El bebé de Rosemary: De tal palo, tal astilla

Un día como hoy hace 48 años, se estrenaba éste clásico de culto y del terror.

Por: @RodrigoGF75

El 12 de junio de 1968 un tal Roman Polanski estrenó una película que se transformó en un culto del género: El bebé de Rosemary.

La cinta está basada en la novela homónima de Ira Levin y aún con el paso del tiempo no deja de ser perturbadora. Los amantes del cine de terror buscaron en ella sustos pero Polanski fue más allá. Visualmente es bella pero no deja de ser incómoda al ponernos en la piel de una joven e inocente mujer interpretada por Mia Farrow que nos transmite todo el tiempo una sensación de que “algo no está bien en todo esto”. No es necesario que ella lo diga, lo siente, y con ella, lo sentimos nosotros.

rosemarybaby_1900141b

Rosemary Woodhouse (Mia Farrow) es una joven ama de casa que está casada con un fallido actor de teatro llamado Guy Woodhouse (John Cassavetes). El lugar es enorme y barato y está disponible gracias a la muerte de su dueña.

Hasta ese momento todo parece funcionar con normalidad, hasta que Guy, entabla amistad con los Castevet, sus  excéntricos vecinos que van mostrando cada vez mayor interés en su vida y en la de la frágil y dulce Rosemary. Junto a ellos, otros vecinos del edificio que se acercan mostrándose muy preocupados por la joven.

rosemarysbabyp24

Desde ese momento todo comienza a salir bien en la vida de los dos. Guy consigue un importante papel en una obra luego de que el actor principal extrañamente quedara ciego. ¿Un golpe de fortuna?: No. El mundo pareciera abrirles los brazos y ve cómo el éxito que tanto anhela está al alcance de sus manos.

Como toda pareja feliz, planean tener un bebé. Una noche, Rosemary sueña que que está desnuda en la cama frente a la mirada de sus extraños vecinos del edificio y es violada por un monstruo con forma demoníaca. A partir de ese momento todo cambia para ella y el clima en en la historia, se empieza a poner más denso, sobretodo cuando se entera de que está embarazada.

rosemary-still

Polanski brilla en lo visual por su detalle y belleza creando una atmósfera de absoluto misterio, y lo particular de esta historia que también la hace tan atemporal y atrapante más allá de la temática, es que está siendo relatada en primera persona. Solo sabemos lo que Rosemary sabe, por eso nos incomodamos junto a ella.

rosemarysbaby1

El bebé de Rosemary es una de las películas que mejor ha retratado el mundo de la brujería y el ocultismo desde un punto de vista muy real y que ha dado lugar a muchas leyendas e historias acerca de su realización, partiendo del edificio en donde se filmó: El Dakota. Un emblemático edificio de la ciudad de New York plagado de misterios y vinculado con el satanismo, la brujería y lo oculto. Es famoso por albergar personajes famosos, y fue testigo del asesinato de John Lennon el cual ocurrió en la entrada principal.

dakota_1

El edificio fue habitado por muchos famosos personajes a través de los años, como: el mismo John Lennon (su viuda Yoko Ono vive aún allí), Judy Garland, Boris Karloff, Leonard Bernstein, Bono, Sting, Paul Simon, entre otros y uno de sus más recientes ocupantes es Alec Baldwin quien llegó a pagar 8 millones de dólares por un apartamento. Pero sin lugar a dudas, el personaje más enigmático que residió en el edificio fue Aleister Crowley. Este mago negro inglés -participante y fundador de distintas sociedades secretas herméticas- ha pasado a la historia del ocultismo como uno de los personajes más perversos y presuntamente, realizó distintos rituales de magia en su interior. Nada es casualidad.

Parte de los misterios no terminan ahí. La protagonista inicial para hacer de Rosemary era la en ese entonces esposa de Polanski, la actriz Sharon Tate, sex symbol de la época.  Ellos se separaron después de que le director se enteró de que estaba embarazada y ella se hizo amiga y seguidor de Charles Manson. El psicópata y líder religioso quien  terminó matándola de 16 puñaladas a dos meses de dar a luz junto con otras 4 personas en la una lujosa residencia del director Polanski que justamente ese día, no se encontraba en la ciudad.0014048354

El bebé de Rosemary de Polanski es una narración lenta que va cociéndose lentamente pero poco a poco se va construyendo de manera perfecta  y cuyo producto final es aterrador y perturbador. Nos quedamos con una de las frases finales y es cuando uno de los vecinos dice con emoción, refiriéndose al bebé: “Tiene los ojos de su padre“.

Rosemary’s Baby 35

Siempre vale la pena volver  a verla y más aún hoy, recordando su 48 aniversario.


La_semilla_del_diablo-673657233-large

  • Título original: Rosemary’s Baby
  • Año: 1968
  • País: Estados Unidos Estados Unidos
  • Director: Roman Polanski
  • Guión: Roman Polanski (Novela: Ira Levin)
  • Reparto: Mia Farrow, John Cassavetes, Ruth Gordon, Ralph Bellamy
  • Productora: Paramount Pictures
  • Género: Terror. Drama Sobrenatural. Thriller psicológico.

 

 

 

Brujería y Satanismo.


 

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.