“Sangre, Sudor y Siliconas” Basada en Tito Andrónico de W. Shakespeare

Basada en “Tito Andrónico”, la primera obra conservada de William Shakespeare, “Sangre, Sudor y Siliconas” está escrita en verso blanco, sin rima pero con ritmo que remeda el pentámetro yámbico isabelino. La tragedia de venganza es trasplantada a una clínica de cirugía estética.

Por @mauvais1

El conflicto romanos contra godos se da aquí entre la ciencia y la magia, entre los cirujanos plásticos y los nativos del Valle de la Longevidad, en un Ecuador legendario. El célebre esteticista Tito regresa con una princesa inca poseedora del gen contra la arruga. Ha operado en masa a los indios para obtener su secreto. Ahora ellos se vengarán en la propia clínica a donde fueron traídos como rehenes.

La obra original es única por su estadística de violencia: 14 asesinatos, 6 mutilaciones, 3 violaciones, 1 enterrado vivo, 1 caso de locura y 1 de canibalismo. Un promedio de 5,2 atrocidades por acto, o 1 cada 97 versos. Tanto que hasta el día de hoy los estudiosos no se ponen de acuerdo si se trata de una tragedia o de una farsa. Demaría elige el camino del disparate.

Protagonizada por Fanny Bianco, Daniel Campomenosi, Fabián Minelli, Marcos Montes, Adriana Pegueroles y Gastón Vietto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con música original de Gerardo Gardelín, coreografía de Alejandro Ibarra y diseño de escenografía por Gonzalo Córdova. Diseño de vestuario de Sofía Di Nunzio y diseño de luces de Gonzalo Córdova y de la realización de vestuario se encargaron Mirta Dufour y Gonzalo Giacchino.

Con dirección y libro de Gonzalo Demaría.


SANGRE, SUDOR Y SILICONAS

Desde el 13 de septiembre, todos los martes a las 21:00

Hasta Trilce, Maza 177, Tel 4862-1758

Entradas en ALTERNATIVA TEATRAL

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 1775 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario