The Get Down: Busca a aquellos que aviven tu llama

La nueva serie de Netflix nos lleva al mágico mundo del génesis del Hip Hop en la Era Disco, de la mano de Baz Luhrmann.

Por @diegui83

Hablar de una época idílica en todo sentido, ya sea por la música, el arte, etc. es hablar de la década del 80. Pero hay otra, donde el verdadero génesis musical que abarcó y sigue abarcando la esfera interpretativa mas colorida tuvo su explosión: los 70. Una generación y, más bien una clase social limitada por el pueblo norteamericano mediante el racismo, fue la que tuvo el impulso en la cuasi marginalidad y en los tópicos artísticos, su mayor influencia en la cultura misma del país y a nivel mundial desde siempre: los latinos y los negros.

Y quién mejor para moldear ese universo en forma de fábula cinematográfica que el que nos llevo por los arrabales y prostíbulos de París con su aventura colorida y llena de covers musicales, o quién nos brindó la más hermosa, legendaria y trágica historia de amor transformada en telenovela teen. El que nos llevó la opulencia de los que más tienen, junto al desamor y el desarraigo en vísperas de la Gran Depresión, en una historia surrealista y en tres dimensiones. Quién mejor que Baz Luhrmann, un director que mejor que nadie sabe entender la influencia que tiene la música en nuestras vidas y, que sin ella, quizás no tendría ningún sentido.

La historia, que transcurre en el verano más caluroso de 1977, nos lleva de viaje al sur del Bronx, barrio peligroso del norte si los hay, pero que en ese momento confluía tanto la violencia callejera como el mundo del arte y la música en un hervidero clandestino que no tardaría en hacer ebullición hacia las grandes masas. Ezekiel “Zeke” y Mylene son los protagonistas de una historia que tiene mucho de Montescos y Capuletos en un lugar y una época donde la esperanza era lo último que se perdía y donde ellos saldrán en busca de su oportunidad.

The Get Down es hasta hoy, la serie más cara que produjo el gigante Netflix (120 milones de dólares), quizás por esto solamente hay 6 capítulos en línea, o sea, solo la primer parte de 13 (el primer capítulo solamente fue dirigido por Luhrmann con una duración de hora y media) con una duración de una hora aproximadamente y a la espera indefinida de la segunda tanda.

La serie explora el despertar sexual, la madurez y el surgimiento de los DJs en la época donde el Hip Hop fue bebiendo de la música Disco para separarse de ella cantando el son de las vivencias cotidianas, en contraposición de las rimas estilísticas de la música bolichera tan popular en su momento.

Lo atractivo de la serie (para un servidor que no podía dejar de fascinarse con lo que veía, soy culpable), además de la estética que es sello personal de Luhrmann, son las influencias y los acercamientos a la realidad: mediante una mezcla de imágenes de archivo, mas un filtro de granas en la pantalla que asemeja al fílmico de 16 mm., nos sumerge en un momento de la historia de gran agite en los barrios bajos norteamericanos, pero también de gran estallido social y cultural.

La influencia del cine en los jóvenes (Star Wars, el cine oriental con sus Shaw Bros. y Bruce Lee a la cabeza), la música Disco con Donna Summer o los Jackson 5, el génesis de los DJs con Grandmaster Flash como ícono fundamental y los artistas graffiteros se funden en el compendio de la marginalidad donde también había muchas oportunidades, ya que en cada esquina había un club, y en cada club un matíz artístico, sobre todo musical.

Si bien la serie bebe de las influencias del cine callejero de Scorsese y también tiene un poco de Walter Hill y su The Warriors (1979), no esperen una mirada profunda o una “The Wire”, sino más bien un remembranza hacia un mundo donde todo era posible, donde incluso los sueños más pequeños eran algo cercano si encontrabas a aquellos que compartían tus anhelos y te acompañaban en el camino. Una apuesta quizás simple, por momentos caótica, pero que sin dudas es para ver una y otra vez gracias a la mano de Baz Luhrman, quien nos brinda su fábula más grande y musical realizada hasta la fecha.


The Get Down está situada en Nueva York en 1977. Esta serie dramática con un eje musical, narra el surgimiento del hip-hop y los últimos días de la música disco contado a través de las vidas, música, arte y danza de un grupo de niños del sur del Bronx, quienes cambiarán al mundo.”

  • The Get Down está creada por Baz Luhrmann y un equipo de colaboradores que incluye a la cuatro veces ganadora del Oscar y productora ejecutiva Catherine Martin, al legendario MC y productor ejecutivo Nas, al productor asociado Grandmaster Flash, al dramaturgo ganador del Premio Pulitzer co-creador y al productor ejecutivo Stephen Adly Guirgis, además de contar con expertos en el tema, como el historiador del hip-hop y productor de supervisión Nelson George.
  • Protagonizada por Shameik Moore (Shaolin Fantastic), Justice Smith (Ezekiel “Books” Figuero), Herizen Guardiola (Mylene Cruz), Yahya Abdul-Mateen II (Cadillac), Jaden Smith (Dizzee Kipling), Skylan Brooks (Ra-Ra Kipling), Tremaine Brown Jr. (Boo Boo Kiping), Mamoudou Athie (Grandmaster Flash), Jimmy Smits (Francisco “Papa Fuerte” Cruz) y Giancarlo Esposito (Ramon Cruz).

The Get Down tiene disponible sus 6 primeros episodios en Netflix desde este 12 de agosto.

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Diego Alvarez 1311 Articles
Cinefilo, comiquero, coleccionista, comic addict. Whovian de tiempo completo.

1 Trackback / Pingback

  1. The Get Down: Primer trailer de la segunda temporada. – Cuatro Bastardos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.