El vaivén de las memorias

Se arremolinan las memorias sueltas. En el ir y venir de la marea vemos esos clips de lo que fuimos. Vemos el pasado confluir con ella sin poder modificar el presente. Solo notas sueltas en la Marea.

Por @mauvais1

El grupo SAMBUSECK lleva a cabo una performance que explora desde el presente conflictivo un pasado que se antoja vivo y enérgico, un reflejo de lo que fueron aquellos que lo vivieron, como una cinta que no mira nadie. Una sucesión de recuerdos hechos para interrumpir un presente de ausencias y lejanías.

“Una casa es una pequeña caja de resonancia. En el interior de sus cuartos, con el sonido del mar rompiendo contra las piedras, los Jáuregui recuperan la espuma brillante de otros veranos. Vuelven una y otra vez sobre sí mismos, entre el sueño y la vigilia. Se repliegan y expanden, en un esfuerzo por conservar la música del pasado. Pero la marea, como el amor, crea sus propias reglas y ondulaciones”. Reza la sinopsis, una familia rota y desperdigada en sus males y que intenta una reunión que desde el principio se antoja innecesaria. Una historia plagada de sucesos que reconocemos y hasta quizás anticipamos, pero porque la magia se encuentra en otro sitio. Y es allí donde el espectador se conmueve, se abre y experimenta. Es en ellos, la troupe de actores que logran que esta pequeña historia de familia, quizás más cotidiana de lo que somos capaces de reconocer, hace el verdadero arte en el escenario.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Capaces todos de asumir sus personajes con una naturalidad y pasión admirables; Pablo Chao, Mariana Eramo, Malena Schnitzer, Eugenio Schcolnicov, María Elisa Bressán y Pedro Pena son ellos y son su entorno hasta en los pequeños detalles. Admirables actores que logran que la historia se sumerja en los personajes que la habitan, haciendo de ella solo un simple eslabón para su deleite. Con una acertada escenografía, que evoca las dunas de una playa, o ese hogar que intenta contenerlos o un farallón o el juguete de los niños. Impecable en su diseño de luces y musicalización. Y esa voz en off que cual documental enumera animales, selectas criaturas de la naturaleza que son como los tótem de los personajes. Es fuerte porque los actores le dan un empuje de hostias, y es sencilla porque es allí donde reside la verdad de lo que somos, en lo pequeño, en lo austero de las acciones: un juego de cartas, una fiesta, una noche en la playa donde no revelan, solo son, para maravilla del espectador, tan humanos como cualquiera.

Sergio Calvo e Ignacio De Santis han sabido dar, porque se recibe mucho. Compacta, homogénea y terriblemente nostálgica como un atardecer en una playa, una que se despide, una que se deja en los peores términos. Una en la que se dejan los recuerdos para que sigan su natural ciclo de reflujo, con las olas, con la marea.

¿Por qué verla? Porque es auténtica.


cnc1nhxxyaqe7kuMarea

  • Actores: Pablo Chao, Mariana Eramo, Malena Schnitzer, María Elisa Bressán, Pedro Pena, Eugenio Schcolnicov.
  • Dirección: Sergio Calvo, Ignacio De Santis.
  • Autor: Grupo Sambuseck.
  • Música: Matías Niebur, Nicolas Bari.
  • Escenografía: Gonzalo Córdoba Estevez.
  • Iluminación: Ricardo Sica.
  • Vestuario: Jam Monti.

La Carpintería (Jean Jaures 858)

Sábados 22.30hs

 

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 1916 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.