Clint Eastwood: El Cowboy Definitivo

Con motivo de su onomástico, repasamos la historia del actor, director, productor, guionista, músico y compositor estadounidense. Una leyenda viva.

Por @diegui83

Antes que nada, voy a pedirles disculpas por lo subjetivo de este artículo. Uno no puede quedar indiferente ante una personalidad tan influyente como Clint Eastwood. Él es el nombre del Cine. Y también el nombre del Western (después del Duke, claro está).

Su paso por la gran pantalla, tanto como actor o director, ha dejado una huella imborrable que perdurará a través de la historia contemporánea y futura. No se puede hablar de cine si no se habla de él.

Eastwood en su debut televisivo: Cuero Crudo

Como si de un presagio se tratara, sus primeros pasos en la industria fue en la serie Cuero Crudo (Rawhide, 1959-1966), pero solo hasta 1963, cuando un director italiano, hasta ese momento desconocido, lo convoca para una serie de films que lo catapultarían a la fama internacional: La Trilogía del Dólar (Por un Puñado de Dólares; Por unos Dólares Más; El Bueno, El Malo y El Feo). Sergio Leone es el encargado de ver en el joven Clint a ese Hombre Sin Nombre, parco, con pocas palabras pero más que diestro en el manejo de su Colt al arrebatar las vidas de sus enemigos.

Eastwood es un hombre de personalidad única, capaz de romper todos los estereotipos.  Una especie en extinción: es el último de los clásicos. El hombre que mejor representa un estilo, un modo de actuar, de comportarse y narrar que escapa completamente de las modas y conserva la nobleza y la estirpe de otros tiempos.

Luego de su corto pero fenomenal paso por el western europeo, Clint vuelve a su país natal para, en 1968, fundar su propia productora de cine, Malpaso y comenzar una segunda etapa más que exitosa delante y detrás de cámaras.

“Un ser humano no debe pasarse la vida sentado. Creo que a medida que vamos envejeciendo debemos obligarnos a expandir nuestros horizontes, a aprender, manteniendo nuestras mentes en constante actividad”, dijo en una oportunidad. Y vaya que está en constante actividad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sus films son el ejemplo mismo de constante curiosidad y versatilidad del director, explorando cada aspecto del alma norteamericana, y por qué no, humana: desde la música (Bird), la guerra (La Conquista del Honor), el romance (Interludio, Los Puentes de Madison), el thriller y la intriga política (Poder Absoluto, Crimen Verdadero), el drama psicológico (Un Mundo Perfecto, Million Dollar Baby).

Pero Eastwood siempre estará ligado a sus raíces del Viejo Oeste: apenas cinco años después de la vuelta de Italia un personaje muy similar a su Hombre Sin Nombre quedaría plasmado a fuego como si de otra personalidad se tratase: Harry Callahan de la saga Harry el Sucio (Dirty Harry). Un personaje que fácilmente podría confundirse con la reencarnación de ese duro del Lejano Oeste que supo componer para Sergio Leone y ahora, décadas más tarde, imparte su propia ley en las calles de Manhattan como un duro policía que no se apega a las reglas.

El primer título Western que dirige es La Venganza del Muerto de 1973, y más allá de tener una atmósfera bastante extraña, se nota la influencia visible e inequívoca del Spaghetti Western; un anti-héroe con aires vengativos, de pocas palabras que parece de otro mundo o del Más Allá, e incluso en los efectos de sonido y los planos de cámara.

Luego llegaron personajes con más influencia del Oeste clásico norteamericano como El Fugitivo Josey Wales de 1976 o El Jinete Pálido de 1985. Personajes que, con la mixtura que Eastwood trajo de su experiencia y la huella que dejaron los westerns europeos, más la mirada crepuscular que el actor aportó, culmina en el film que hasta hoy es el homenaje definitivo al género y a Sergio Leone: Los Imperdonables (The Unforgiven, 1992).

Quizás se podría decir mucho más sobre este multifacético actor y realizador, pero quizás la conclusión que podemos llegar a sacar es que sin su paso por el género europeo de cowboys, su obra no hubiese tenido tantos ribetes extraordinarios y hoy no estaríamos hablando de Clint Eastwood como El Cowboy Definitivo.

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Diego Alvarez 1281 Articles
Cinefilo, comiquero, coleccionista, comic addict. Whovian de tiempo completo.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.