Orange is the New Black: La comunidad de Litchfield

Todo lo que están por ver está plagado de spoilers, si siguen leyendo es bajo su propia responsabilidad.

Por @tinycatastrophe

El 17 de junio Netflix lanzó la cuarta temporada de Orange is the New Black, esa serie que a veces nos dio ganas de ir a la cárcel, pero que definitivamente nos hizo sentir lo contrario durante estos nuevos trece capítulos.

La última vez que vimos a las habitantes de la cárcel de Litchfield, las dejamos divirtiéndose en la playa y nadando en un lago mientras en la puerta de la prisión llegaban decenas de nuevas compañeras. Porque en esta serie los momentos buenos –Soso y Poussey encontrándose flotando en el agua y dando inicio al romance más lindo de los cuatro años- no pueden durar más de unos minutos.

La cuarta temporada comienza unos minutos después del final de la tercera, con las reclusas volviendo a la cárcel después de su día de playa y encontrándose a sus nuevas e inesperadas compañeras. Todos los problemas de convivencia que había en Litchfield ahora se duplicaron, con el doble de residentes, el doble de violencia, y especialmente con el doble de guardias. Está claro que los protagonistas de estos trece capítulos son los nuevos guardias que vinieron a reemplazar al antiguo staff que renunció en medio de la tarde en el lago de la última temporada.

Este nuevo equipo está formado por unos ex marines que viven comparando el nuevo trabajo con su experiencia en Afganistán, un par de ineptos (que incluye al inocente Bailey y al violador de Pennsatucky (Coates), a quienes conocimos anteriormente, y al intimidante y autoritario Capitán Piscatella (Brad William Henke). Pero el más peligroso es Aydin, uno de los socios del narcotraficante con el que Alex Vause (Laura Prepon)trabajaba antes de entrar a la cárcel, que viene infiltrado como un simple guardia para matarla por haber delatado a su jefe. Vause trata de razonar con Aydin, pero rápidamente éste la tira al piso y comienza a ahorcarla. Casi a punto de sofocarla, aparece Lolly (Lori Petty) –la misma que hasta hace algunos capítulos Alex pensó que era una infiltrada enviada para matarla- a su rescate, tira al piso a Aydin y lo mata a pisotazos en el pecho. La noche siguiente, Alex completamente afectada por el hecho, va a enterrar finalmente el cadáver cuando descubre que Aydin sigue vivo, pero está paralizado. Sin nadie que haga el trabajo sucio por ella, termina asfixiándolo entre llantos. A la mañana siguiente, Frieda (Dale Soules) encuentra el cuerpo, y luego de idas y vueltas, decide junto a Alex y Lolly, que la mejor manera de deshacerse del cuerpo es cortarlo en pedazos y enterrarlo en la huerta de la prisión. Vause transcurre toda la temporada angustiada por haber cometido su primer asesinato, y por el miedo a que se descubra el cadáver enterrado. Pero no es hasta el antepenúltimo capítulo que descubren parte a parte al cuerpo, y donde finalmente, luego de horas y horas de una ronda de interrogaciones liderada por Piscatella, el consejero Healy se da cuenta que no era una alucinación lo que Lolly le había contado, y la envían directamente al pabellón psiquiátrico.

Por otro lado, los nuevos guardias demuestran técnicas inhumanas para controlar la insubordinación de las reclusas, como por ejemplo hacer parar en una mesa a Blanca (Laura Gómez) durante días, y luego también a Piper (Taylor Schilling) hasta que “aprendan la lección” de no rebelarse ante los guardias. También hay enormes abusos de autoridad: el aparentemente inocente Bailey (Alan Aisenberg) pidiendo un favor sexual a cambio de hamburguesas, el peligroso Humphrey (Michael Thorpey) obligando a Crazy Eyes (Uzo Aduba) a pelearse con Kukudio (Emily Althaus) al punto de dejarla inconsciente y también forzando a Maritza (Diane Guerrero) a punta de pistola a comer un ratón vivo, el acoso incasable de Piscatella a Red (Kate Mulgrew), entre otros.

Sin embargo, como sabemos, esta serie fue nominada a los Golden Globes no solo como drama, sino como comedia también, y por eso hay tramas más livianas como: la famosa chef –y nueva reclusa- Judy King (Blair Brown) tratando de amoldarse a la vida en la cárcel a pesar de los privilegios y favoritismos de los que se aprovecha constantemente, el reciente matrimonio de Morello (Yael Stone) que debido a la distancia termina obsesionándola de celos infundados, Poussey y Soso enamorándose y planeando un futuro juntas, el nuevo trabajo de secretaria de Taystee (Danielle Brooks), la búsqueda de una oportunidad para sacarle fotos a Judy King para venderlas a un tabloide, el conflicto moral de Yoga Jones (Constance Shulman) al ser puesta como compañera del injustamente lujoso cuarto de Judy King, y más.

Pero también es central un conflicto que es un reflejo de la sociedad norteamericana (¿y del mundo también?) actual: el racismo y discriminación en general. En el quinto capítulo, cercada por amenazas del grupo de las latinas, Piper organiza un grupo que inicialmente debía servir para controlar la formación de pandillas en Litchfield, pero que inconscientemente termina en una agrupación nazi. Es a partir de ese grupo que los grupos de las afroamericanas, las latinas, las blancas, y las “otras” (básicamente las orientales y hawaianas) se aíslan entre ellas cada vez más. Es recién al final de la temporada, cuando se unen todas en contra del abuso de los guardias, y especialmente después de la muerte de la inofensiva Poussey a manos (o rodilla, mejor dicho) del ya no tan tranquilo Bailey, que se comportan como comunidad y se olvidan los colores de piel y de donde viene cada una.

Habrá que ver la próxima temporada, recién el año que viene y sin fecha confirmada, para ver cómo sigue Litchfield después de la injusta muerte de Poussey, los cambios en la administración, la llegada de aún más nuevas reclusas, y para completar cada vez más las historias de las habitantes de Litchfield que tanto queremos.


  • Título: Orange Is the New Black
  • País: Estados Unidos
  • Año: 2013
  • Duración: 55 min. (aprox.)
  • Temporadas: 4
  • Género: Drama, Comedia
  • Reparto: Taylor Schilling, Kate Mulgrew, Michael Harney, Natasha Lyonne, Laura Prepon, Taryn Manning, Selenis Leyva, Nick Sandow
  • Distribuidora: Netflix
  • Productora: Tilted Productions, Lionsgate Television

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.