Bizarro Bastardo Presenta: Suspiria (1977)

Un nuevo viernes. Una nueva noche bizarra. Y otra vez, homenajeando al maestro del giallo italiano.

Por @diegui83

Póster original

Hablar de Darío Argento es hablar del Giallo. Muchas veces reseñamos películas de este género italiano y quizás no se ha aclarado que significa esa palabra: Giallo (amarillo) remite a un género fílmico generalmente ligado al thriller y al terror. El nombre deriva de las tapas (amarillas) de esos folletines llamados Pulp donde venían historias cortas de diversas índoles muy populares en la primera mitad del siglo pasado.

Suspiria se considera la obra magna de Argento, y si bien es un gran film de culto, sufre algunos baches que la hacen merecedora de engalanar nuestra bizarra sección:

Suzy Bannion (Jessica Harper), estudiante de ballet estadounidense, llega a la ciudad de Friburgo a fin de perfeccionar sus estudios en la prestigiosa Academia Tanz. Coincidiendo con su llegada, una alumna recientemente expulsada, Pat Hingle (Eva Axén), es salvajemente asesinada en el apartamento de una amiga a la que, huyendo de algún grave peligro, había recurrido en busca de ayuda. La ingenua Suzy, pronto se percatará del extraño comportamiento del personal de la academia lo que, unido a las terribles muertes que han empezado a sucederse, le hará sospechar que algo siniestro está ocurriendo. Más adelante, su compañera Sarah (Stefania Casini) confirmará sus sospechas al confesarle que la difunta Pat le comentó que conocía un oscuro secreto relacionado con la academia que no llegó a revelarle.

El argumento es poco sólido, lo que hace parecer que la película sufrió mucho en la sala de edición. Lo que prima mucho en los films de Argento, y aquí está exaltado a la enésima potencia, es la puesta en escena: los colores primarios, sobre todo el rojo y el azul, convierten junto a las locaciones de forma geométricas, un ambiente claustrofóbicamente bello. El film es hipnótico, no se puede dejar de ver y eso es principalmente mérito de lo antes mencionado. Se nota que un director como Nicolas Winding Refn tiene mucha influencia del director italiano. Quizás la banda de sonido, con un proto-rock industrial alemán es demasiado estridente y a veces resta más que sumar a la trama. Si te gustó El Cisne Negro de Darren Aronofsky, verás que también mamó de este film la sub-trama de las bailarinas clásicas y su hambre de dinero y competencia salvaje.

El giro final se ve forzado, pero vale la pena tanta muerte y sangre a borbotones, para culminar en una horrenda secuencia pesadillesca, de la cual quizás Suzy nunca salió y de la que ustedes, si se atreven a ver (o revisitar) este film, tampoco podrán salir indemnes.

 

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Diego Alvarez 1315 Articles
Cinefilo, comiquero, coleccionista, comic addict. Whovian de tiempo completo.

1 Trackback / Pingback

  1. 4BHalloween: Terror Heterogéneo – Cuatro Bastardos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.