4B Íntimo: Entrevista a Vicente Alfonso

Entrevistamos a Vicente Alfonso, escritor mexicano, que nos cuenta sobre su producción literaria, sus gustos estéticos y anécdotas personales sobre el origen de sus historias.

por @MLauParedes


descarga-2


  Vicente Alfonso nos introduce en su novela Huesos de San Lorenzo y su trabajo con el tópico literario de “el doble”. Nos invita a leerla tanto por tener pasajes autobiográficos como por el juego policial que construye. Aquí, la charla que nos brindó junto con anécdotas personales que nos permiten conocerlo más allá de su escritura.

Cuatro bastardos: ¿De qué trata Huesos de San Lorenzo?

Vicente Alfonso: Montada sobre la estructura de la novela policial, se trata de una indagación en torno a cómo se construye la personalidad. Decidí usar esa estructura porque hay un recurso que, desde hace décadas, se usa mucho en el crimen organizado: contratar a gemelos como sicarios. Parece broma, pero que un asesino cuente con un hermano idéntico dificulta mucho las investigaciones y la procuración de justicia, pues es fácil desarmar a los testigos de una ejecución. A nivel anécdota, Huesos de san Lorenzo se trata de una novela casi autobiográfica: como los protagonistas de la novela, tengo un gemelo idéntico, crecí en el norte del país, estudié catorce años en un colegio jesuita y mi madre fue juez.
Desde niño, mi condición de mellizo me enfrentaba a que mucha gente me cuestionara: ¿Qué se siente tener un gemelo? No hay una respuesta sencilla a esta pregunta. Eso me llevó a interesarme en la literatura que explora el fenómeno. La veta es muy amplia: si bien el motivo de los gemelos ha dado obras maestras en la literatura (por mencionar algunas Los Menecmos de Plauto, La comedia de enredos de Shakespeare, Esaú y Jacob de Machado de Assis, Claus y Lucas de Agota Kristof, Los meteoros de Michel Tournier) también es cierto que el abuso en el recurso del doble ha dado pie a un alud de ficciones mediocres en las que la dualidad se utiliza como detonador para generar sorpresas o equívocos ante dos seres idénticos.

Más que un truco de espejos, la convivencia entre gemelos es un rompecabezas que nos remite al misterio de la individualidad humana. Finalmente, no conozco ninguna novela sobre el tema que haya sido escrita por alguien que tenga un hermano mellizo, así que quise poner una sobre la mesa. Es, al paso de los años, mi respuesta a la pregunta ¿qué se siente tener un gemelo?

         Mencioné ya que mi madre era juez. De algún modo Huesos de San Lorenzo es la prolongación de un juego prohibido que yo jugaba en el juzgado donde trabajaba mi madre: leer los expedientes que contenían versiones encontradas de los hechos. Creo que así cobré conciencia de las posibilidades de la palabra escrita. Como quienes leen el famoso cuento de Akutagawa (“En el bosque”), me preguntaba qué había sucedido realmente en cada caso. Los hechos ocurren y se fugan. Imaginaba que muchos juicios se perdían o se ganaban dependiendo de qué tan buenos narradores eran los involucrados: quien daba la explicación más persuasiva (quien contaba mejor su historia) convencía al juez. Más que un así ocurrió, leía cada relato como un así pudo ocurrir, una reconstrucción de lo sucedido.

 

4B ¿Qué repercusión tuvo y qué expectativas tenés con él?

VA Imposible conocer del todo cuál es la repercusión de un libro, pero hay atisbos. La novela ganó el premio Internacional Sor Juana Inés de la Cruz, y fue publicada en México por editorial Tusquets. Están por publicarse las traducciones al turco, al alemán, al italiano y al griego.

4B ¿Cómo es la relación con tus lectores? ¿Qué importancia tuvieron las redes sociales y las nuevas tecnologías para ello?

VA Cuando acabo de publicar un libro, dedico mucho tiempo a presentaciones de libros y a charlas con lectores, porque estos encuentros funcionan también como una suerte de postmortem del que se puede aprender mucho. En cuanto a redes sociales, el uso que le doy es más bien doméstico, aunque recibo muchos mensajes de lectores, y eso me anima.

 

4B ¿Quiénes son tus escritores favoritos? ¿Al leerlos también aprendés técnicas narrativas que ellos utilizan?

VA Aunque utilizo muchos recursos aprendidos de novelistas policiales como Chester Himes, Andrea Camilleri y Patricia Highsmith, podría decirse que hay dos grandes influencias en esta novela. La primera es Mark Twain, la otra es Gabriel García Márquez, quien además me sugirió en persona el epígrafe de la novela.

Voy primero con Twain. En ningún autor he encontrado tanto interés en el tema como en Samuel Langhorne Clemens, alias Mark Twain. Algunos críticos han escrito que nunca fue un escritor “que se asomara obsesivamente a los abismos del alma humana”. No puedo estar de acuerdo, pues escribió obras que revelan que el asunto de la identidad fue un decisivo y terrible misterio que envolvió en tinieblas su vida entera.

         Quizá ningún novelista haya utilizado tanto el motivo del doble: tres de sus novelas y muchos de sus cuentos y artículos periodísticos son protagonizados por gemelos, mellizos, dobles e incluso siameses. Este uso reiterado del tema del doble no es un recurso fácil sino una obsesión de escritor: el autor era en sí mismo un personaje dual. Bajo el seudónimo Mark Twain gozaba de popularidad mundial, y se le consideraba el mejor humorista de América. Pero al mismo tiempo era Samuel Clemens, un hombre cuya vida privada estaba llena de conflictos y sombras, pues en una década morirían dos de sus hijas, su mujer estaba enfermaría y además caería en bancarrota por malas decisiones de negocios. De Twain he aprendido sobre todo que las buenas novelas, como la vida, están llenas de dilemas morales: al ayudar a un esclavo a fugarse, Huck está violando las leyes de su época, leyes por cierto que hoy consideramos equivocadas y obsoletas. Los personajes de Twain nos recuerdan la importancia de leer con espíritu crítico. Los libros no contienen recetas infalibles, como tampoco son infalibles las ideas de una etapa determinada en la humanidad. Si leer ayuda es porque la literatura fomenta el ejercicio del criterio.

         La anécdota con García Márquez  es la siguiente: una vez estuve invitado a unas mesas de trabajo que él dirigió. Por si había oportunidad de entrevistarlo, preparé mi grabadora. Creí entrever la oportunidad en un receso, pues alguien me señaló mientras le comentaba al Maestro que tengo un hermano gemelo: “¡Ah!, mejor ese tema no me lo toque, porque me apasiona”, fue la reacción del Nobel. Mi entrevista se frustró desde antes de comenzar, pues acabé interrogado por el autor de Cien años de soledad. (Para mi sorpresa, su primera pregunta fue la misma que he escuchado cientos de veces: ¿qué se siente tener un gemelo?)

         Entre una pregunta y otra, don Gabriel dijo que debería escribirse un cuento en el que un gemelo muriera y fuese el otro el que sufriera los estragos de la descomposición. Le dije que ese cuento ya existía: el propio García Márquez lo había publicado en 1948 bajo el título de “La otra costilla de la muerte”. Así se lo dije. “Tiene razón”, dijo, con una sonrisa que no supe interpretar. Después le conté grosso modo mi proyecto de escribir una novela sobre las búsquedas de identidad en los gemelos y él me recomendó leer El doble, de Dostoievski, e incluso citó el pasaje que elegí como epígrafe para la novela.

Aquella conversación me animó a buscar gemelos, dobles, impostores y sosias en la obra de García Márquez. Hallé decenas.

4B ¿Quién o quiénes fueron tus primeros lectores? ¿Cuál es la apreciación respecto a tu escritura que más te conmovió?

VA En el caso de Huesos de San Lorenzo, mi primera lectora es mi compañera, Iliana Olmedo, que es una excelente escritora y a quien debo muchas observaciones que ayudaron a pulir el libro. Apreciaciones sobre la lectura me han conmovido muchas, agradezco todos los comentarios que me llegan. Como anécdota, recuerdo que hace años me invitaron a dar una charla a un grupo de policías a raíz de que mi primera novela acababa de ganar el Premio Nacional de Novela Policial en México. Después de la charla, nos fuimos a cenar un grupo conformado por escritores y policías, y la parranda se prolongó hasta el día siguiente. Para el desayuno ya me habían nombrado agente honorario.

4B ¿Dónde y cómo podemos adquirir tus textos en Argentina y Latinoamérica?

VA Mientras se publica la novela en otras regiones, en Argentina se puede conseguir una antología de cuentos que se llama Última dosis, que publicó una editorial independiente que se llama El Suri Porfiado. La novela, y otros de mis libros se pueden conseguir también en versión e-book en muchas páginas electrónicas

4B ¿Qué lugar ocupa la literatura y arte en general en tu vida?

VA Asumo la literatura como un oficio que demanda rigor, mucho estudio y mucha práctica. Leo todo lo que puedo.

4B ¿Ya estás trabajando en algún otro proyecto literario?

VA Estoy trabajando en una nueva novela, y alterno con una colección de crónicas que afino y afino desde hace tiempo.

4B ¿Qué textos recomendás leer a nuestros lectores? ¿Por qué?

VA Difícil pregunta para responderla en tres o cuatro líneas. Hablé ya de los textos que me apasionan de Twain, de García Márquez, mencioné también Los Menecmos de Plauto, La comedia de enredos de Shakespeare, Esaú y Jacob de Machado de Assis, Claus y Lucas de Agota Kristof, Los meteoros de Michel Tournier. Recién leí, hace muy poco, una novela estupenda de Martín Kohan que se llama Fuera de Lugar.


be5pfwsa


 

Vicente Alfonso (Torreón, México, 1977) es periodista y autor de la novela Huesos de San Lorenzo (Premio Internacional de Novela Sor Juana Inés de la Cruz 2015, publicada en español por editorial Tusquets y que en el extranjero será traducida y publicada por NN editore en Italia, Unionsverlag  en Suiza y Alemania, y Üçbiriki Publishing en Turquía). También es autor de Partitura para mujer muerta (Literatura Mondadori – Premio Nacional de Novela Policiaca). En cuento ha publicado Contar las noches (Premio Nacional de Cuento María Luisa Puga 2009) y El síndrome de Esquilo (Ficticia, 2007). Ha sido becario de la Fundación para las Letras Mexicanas y del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Coahuila. En 2013 fue seleccionado por el FONCA y el Programa de Cooperación Internacional México-EE.UU. para realizar una residencia en la Wake Forest University, en Winston-Salem (EE.UU.).

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de María Laura Paredes 118 Articles
Lectora y admiradora de toda expresión artística. Entrevistas, reseñas y comentarios literarios.

2 Comments

Deja un comentario