Doctor Strange: El camino hacia la iluminacion mágica

Llega la nueva producción en el Universo Cinematico Marvel y es de lo mejor hasta hoy.

Por @diegui83

El Universo Cinemático Marvel se expande. Comienza a transitar terrenos más místicos, ya que va finalizando una era y este mundo creado por Kevin Feige debe transformarse.

Marvel se arriesga  desde  2008 a un Universo de seres humanos que se convierten en dioses, de nuevas aventuras y fue algo que se fue cocinando lentamente en contraposición con su archienemigo DC Cómics, quien con su solemnidad a quiere marcar una diferencia con la Casa de las Ideas pero aún así, le falta la dinámica y el tiempo.

Así llegamos a Doctor Strange que nos cuenta la historia de un cirujano ególatra, millonario y codicioso con varios éxitos en la medicina que no piensa en nadie más que él mismo. Un personaje poco conocido nacido en la era de la psicodelía allá por la década del 60 y creado por Stan Lee y Steve Ditko. Si ven algunas similitudes con otro personaje de Marvel, también millonario y egocéntrico, es solo una coincidencia ya que tanto Tony Stark/Iron Man y nuestro venerable Doctor fueron creados el mismo año con pocos meses de diferencia.

Cuando fue creado, Stephen Strange nació a imagen y semejanza de Vincet Price (no por nada su segundo nombre es Vincent) en las manos del gran artista Steve Ditko y fue la respuesta de Marvel a esa movida New Age que pregonaba una introspección hacia el Ser y el Alma, muchas veces ayudados por el LSD. Strange tuvo en sus comienzos varias aventuras extra-dimensionales llenas de colores y mundos paralelos que en este film, el director Scott Derrickson calca a la perfección y es uno de los puntos a favor y ese aire fresco que necesitaba el UCM.

Un accidente  automovilístico, casi como obra del karma, deja sus herramientas de trabajo (o sea sus manos) inutilizables a futuro y comienza la travesía del héroe; ese que tiene que dejar atrás todo lo mundano, todo lo material, para embarcarse en un viaje hacia lo desconocido pero que seguramente le traerá más satisfacciones y victorias que las que pensó que el mundo le había dado ya. Stephen Strange (Benedict “perfección” Cumberbatch) llega a Nepal con la esperanza de recuperar la movilidad de sus extremidades para volver a ser el mismo que antes, pero la vida y el destino le tienen deparado el encuentro con Ancestral (Tilda Swinton), quien es la Hechicera Suprema que con diversos Maestros en las Artes Místicas, defiende el mundo de entidades sobrenaturales, y es aquí donde Strange será convocado para que se una a su lucha y deje de una vez por todas su ego atrás y pelee por un bien mayor, mostrándole un mundo de posibilidades y realidades más allá de las que conoce.

Junto al Mestro Mordo (Chiwetel Ejiofor) como mentor y compañero, deberá enfrentarse a un Maestro que se pasó al lado oscuro, Kaecilius (Mads Mikkelsen) quien intenta que Dormmamu, una entidad oscura multidimensional, traiga el terror a este mundo. Hasta acá, todo parece una fórmula conocida, y quizás lo sea. Pero entonces, ¿en qué radica la diferencia de Doctor Strange: Hechicero Supremo?

Esta nuevo héroe de Marvel nos trae la idea de Multiverso (distintos universos paralelos que confluyen en uno solo) y lo expande aún más para seguir generando distintos personajes ya que algunos están agotándose y se necesita una renovación. Si hablamos, por ejemplo, de Robert Downey Jr. como Iron Man podemos decir que Doctor Strange sería otra figura de autoridad que vendría a reemplazarlo a futuro en el UCM, así como lo es en los cómics: una persona que es consultada constantemente por los distintos superhéroes ya que posee vasta sabiduría y generalmente es consejero de éstos.

En este film podemos ver una historia de origen, con un gran despliegue visual, nunca antes visto en alguna de estas producciones (si pueden, véanla en formato 4D, ya que la experiencia se convierte en totalmente inmersiva) que junto al épico score de Michael Giacchino traen el espíritu del personaje a este nuevo siglo, sin perder un minuto de acción, aunque muchas veces el chiste constante que elije Marvel corte esa atmósfera sombría que tan bien le hubiera quedado a la cinta, pero que tampoco resta, sino que siempre fluye. Tanto cuando proyecta su forma astral fuera de su cuerpo, o las vertiginosas peleas en estructuras en constante movimiento (como la escalera de Escher o la realidad en forma de Mandalas) la cinta genera esta especie de caleidoscopio mágico donde la tecnología 3D es aprovechada al máximo.

Hay varia referencias a la historia del personaje si son avezados lectores, pero no entraremos en detalle con ellas ya que aquí se trata de analizar la película como tal, entonces los personajes son totalmente atractivos, deteniéndonos en Tilda Swinton como Ancestral, que cambió de género y etnia solo para que nos quedemos con ganas de más por su carismática interpretación. Benedict Cumberbatch es perfecto en el papel de Strange y como siempre, su performance no tiene fallas, recordándonos un poco a su Sherlock Holmes en varias ocasiones. Chiwetel Ejiofor y su Karl Mordo aporta esa cuota de incertidumbre en el villano que, ya sabemos, irá convirtiéndose a medida que transcurra el filme. Si bien el antagonista principal es Mads Mikkelsen (y está bien logrado, con motivaciones fuertes y claras) él no es el enemigo a derrotar per sé, quizás por esto se crea, a priori, que no tiene fuerza, pero creo es de los mejores del UCM. Rachel McAdams es el lazo a tierra que ata a Stephen Strange y quizás un poco más de pantalla no le hubiese sentado mal.

En conclusión, Doctor Strange: Hechicero Supremo es una de las mejores películas (a nivel técnico, actoral y guión) de toda la factoría Marvel/Disney hasta hoy. Resta saber si este peculiar personaje tendrá la preponderancia que debe tener en las siguientes fases y si se le da la importancia que merece, para seguir expandiendo más sus posibilidades y sus límites.

Y CLARO QUE SE TIENEN QUE QUEDAR LUEGO DE LOS CRÉDITOS, YA QUE HAY NO UNA, SINO DOS ESCENAS.

PUNTAJE: 9/10


  • TITULO: Doctor Strange: Hechicero Supremo
  • ACTORES: Benedict Cumberbatch, Rachel McAdams, Tilda Swinton, Mads Mikkelsen, Scott Adkins, Chiwetel Ejiofor.
  • DIRECTOR: Scott Derrickson.
  • FOTOGRAFIA: Ben Davis.
  • DURACION: 155 minutos
  • DISTRIBUIDORA: Buena Vista
  • FORMATOS: Imax, Dolby Atmos, 2D, 4D, 3D
  • ESTRENO: 24 de Noviembre de 2016

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Diego Alvarez 1276 Articles
Cinefilo, comiquero, coleccionista, comic addict. Whovian de tiempo completo.

1 Trackback / Pingback

  1. ¿Cómo es vivir con Thor? – Cuatro Bastardos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.