Reseña: El Buen Amigo Gigante (2016)

La última producción animada de Steven Spielberg llega a nuestros cines y en 4B te contamos que nos pareció.

Por @skepticalcity

La historia está inspirada en un cuento infantil de Roald Dahl, “THE BFG” (Abreviación en ingles de The Big Friendly Giant), publicado en 1982. Y nos ubica en Londres, donde una niña que tiene insomnio vive en un orfanato junto a otras niñas huérfanas. En una de esas noches desveladas, ve a un extraño ser que recorre las calles de la ciudad, y es secuestrada por él, llevada así a la oculta Tierra de los Gigantes.

La niña, llamada Sophia (Ruby Barnhill) nos gana el corazón desde su primera aparición, con una personalidad curiosa y solitaria, llena de una valentía que contrasta con los miedos de su “par” gigante (Mark Rylance).

Lo primero que llama nuestra atención dentro de este universo fantástico son los paisajOH POR DIOS EL DIALECTO. Es que si, los gigantes, o al menos este gigante, tiene un abanico de palabras propias, que son una distorsión de las palabras humanas, con agregados o unión de silabas. Puede resultar un poco complicado al oído acostumbrarse y sobre todo que termine cayendo bien. Supongo que el parámetro de cada uno dependerá de cuan simpático nos cae el personaje.

Pero volviendo a los paisajes de la Tierra de los Gigantes, la diversidad de colores y texturas está a la altura de una película del año 2016 y bajo el ala de un tipo como Spielberg, así que en ese sentido, afortunadamente, no hay sinsabores.

La premisa es sencilla, y claramente la idea no es pedirle una trama ramificada y con giros argumentales. Sin embargo, a veces uno la siente demasiado lineal. De algún modo se nota que su origen viene de un cuento infantil, donde el conflicto que aparece en la página 4, se resuelve en la página 5. Y si bien insisto, su característica es justamente ser una historia sencilla y dulce, esa simpleza deja de lado algunas explicaciones que considero… me cuesta decir “importantes”, pero si expansivas de este universo que se nos presenta.

Por ejemplo, la función del gigante en nuestro mundo no queda del todo claro. Si bien se nos explica que es una especie de “distribuidor de sueños”, no sabemos si esa distribución es una cuestión azarosa, o predeterminada por él. Si también distribuye las pesadillas, si es el único en su especie, o su territorio solo incluye Gran Bretaña. Del mismo modo la obtención de esos sueños también necesita una vuelta más, porque se nos enseña un árbol mágico que no para de soltar sueños, pero algunos de los que salen parecen personalizados. Entonces, ¿nosotros creamos nuestros propios sueños? ¿son genéricos? ¿el gigante los mezcla en su laboratorio? (porque tiene uno). Ya sé que tal vez estoy pidiéndole demasiado, pero lo hago porque la película intenta explicarlo y mucho de su argumento se centra en el rol de los sueños.

En cuanto al conflicto principal, tenemos a un grupo de gigantes más gigantes que nuestro amigo, y de aspecto bastante prehistórico/vikingo. Son “malos”, pero difícilmente puedan ser llamados así. En las escenas que aparecen, se los ve mas como seres torpes, poco inteligentes y tal vez algo impulsivos. Se nos cuenta que comen niños, pero nunca vemos niños en la Tierra de los Gigantes, se nos cuenta que secuestran niños, pero nunca los vemos secuestrar a nadie. Su amenaza es más potencial que real. Su líder, Fleshlumpeater (Jemaine Clement), quizás si parezca un poco más despiadado (hasta ahí) pero la banda que lo sigue hasta físicamente resulta poco intimidante. Claro, es una historia para niños, pero yo no fui el que trajo a la mesa el tema de los monstruos devoradores de infantes.

La sinopsis oficial de la película nos adelantaba que los protagonistas iban a buscar la intervención de la Reina británica en el asunto y honestamente era la parte a la cual más desconfianza le tenía. Me daba la impresión de que los momentos que sucedieran en la tierra fantástica me iban a cautivar más, mientras que el contacto en el mundo real sería muy forzado. Pero ese resulto, en mi opinión, el punto más alto de la película. Aplicaron absolutamente todos los cliches posibles que se te puedan ocurrir con un gigante adentro del Palacio de Buckingham, pero aun sabiendo que lo son, funcionan. Resulta entre gracioso y tierno ver como el gigante se esfuerza por no avergonzar a Sophia con sus modismos, y como ella siente tanto orgullo por él como bochorno. El hecho de ver una bandeja repleta de huevos fritos con sus yemas explotando al pasarle pan en pantalla gigante… bueno, no se ve todos los días, convengamos.

El castigo a los gigantes no es más que anecdótico y coincidente con lo expuesto más arriba (ninguno es tan malo). Y está bien, porque no creo  que la idea de la película pase por la búsqueda de un castigo. Construye una relación entre dos seres en apariencia muy dispares, que coinciden en un aspecto fundamental: están solos en el mundo. Y definitivamente se necesitan, aun cuando sus caminos inevitablemente terminen yendo por direcciones distintas.

No quiero dejar de destacar la increíble interpretación de la pequeña Ruby Barnhill. Es posible que la comencemos a ver en papeles más seguido, porque para llevar a cabo a un personaje con tanta personalidad, indudablemente también tenes que tener parte de eso. Además, sabiendo como se fanatiza muchas veces Spielberg con ciertos actores/actrices, no es de extrañar que la incluya en alguna de sus próximas producciones. Sin ir mas lejos, el “niño” mimado actualmente viene siendo Mark Rylance, ganador de un Oscar por su papel en Bridge of Spies (2015), ahora interpretando al gigante, y ya incluido en la próxima de Spielberg: Ready Player One (2017)

En síntesis, una película que si bien considero que no ahonda demasiado en profundidad sobre algunos aspectos de la trama, puede hacerte pasar un lindo momento, más si llevas a chicos pequeños. La historia no tiene golpes bajos, aunque si sos de sensibilidad alta puede llegar a robarte alguna lagrima. Y si a eso le sumamos una gran faceta técnica, no es una opción para nada despreciable. Ah, y un consejo: no se justifica el 3D. La pueden disfrutar igual en condiciones convencionales.

Puntaje: 7 / 10

FICHA TÉCNICA:

Titulo Original: The Big Friendly Giant (The BFG)
Actores: Mark Rylance, Ruby Barnhill
Actores secundarios: Rebbeca Hall, Bill Hader, Adam Godley, Penelope Wilton
Director: Steven Spielberg
Fotografía: Janusz Kaminski
Guión: Melissa Mathison
Música: John Williams
Género: Familiar, Aventura
Origen: Estados Unidos
Duración: 117 minutos
Distribuidora: Buena Vista

TRAILER:

 

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.