Bizarro Bastardo Presenta: Delicatessen

Un verdadero festín cinematográfico, una historia que se construye a través de los personajes más bizarros que se puedan imaginar. La mesa está servida, con ustedes; Delicatessen de Jean-Pierre Jeunet y Marc Caro.

Por @mauvais1

Ambos se dieron a conocer justamente con esta producción. Fue el primer largo que dirigieron y escribieron en conjunto con Gilles Adrien. Jean-Pierre Jeunet nos daría luego la bella y acuática La cité des enfants perdus (1995), la controvertida y poco valorada por los fans Alien: Resurrection (1997) y la imprescindible Le fabuleux destin d’Amélie Poulain (2001) o como la conocimos, Amelie. Mientras que Marc Caro regresaría años después con una deslucida, aunque estéticamente interesante Dante 01 (2008).

Delicatessen (1991)

La historia transcurre en una Francia del futuro en el que el mundo es un desolado desierto de viejas y desvencijadas edificaciones. Como si los ruinosos años de la posguerra mundial se hubieran perpetuado en esa siempre declinante tierra. Allí, en un inmenso descampado, se alza un viejo edificio habitado por personas de costumbres más bien extrañas que sólo tiene una preocupación: alimentarse, ya que el suelo árido no da ningún tipo de fruto. El propietario es un peculiar carnicero que tiene su establecimiento en los bajos del bloque, donde llega un nuevo inquilino que trabaja en el circo y que quiere alquilar el único departamento vacío de esa vecindad.

02Ese departamento es el foco de toda la actividad de los vecinos, que verán al joven payaso Louison como la esperanza de sobrevivir un día más en ese pequeño universo que son. Cada uno de ellos es un personaje por si mismo; con una creatividad inesperada, todos ellos conforman los pecados y aciertos de los hombres y mujeres de este bendito planeta; con obsesiones, miedos y anhelos todos aglutinados, amontonados en esa precaria balsa de civilización que hasta parece una parodia de lo cotidiano. Un microcosmos hecho de colores saturados, sudor y mugre. Como en una abigarrada tela de Brueghel somos testigos, con esa ingeniosa puesta de cámaras, de un universo que espiamos.

La puesta es, en sí, una de sus mas preciosas singularidades, con sus acertados planos detalle hacia unos rostros tan bien seleccionados que acongoja, con una extraordinaria paleta que hace de la luz un vestuario más de los personajes, con esa oscura y verde paleta de la suicida o la dorada y anaranjada luz de la joven cortejada, al igual que la neblina de ese exterior malsano. Y qué decir del diseño de sonido, que no solo está para dar peso y masa al relato, sino que además narra a la vez su propia historia.

 Dominique Pinon, es a ciencia cierta, el mejor narrador de esta historia, con su inocencia y espontanea felicidad que atropella, en más de un sentido, esa sociedad temerosa, con un líder totalitario, en la figura del carnicero. Porque él provee lo elemental para subsistir, porque él tiene la potestad de que sea el otro el que se… No digamos más.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Miljen Kreka Kljakovic es el diseñador de esta producción que es un gozo en el detalle casi obsesivo, las texturas y colores, el mismo señor que nos regalaría la bella puesta de Underground (1995) de Emir Kusturica. Y Darius Khondji quien con su dirección de fotografía daría el encanto de un sucio y deslucido, aunque por momentos brillante, cuento de hadas.

Protagonizada por Dominique Pinon, Howard Vernon, Chick Ortega, Pascal Benezech, Marie-Laure Dougnac, Jean-Claude Dreyfus, Karin Viard, Anne-Marie Pisani, Silvie Laguna, Jean-François Perrier, Dominique Zardi y Marc Caro.

Una imperdible joya del cine francés que no pueden dejar de disfrutar, porque el bizarro no es quien lo hace, sino el que lo disfruta.

 

 

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 2070 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.