Animales Nocturnos: Y cómo adaptarlo

Tom Ford concede una obra ensamblada de forma lírica, potente y es, en estos tiempos, una clase de maestría para Ron Howard y Tate Taylor.

Por @ivoportillo

La película viene de consagrarse (sorpresivamente) con el Gran Premio del Jurado en el último Festival de Venecia y ya está en la boca de la prensa como uno de los aspirantes para las nominaciones de los próximos Oscars.
La adaptación libre del libro “Tony y Susan” de Austin Wright viene a darnos una fe de esperanza, un guión lúdico ante tantas obras adaptadas fallidas que vienen acechando hace años por esa línea.

El director Tom Ford, quien es más conocido por su diseños de moda en Gucci que por su primera creación para la pantalla grande (“A single man” 2009), vuelve al rodeo para mostrarnos un mundo sosegado por el consumo masivo, la injusticia y la apatía social. Agregándole sus tintes de la visión de la moda, algunos retoques postmodernos, y su cantar a la industria cultural.

Animales_nocturnos-958831261-large.jpg

La trama se divide en subhistorias, recordándonos a “Hamlet” con su peculiar método de contar una obra dentro de una obra. El primer relato cuenta el antiguo romance que tuvo Susan Marroy (Adams), una empresaria de la industria indumentaria, con Edward (Gyllenhaal), un escritor, hasta llevar al divorcio. Pero el verdadero hilo conductor es la novela de su exesposo que decide enviarle, luego de 19 años sin hablarse, sus escritos culminados ya que ella era su crítica favorita. Y este el principio del segundo relato, donde a través de la lectura de Susan, nos sumergimos en un caso criminal sobre un hombre (Gyllenhaal nuevamente) que pierde a su familia en medio de la ruta por una banda de malhechores en Texas. El comisario apunto del retiro (Shannon) será quien tome el caso y ayude a ese perdido sujeto en el desierto.

La actuación de Jake Gyllenhaal nos embriagará con pequeños roces de personalidades ocultas, con performance de ojos hipnóticos y misteriosos, y su marca de agua para la melancolía postromance. En cambio, Amy Adams la mujer seca de bajos diálogos pero con los ojos perfectos para personificar mujeres en constante crisis familiar y al borde del ataque de nervio nos encantará con su rol de mujer independiente. Aunque en esta personificación la veremos más cavilar que en alguna acción concreta.
No deberías dejar de lado a la sólida actuación magistral de Micheal Shannon, que sin ser uno de sus mejores papeles, deslumbra en un personaje solitario, austero y cínico. Y que con el protagonista recrean  una destacada dupla de diálogos ingeniosos e impactantes.

Animales_nocturnos-809754951-large.jpg

Lamentablemente no puedo sacarme de la cabeza algunas escenas donde el director intenta con mucho desdén a los objetos o situaciones culmines. Además, de un abuso constante de control sobre el director fotografía, fallando en situaciones, pareciendo pretencioso por lado el estético.

Sin embargo, la cinta nos trae una insólita y peculiar crónica sobre un hombre que tiene que volver a amar, a reconstruirse, volver a surgir después de la tragedia. Todo esto con un ritmo cauteloso, sin desenfreno, con cierta mirada sombría que nos dejará con la piel de gallina
Además, cuenta con uno de los final alejado de todo petulancia de “Y vivieron felices por siempre” del que ya nos venían mala acostumbrando las últimas adaptaciones cinematográficas de estos best-seller.

Puntaje: 7,5/10


TÍTULO ORIGINAL: Nocturnal AnimalsAnimales nocturnos
ACTORES: Amy Adams, Jake Gyllenhaal. Michael Shannon, Aaron Taylor-Johnson, Isla Fisher, Armie Hammer, Laura Linney, Michael Sheen.
GÉNERO: Suspenso , Drama .
DIRECCIÓN: Tom Ford.
ORIGEN: Estados Unidos.
DURACIÓN: 116 Minutos
CALIFICACION: No disponible por el momento
FECHA DE ESTRENO: 08 de Diciembre de 2016

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.