Reseña: Deftones – Gore

Chino Moreno y compañía abren una nueva ¿y ultima? etapa en sus casi tres décadas de carrera como grupo.

Por @skepticalcity

Evolución:
Cambio o transformación gradual de algo, como un estado, una circunstancia, una situación, unas ideas, etc.

Quedaron atrás las épocas del rapeo, del Nu Metal, del nuevo milenio. Las cosas cambian, se adaptan, pasó antes y pasara mil veces más. Deftones cumple 28 años de vida y varias etapas han atravesado. Esta puede gustar en mayor o menor medida, pero resulta innegable que es probablemente la más metódica y madura de todas.

El disco se empezó a grabar en el 2014 y recién ve la luz ahora, eso por un lado puede interpretarse como un desgaste en la motivación a la hora de grabar en estudio, y considerando declaraciones hechas por el propio Moreno, no parece demasiado descabellado creerlo. Pero también ese tiempo ha contribuido a que no sea un disco apurado, sacado por el simple hecho de cumplir. Un disco fantasma, como me gusta decirles a esos trabajos faltos de alma, no se hace en dos años. Es demasiado tiempo para invertir en algo a lo que no le pusiste toda tu energía. Si te llevó dos años refleja mejor que ningún otro el momento que está pasando la banda. Es irremediablemente un disco genuino.

Lo primero que hay que decir es que resulta sumamente apático a una primera escucha. Muestra los dientes y no se deja acariciar, como un perro reacio y desconfiado. Son en las sucesivas reproducciones donde la relación música/oyente se va afianzando y ambos entran en sintonía. Quizás es un buen filtro para no hacerle perder tiempo a aquellos que no quieren aceptar este periodo.

El disco es ecléctico, de atmósfera asfixiante y angustiante. Sus guitarras son pesadas y espesas, así que espíritus alegres y festivos: absténganse por su bien. Juega un poco con las melodías pausadas, mechadas con la furia desatada tan característica en la identidad del grupo.

“Prayers/Triangles” fue el corte difusión y hace de nexo entre lo que fue y lo que es Deftones hoy. En el verso es donde se nota la experimentación actual, y en el estribillo los vestigios de tiempos pasados. Por momentos recuerda a The Smashing Pumpkins (una sensación que a modo personal, se me repitió a lo largo del álbum)

Hablábamos de atmosfera asfixiante, de guitarras densas, pues “Acid Hologram” es muestra de ello. Acogedora y llena de sentimientos, es un tema sacado del grunge más áspero y doloroso.

La joyita del álbum es “Hearts/Wires”, siguiendo en la línea del sonido desgarrador y no apto para días soleados. Delicada, crece de menor a mayor.

También para destacar “Phantom Bride”, que cuenta con la participación de Jerry Cantrell (Alice In Chains), un tema que responde a una estructura más clásica y convencional, mucho menos experimental que el resto.

En definitiva, Deftones siempre marcó un camino en su sonido, nunca se aferró a ningún estilo, aunque es normal que se los asocie a aquellos géneros en los que sus discos tuvieron más repercusión o aceptación general. Sin embargo son constante movimiento y búsqueda. Ya después lo que se pueda decir forma parte de la preferencia de cada uno. Alguno podrá verlo como la puerta a algo nuevo, otros podrán sentir un gusto a despedida de un grupo al que los años empiezan a desgastar.

Fecha de publicación: 8 de abril de 2016
Artista: Deftones
Discográfica: Reprise Records
Genero: Metal alternativo.
Duración: 48:14

Advertisements
Anuncios
Anuncios

2 Comments

  1. Un disco, como dice la reseña, que cuesta escuchar en un principio, algo de lo que luego en absoluto te arrepientes y vuelves a él una y otra vez. Para mi este disco se encuentra entre su homónimo Deftones y Saturday Night Wrist. Aprovechen los días lluviosos para escucharlo :9

  2. Cuando lo escuché la primera vez fue un “shock” luego seleccioné escuchar el Koi No Yokan, me quedé pegado, lo disfruté. Luego volví a escuchar Gore y ya todo tenía más sentido. En Koi No Yokan ya nos estaban dando indicios de lo que sería Gore. Para mi sencillamente es un buen disco, todos los temas te transportas por distintas atmósferas, lo matices de guitarra varían, las baterías son bien pensadas, el bajo suena bien, e incluso en Hearts / Wires suena a guitarra, pero en realidad es Sergio Vega. Frank Delgado crea los samples necesarios para sumergirnos y Chino aporta su fuerza, su gritos controlados, sus “silvidos”… En fin, tiene todo para ser de lo mejor de Deftones!

1 Trackback / Pingback

  1. Top 15: Canciones de Rock de la primera mitad del 2016 – Cuatro Bastardos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.