estamos ante la mejor película de superhéroes del año? Seguramente. Incluso, con sus supuestas fallas argumentales, el film que enfrenta a los dos mayores popes del Universo DC Cómics es todo lo que el fan soñó y más.

Luego de los eventos que dejó la lucha en Metrópolis entre Superman (Henry Cavill) y el General Zod (Michael Shannon), el alien protector de la humanidad es visto pro la opinión pública con por lo menos, malos ojos. En la ciudad vecina, Gotham City, Batman (Ben Affleck) vuelve a la palestra luego de casi 20 de inactividad con el propósito de volver a limpiar las calles de criminales.

La escena inicial del film es crucial, aunque la hayamos visto miles de veces: la muerte de los padres de Bruce Wayne, excelentemente filmada con ralenti al mejor estilo Watchmen (2009). No solo nos recuerda el motivo del filántropo para convertirse en el justiciero encapotado, sino que nos adentra en la psicología del mismo y como no es tan diferente de Superman.

El Hombre de Acero es convocado a la justicia para dar testimonio de sus acciones, mientras en la oscuridad, Lex Luthor (Jesse Eissemberg) planea una estrategia para enfrentar a estos dos titanes como si fueran marionetas manejadas a voluntad.

La escena presentación del nuevo Batman ante el espectador es simplemente genial, rozando el cine negro y de horror alemán; tal como lo habían imaginado sus creadores Bob Kane y Bill Finger: una alimaña que se esconde en la oscuridad de las esquinas acechando a su próxima victima.

Superman sigue siendo el ser conflictuado. El alien que no encaja en este mundo, pero que sigue actuando tal las enseñanzas de su familia terrestre. El amor, la bondad yacen en su corazón, y los errores que comete en pos de ellos son por los que se le cuestiona su existencia: “Este mundo no te deja ser bueno”, sabrá decir. Y cuanta razón tiene.

Lex Luthor, sin ser explicado muy bien en la trama, es el ser humano que quiere poder sin tener en cuenta las consecuencias. Por esto, enfrenta a los dos mayores defensores del mundo, para dejar el camino libre al caos. En este caso, la interpretación de Eissenberg se asemeja bastante al Joker de Heath Ledger y quizás esto desconcierta o disgusta. Los que sabemos nos damos cuenta que todavía el Lex Luthor frío y calculador del cómic no ha madurado y tiene mucha tela que cortar todavía.

La gran sorpresa (aunque hayamos visto su destello en los tráilers) es la Wonder Woman de Gal Gadot. Además de bella es imponente y sus pocos minutos en el film nos dejan con la boca abierta esperando más en su película en solitario. Ella es una mujer también descreída de la humanidad que ha vuelto luego de 100 años en el ostracismo.

No es casual que este film se haya estrenado en vísperas de Pascua, el film está lleno de referencias y floklore religioso: Superman sería el Jesus incomprendido, que esta a punto de ser ajusticiado por esa Lanza de Longinos creada a partir de Kryptonita pura, material extraído de la nave de Zod. La Santa Trinidad está ahí, son Batman, Superman y Wonder Woman. Sabemos que Jerry Siegel y Joe Shuster, dos chicos judíos de los suburbios crearon al Hombre de Acero a partir de la figura del Mesías. La creación de la abominación, del Doomsday (Juicio Final) por parte de un Luthor embebido en creencias míticas de Prometeo y su fuego de sabiduría es en realidad la creación del Golem, mítico monstruo del folklore hebreo.

También, como dije anteriormente, es un film hecho por fans para fans: Tenemos un momento onírico en el cual Batman se encuentra en un futuro cercano, con un Superman déspota y un ejército a disposición. Esto nos remite al cómic Superman: Red Son, donde en un universo alterno se nos cuenta qué sucedería si la nave del kryptoniano no aterrizara en Kansas, sino en un pueblo de la ex URRSS.

Al despertar de su sueño, Bruce Wayne se encuentra con una figura que aparece rodeada de rayos advirtiéndole de una posible devastación, pidiéndole ayuda. Éste no es otro que Barry Allen/Flash (Ezra Miller) en un cameo que evoca el Crisis en Tierras Infinitas, donde el Corredor Escarlata se sacrifica en un viaje entre dimensiones y el primero que lo ve es Batman, precisamente. La pelea entre Superman y Batman es influenciada por The Dark Knight Returns de Frank Miller: el proyectil con gas de kryptonita, la armadura de Batman. Obviamente La Muerte de Superman también está presente con la imagen de Lois Lane (Amy Adams) abrazando el cuerpo inerte de su amado y Funeral para Un Amigo, otro cómic legendario.

La interpretación de la dualidad de Batman roza la perfección en la piel de Ben Affleck y es el mejor Encapotado que hayamos visto en la pantalla grande. Los secundarios están muy bien los minutos que se dejan ver (aunque el Perry White de Laurence Fishburne se vaya pareciendo más a un J.J. Jameson), y los cameos de Aquaman, Cyborg y Flash son relevantes a la hora de contar el plan que tiene Luthor y el camino hacia la Liga de la Justicia.

Algunos críticos dicen que el paso de enemigo a amigo en el conflicto entre Batman y Superman es forzado. Yo digo no. Bruce Wayne/Batman es una persona que no tiene esperanzas, desconfiado, pero que está arraigado al único amor que recuerda. Clark Kent/Superman es el ser que, a pesar de todo, mantiene su fe en la humanidad y ve algo de luz donde quizás no la haya. Estas dos personas tienen en común que sus madres se llaman Martha, y no solo eso, mientras Superman va perdiendo su esperanza, Batman va entendiendo un poco más a este tipo que por ser todopoderoso igual está solo en el mundo, si no fuera por su madre. Ambos tienen la figura materna como brújula, como el nacimiento, como la luz al final del camino, la luz que está ahi esperándonos para abrazarnos y cobijarnos en las noches frías. Por esto es que el Murciélago comprende el conflicto del alien y termina por unírsele.

Podemos endilgarle varias fallas a Batman Vs Superman, pero no la falta de coherencia. esta es una película que muchos fanáticos de las historietas llevaban esperando hace muchos años y hoy por fin Zack Snyder pudo darles lo que pedía. Por lo demás: “Ladran Sancho…” 

  • TITULO ORIGINAL: Batman v Superman: Dawn of Justice
  • ACTORES: Henry Cavill, Gal Gadot, Ben Affleck, Amy Adams, Jeremy Irons, Jesse Eisenberg, Laurence Fishburne, Jena Malone.
  • DIRECTOR: Zack Snyder.
  • FOTOGRAFIA: Larry Fong.
  • GUION: Zack Snyder.
  • MÚSICA: Hans Zimmer.
  • PRODUCTOR: Christopher Nolan.
  • DISTRIBUIDORA: Warner Bros.

 

Anuncios