Cine en Casa: Körkarlen (La Carreta Fantasma) (I)

Existe una basta filmografía que forma parte del rico legado del cine mudo, cintas que fueron los disparadores de emblemáticos personajes e historias de hoy. Repasemos cuatro cintas que aun hoy siguen dando escalofríos.

Por @mauvais1

Cuando a finales de la década de los veinte el cine llega a una primera madurez, las historias con sus guiones toman también una complejidad más profunda, tienen todos los condimentos que en la actualidad observamos, aunque también al carecer de sonido alguno, los realizadores se devanaron los sesos por darnos la sensación y el impacto que cada escena merecía y debía transmitir. Hoy en día esas técnicas, que nos resultan por momentos rudimentarias, son el condimento especial que ese cine posee y lo que hace impresionante a nuestros ojos. Las imágenes en blanco y negro, esos rostros pálidos, cintas sucias por los años, el terror nunca fue tan bien transmitido como en esas sombras y contraluz.

La búsqueda de historias frescas y visuales que narrar llevaron a los guionistas y directores a revolver las bibliotecas de entonces, encontrando en grandes novelistas relatos como Körkarlen, de la escritora Selma Lagerlöf, la primera mujer en ganar el premio Nobel de Literatura, que fue una proveedora de narraciones para el cine de entonces, como la cinta basada en “La saga de Gösta Berling” que protagonizara Greta Garbo. Y hasta hoy en día sigue haciéndolo, cuando en 1997 se filmó “Jerusalem” sobre las novelas Jerusalén: en Dalecarlia (Jerusalem: i Dalarne) (1901) y Jerusalén: en la Tierra Santa (Jerusalem: i det heliga landet) (1902).

lacarretafantasma1

En fin, ese estilo literario que la definió dio lugar al “El carretero”(1902), una historia que utilizaba la fantasía y lo sobrenatural para hacer critica social, como siempre había sucedido en su trabajo. Y en 1921 el cineasta sueco Victor Sjöström decidió llevarla al cine, en la que se considera una de las mejores películas Suecas de todos los tiempos, vaya que es buena.

Körkarlen, La Carreta Fantasma comenzó con el trabajo del guionista Victor Sjöström, quién también sería director de la cinta, que con una impecable maestría, vista aun hoy, 95 años después, sigue sorprendiendo por su trabajo en la puesta y la solvencia actoral de los protagonistas.

Es Nochevieja. Tres borrachos evocan una leyenda según la cual si un gran pecador es la última persona que muere al terminar el año, entonces tendrá que conducir durante un año entero la Carreta Fantasma que recoge las almas de los muertos. David Holm, uno de los tres borrachos, muere cuando suena la última campanada de la medianoche…

La cinta abre con una escena de desasosiego total, enfrentamos la muerte de una joven, que sabemos a dedicado su vida a ayudar al prójimo, somos invitados a fisgonear la intimidad de la vida de los protagonistas y somos advertidos del cariz que tendrá tal curioseo. Porque el relato, en clave de buen melodrama, nos habla de las miserias humanas, de lo que somos capaces, de la caída y la desgracia que sufrimos como pecadores. La fantasía es anunciada en una historia narrada por un borracho que se deleita con el miedo ajeno y que a lo largo del visionado sabremos que no solo en eso se regodea.

carretafantasma11

Como decíamos, esta historia de cuidado melodrama, toca la fibra espiritual del espectador, casi diríamos que de manera naíf, pero con una edición y ejecución tan digna que nos apasiona y envuelve. Sjöström, lejos del expresionismo alemán, nos muestra personajes con actuaciones medidas casi naturales, con maquillajes que no empalidecen sino que acentúan los rasgos y sus gestos. Claros y concisos en sus actuaciones hacen de la historia una cruel moraleja, que sembrada por la fantástica carreta del esclavizado espíritu, se nos antoja aterradora. Porque la clave es la redención de esta caída alma, la misma proviene de a quien más se teme. Ese carro tirado por un espíritu pecador que cumple una condena. A muchos recordará al querido cuento “A Christmas Carol” de Charles Dickens.

Las atmósferas, con sus azules y profundas oscuridades partidas por ases de luz, crean el marco perfecto para este cruce entre el ensueño y la realidad cruel de un mundo que no perdona ni siquiera a los que dan todo por el otro. Astrid Holm, la salvacionista, como Hilda Borgström, la esposa del perdido borracho, son poderosas en su actuaciones, sinceras y llenas de un dramatismo que sorprende, haciendo de sus personajes mujeres sufridas que poseen un ultimo girón de dignidad, uno que las hace enfrentarse a la desidia y el odio de ese David Holm, un odioso y destruido borracho que vive alimentando su rencor con alcohol y malas acciones, maravillosamente interpretado por el mismo director. Imperdible, impecable en su hechura, es hoy considerada una joya del cine clásico a la que no le falta ni sobra una escena. 

Si están en busca de buen cine es imposible pasarla por alto.


kinopoisk.ru

Título original: Körkarlen (La Carreta Fantasma)

Año: 1921

País: Suecia

Guión y Dirección: Victor Sjöström (Novela: Selma Lagerlöf)

Fotografía: Julius Jaenzon

Reparto:Victor Sjöström, Hilda Borgström, Tore Svennberg, Astrid Holm, Concordia Selander, Lisa Lundholm, Tor Weijden, Einar Axelsson, Olof Ås, Nils Ahrén, Simon Lindstrand, Nils Elffors, Algot Gunnarsson, Hildur Lithman, John Ekman

Productora: Svensk Filmindustri

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 1762 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

4 Comments

1 Trackback / Pingback

  1. 4B Halloween: El Terror Silente – Cuatro Bastardos

Deja un comentario