El día de Superman

Con el quisimos volver al resurgimiento de este ícono americano por antonomasia, este ser invulnerable que reunió lo mejor del mito del american style y que murió cuando este dejó de serlo.

Por @mauvais1

“Creado por el escritor estadounidense Jerry Siegel y el artista canadiense Joe Shuster en 1933, cuando ambos se encontraban viviendo en Cleveland, Ohio; lo vendieron a Detective Comics, Inc. en 1938 por 130 dolares y la primera aventura del personaje fue publicada en Action Comics 1 (junio de 1938)”.

Así comienza el articulo dedicado al personaje en la Wiki y si uno se detiene en aquellos primeros renglones llega a conocer un poco lo que significó esa criatura, porque en los treintas el gigante americano transitaba una de las más crueles depresiones que pudo vivir y que solo se compararía a la ocurrida en los inicios del siglo XXI. Depresión, crimen, gansters y una ley seca que se derogaba por su rotundo fracaso. Un país que intentaba encontrar el rumbo en un siglo que se presentaba complejo y cambiante, porque estaba a las puertas de los horrores de las guerras, el fascismo y la revolución.

ss_060612_superman_05.today-ss-slide-desktopEntonces aquel hombre de acero fue un rudo combatiente del crimen, un solitario justiciero que no mostraba contemplaciones a la hora de hacer pagar al bandido, al abusador y al ganster. Un Eliot Ness, un James Cagney que hacía lo que debía para detener al ladrón. Fue en el transcurso de los años cuarentas que se dotó al personaje de un código de conducta y moral aprehendido en el Smallville donde fue educado por Martha y Jonathan Kent. Y fue Richard Donner, en el cine,  quien más acercó a la humanidad a este dios Kryptoniano cuando en 1978 dio rostro a ese ya anciano héroe, y Christopher Reeve lo dotó de ese carisma que derribó todo prurito y dio un nuevo impulso al personaje. Todos recordamos las palabras de Jor-El a su hijo en la fortaleza solitaria, unas en particular que crearían el mito moderno, no ya de un super hombre, sino de un dios encarnado.

Vive como si fueras uno de ellos Kar-El. Averigua donde son necesarios tu fuerza y tu poder pero conserva siempre en tu corazón el orgullo de tu origen. Ellos pueden ser un gran pueblo Kar-El, desean ser un gran pueblo, solo necesitan la luz que les muestre el camino. Por esta razón sobre todas, por la capacidad que tiene para hacer el bien te he enviado a ellos a tí, mi único hijo.

Intrínsecamente suponen al joven Kal/Clark un ser venido para la salvación de la humanidad.

mos-trailer-2

Todo eso y más pasarán a tí hijo mío. Seré tu compañero todos los días de tu vida, harás de mi fuerza la tuya, verás mi vida a través de tus ojos y yo la tuya a través de los míos. El hijo se convertirá en padre, y el padre… en hijo.

En los ochentas muere, como para acentuar el hecho divino. Y en los noventas las pasa todas, renacimientos, spinoff, crossovers, hasta el intento fallido de Tim Burton y entonces, el 11 de junio del 2013, resurje de un anquilosado sueño cinematográfico de la mano de Zack Snyder, con una historia pergeñada por David S. Goyer y Christopher Nolan. Y el héroe y salvador americano se transforma en el cristo universal y moderno. Uno que llegó para salvación no de Estados Unidos, sino de la humanidad toda.

Man of Steel (2013)

batman-v-superman-dawn-of-justice-image-6Fue esa la impronta con la fue dotado este nuevo hombre de acero, uno que deambula por el mundo buscando su sitio, su misión; la impronta que da sentido a su existencia, cual Jesús en el desierto, esos metafóricos cuarenta días con que inician la historia, son la retrospectiva de un ser que busca respuesta, uno que vio morir a su padre adoptivo sabiendo que podía salvarlo, pero que aún no era el momento de mostrarse, esperar hasta los 33 y surgir, hasta entonces es “Conócete, acéptate, supérate” (San Agustín). Encontrar la nave y la imagen de su padre, es enfrentarse a si mismo y saber en profundidad su naturaleza supra humana, su esencia divina. El hijo entregado al mundo para mejorarlo es la impronta que más elaboran en esta puesta al día. La entrega pacifica al verdugo es la crucifixión, pero sin ella no habría muchedumbre que al ver su sacrificio se convirtiera en creyente.

Batman-v-Superman-Henry-Cavill-GroundedLos jóvenes dioses de la vasta mitología humana entregaron sus vidas en busca de esa redención de la humanidad y de esa aceptación de la divinidad intrínseca. Horus, Mitra, Dionisos, todos ellos vieron sus cuerpos consumidos por el hombre y su sangre derramada. En Man Of Steel somos partícipes de la primera parte de la vida publica de un salvador, uno que enseña por el ejemplo y con él se desatan las fuerzas que no quieren esa redención humana y traen el Apocalipsis a nuestros lares y lo desbastan todo, llevándonos al limite, porque quieren que condenemos al salvador, que reneguemos de él. Pero, siempre hay un pero en la realización, seremos capaces de superar la prueba y creer que es posible la reconstrucción, que de las cenizas surge esa nueva y gloriosa especie. Después del Apocalipsis llega el paraíso al que el héroe/divinidad nos conduce con mano férrea. ¿Pero somos capaces de eso con el cinismo que impera en la modernidad? Bruce Wayne parece que no.

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 1964 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.