Reseña: The Last Shadow Puppets – Everything You’ve Come to Expect

Volvió esta formación inglesa, luego de 8 años, con el quintuple de fama y reconocimiento que sus principales integrantes (Turner, Kane) tenían en el álbum debut.

Por @skepticalcity

Normalmente lo que suele suceder en la construcción de supergrupos es que sus integrantes aprovechan para experimentar y crear canciones con una leve base natural de lo que cada uno de ellos viene haciendo. De algún modo pareciera que usan esos discos como vitrinas de muestra, que de funcionar, aplicaran a sus carreras paralelas. No todos, claro, pero The Last Shadow Puppets es la segunda vez que le sucede. Su primer disco gustó mucho, y claramente marcó a los consecutivos de Arctic Monkeys (sobre todo a “Suck It And See”) y a los álbumes solistas de Miles Kane. Y en esta segunda presentación también tenemos como premisa principal la prueba de material, aunque esta vez el intento fue ser un poco más introspectivo e intimista.

El clima general del álbum está reflejado en los instrumentos que decidieron priorizar. Hay un gran trabajo orquestal en general, con vientos y cuerdas -violines y chelos principalmente- aplicados correctamente en cada uno de los temas. En contraparte, prácticamente no existen las guitarras, o al menos las guitarras que marquen el ritmo, y eso por momento se extraña en demasía. Nadie dice que sin ellas no se pueda hacer grandes cosas, pero es muy fácil perder la referencia musical considerando que estos muchachos nacieron con una guitarra en la mano.

De naturaleza ambiental, puede sonar de fondo en un contexto tranquilo, ya que no establece demasiados vaivenes o picos, haciendo del álbum un tema orquestal de casi 40 minutos.

¿Hay puntos altos? Es decir, esos temas que sonaran un poco más que el resto y que de algún modo nos hacen pensar que ningún disco se desperdicia. Si, claro. Y no es casual que sean aquellos donde el instrumento tradicional y fundacional del rock dice presente.

El track de apertura, “Aviation” gira alrededor de un bajo pesado y lento, de un punteo hermoso y un rasgueo sencillo de acústica. Esa es la raíz. A ellos se le agregan las demás cuerdas y un ritmo vocal hipnotizante que nos da ganas de mover lentamente el cuerpo. Curiosamente, el primer tema, también es el mejor.

“The Element of Suprise” y “Pattern” tienen una interesante base funky de fondo, que rompe un poco con la monotonía reinante. La segunda cuenta con un grandísimo estribo: escalera vocal a la que se le agregan coros y una de las mejores intervenciones de violines de todo el álbum.

Como conclusión final no quiero dejar de destacar el pensado trabajo de arreglos instumentales que viene siendo mencionado, ya que es ese el plato fuerte y la propuesta a partir de la cual se va armando “Everything You’ve Come to Expect”Sin embargo, no puedo evitar pensar que evaluado como un todo, es un tanto lento y aburrido. Lento no es sinónimo de aburrido, casi que no hace falta tal aclaración, pero en este caso una cosa acarrea a la otra. Es la monotonía de sensaciones la que diluye lo que, insisto, es una idea musical mas que interesante.

Seguramente este era el lugar en el que podían buscarla y probar, sin poner en riesgo la identidad de ninguna de sus otras bandas o proyectos solistas, un tanto mas consolidados.

Fecha de publicación: 1 de abril de 2016
Artista: The Last Shadow Puppets
Discográfica: Domino Records
Genero: Rock experimental, Pop barroco
Duración: 37:23

Advertisements
Anuncios
Anuncios

1 Trackback / Pingback

  1. Top 15: Canciones de Rock de la primera mitad del 2016 – Cuatro Bastardos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.