Westworld: Revelaciones e incógnitas de un gran final de temporada

Esta semana se emitió el décimo y último capitulo de la primera temporada de Westworld, la nueva serie de HBO que apuesta a superar el éxito de Game Of Thrones. A continuación analizamos el final de esta maravillosa serie que tiene algunos planteos interesantes para interpretar y debatir. AVISO: ESTA NOTA CONTIENE SPOILERS.

Por @martog23

Westworld se convirtió en una de las grandes series del año tanto por la calidad técnica y artística del producto audiovisual como por la repercusión que tuvo en los círculos de espectadores.  Con muchos fanáticos y algunos detractores que la tildan de pretenciosa, Westworld supo atraer a las masas para dar un enfoque distinto al que planteaba la obra original.

El capitulo en cuestión posee una duración de 90 minutos con un ritmo más dinámico que en los episodios anteriores. Jonathan Nolan y Lisa Joy comienzan a ofrecernos algunas respuestas en base a varios interrogantes que se fueron planteando en el transcurso de esta temporada. Las piezas del rompecabezas empiezan a encajar a medida que avanzamos en la visualización del capitulo titulado “La Mente Bicameral“. Para continuar iremos viendo los puntos más trascendentes del final de temporada.

westworld-finale-recap-season-1.jpg

Comencemos analizando el título del episodio, la Mente Bicameral es una hipótesis en psicología propuesta por Julian Jaynes (psicólogo norteamericano) que argumenta que la mente humana una vez estuvo en un estado en que sus funciones cognitivas estaban divididas en dos partes; una parte del cerebro que aparece para estar “hablando”, y una segunda parte que escucha y obedece, supone la preexistencia de dos cerebros en vez de uno—una mente bicameral. Hasta que hubo una ruptura de la mente bicameral logrando el origen de la conciencia. Esta teoría empleada como nombre para este episodio final, hace alusión al estado mental de Dolores (Evan Rachel Wood) quien escucha una voz a la cual oye y obedece representada por Arnold (Jeffrey Wright). Este recurso narrativo se emplea para aumentar y posponer la sorpresa.

Dolores resulta ser una pieza fundamental para la trama. Es la encargada de alcanzar la conciencia completa. Es la anfitriona que logra resolver el laberinto, el cual no fue pensado para ser resuelto por los huéspedes como creía el personaje del hombre de negro (Ed Harris) sino que fue pensado por Arnold para los anfitriones. El laberinto no es literal sino que es una metáfora del alcance de la conciencia. Dolores  y el resto de los anfitriones se encuentran prisioneros en Westworld, lo que nos recuerda a la Alegoría de la Caverna de Platón, hasta que son “liberados” y alcanzan el conocimiento, la noción de realidad y el uso de la razón por si mismos.

westworld-maze_daqp.jpg

Otro revelación que nos trae la serie en su conclusión es la que tiene que ver con los recuerdos y las múltiples líneas temporales que se trabajan. Por un lado tenemos que Dolores fue experimentando algunos recuerdos de sus charlas con Arnold (no con Bernard como se creía) y de su viaje con William.

Cuando ella es confrontada por el hombre de negro y le advierte que William va a venir a socorrerla, el hombre de negro le revela que él es William. Este punto de giro quizás fue comenzando a cobrar vida a partir del cambio de William en el momento en que empieza a disfrutar de la violencia que se vive en el parque. Al casarse con la hermana de su amigo Logan, logra obtener cierta influencia en Delos, convirtiéndose en el mayor accionista del parque. William envejece pero continua yendo al parque mientras Dolores vive en loop como anfitriona. William va convirtiéndose paulatinamente en el hombre de negro comenzando a “aburrirse” del parque al considerarlo poco competitivo. Es en ese momento que comienza a desear que los anfitriones tengan la posibilidad de hacer daño y defenderse verdaderamente como si fueran conscientes. Al final del episodio se lo puede ver sonreír mientras es disparado por los robots que logran alcanzar el estado que el tanto deseaba. Esto amplia el enfoque sociológico y antropológico de la serie donde se presentan problemáticas como por ejemplo los robots como seres pensantes y dolientes y la tecnología rebelándose frente al hombre que nos recuerdan un poco a la utilización de las leyes de la robótica de Isaac Asimov.

westworld-episode-5-evan-rachel-wood.jpeg

Por otro lado, este capítulo nos revela la identidad de Wyatt, un personaje misterioso que fue nombrado a lo largo de toda la temporada. Wyatt resulta ser el nombre de un personaje que estaban desarrollando Arnold y Ford. Arnold termina “instalando” la memoria de ese personaje en el cuerpo de Dolores cuando Ford se niega a cerrar el parque ante la noticia de que los anfitriones estaban realmente “vivos”. Dolores termina matando a todos los anfitriones junto a Teddy (James Mardsen) y finalmente termina asesinando a Arnold (Ford cree que fue un suicidio ya que Arnold habría hecho que Dolores le dispare). Concluyendo el capitulo, Dolores le dispara a Ford y termina matándolo, dando muestras de su completa autonomía. Un interrogante que nos queda es saber si Dolores fue la responsable de este hecho o si Ford fue realmente el titiritero de todo este conflicto. Durante todo el capitulo, y de la temporada en general, el personaje de Anthony Hopkins parece tener el control absoluto de los acontecimientos.

Con respecto al personaje de Maeve (Thandie Newton), que parece ser uno de los anfitriones que se abren camino hacia la libertad de acción y pensamiento, podemos advertir algunos pequeños descubrimientos pero en general, se dejan muchos cabos sueltos para ser tratados en la segunda temporada. Maeve logra provocar un disturbio que la lleva a encontrarse con Felix, (empleado de Delos) para que la repare y le realice algunos ajustes necesarios para escapar del parque. Con la ayuda de dos pistoleros y del mismo Felix, la anfitriona logra escapar a los tiros y llegar a la estación de tren que deja el parque.

En el largo camino del escape, tienen lugar algunos hechos relevantes e importantes a la trama. En primer lugar se descubren que hay otros parques, entre ellos Samurai World. ya que vemos los cuarteles de programación de dichos personajes/anfitriones; y en segundo lugar, Bernard descubre que Maeve había sido programada (no sabemos por quien) para actuar de esa manera. Maeve se niega a creer que esto es cierto pensando que actúa por cuenta propia. ¿Qué pasará con este personaje en la segunda temporada? No sabemos, pero lo cierto es que en los momentos culminantes ella decide volver al parque, aparentemente, a buscar a su hija pero aunque no sabemos si por decisión propia o por programación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 En síntesis, el final de Westworld viene a resolver ciertos interrogantes que se plantearon a lo largo de toda la temporada. Como ya vimos se trataron ciertas cuestiones filosóficas y algunas contradicciones como por ejemplo que la rebelión siempre estuvo en los planes de Ford (quien juega a ser el dios de estos anfitriones) para ser ejecutada en tiempo y forma. Quedan varios interrogantes para la segunda temporada, entre ellos que pasará ahora que se cumplió el deseo de El Hombre de Negro de tener oponentes reales. Como bien dijeron los creadores de la serie Jonathan Nolan y JJ Abrams, la primera temporada se rige y define por el control, por lo que se espera que la segunda se defina inevitablemente por el caos. “Los placeres violentos poseen finales violentos” , esta cita proveniente de Romeo y Julieta, y continuamente repetida por Ford y Bernard hacen un buen resumen del arco narrativo de esta temporada y lo que nos espera en el futuro de la serie.


Advertisements
Anuncios
Anuncios

1 Trackback / Pingback

  1. 4BNoticias: Todo sobre el esperado regreso de “Westworld”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.