“La carta robada” de Edgar Allan Poe

“No espero ni pido que alguien crea en el extraño aunque simple relato que me dispongo a escribir. Loco estaría si lo esperara, cuando mis sentidos rechazan su propia evidencia. Pero no estoy loco y sé muy bien que esto no es un sueño.”

Por @1986Mdp86

Perdiste la llave de tu casa. Recordás por dónde habías pasado: abriste la puerta, fuiste al comedor y de ahí a la cocina. Después, fuiste al baño. Dormiste una siesta. Te despertaste. Mirás el reloj y te das cuenta que tenés que salir urgente. Pero, ¿Dónde la dejaste? A las tres, tenias que estar en tu trabajo. Son dos y media y empezás a transpirar después de haber dado vuelta toda tu casa.

La carta robada de Edgar Allan Poe es un cuento policial clásico en el que un detective aficionado, Dupin, logra descubrir donde estaba un documento que los que tenían que buscarlo no habían podido encontrar por medios convencionales. Dupin, por el contrario, descubrió a través de la deducción dónde estaba y cómo recuperarlo de forma inmediata e imperceptible. La solución fue la menos pensada y conocerla a más de uno le sacará una sonrisa.

Aquella llave que perdiste seguramente apareció después de mucha búsqueda. En el cuento, podrás ver como alguien inteligente puede deducir y resolver un conflicto. Aunque lo más sencillo, será dejarla siempre en el mismo lugar. No todos poseemos esa capacidad.

poe

La carta robada fue publicada en 1844 en The Gift. Su protagonista lo es también de otros dos relatos policiales:  “El misterio de Marie Rogêt” (1842) y “Los crímenes de la calle Morgue” (1841). Poe no sólo escribió cuentos de este género, sino que también creó relatos de terror y de ciencia ficción. Es uno de los escritores más conocidos a nivel universal.

Anuncios