Haters Back Off!: Quién quiere ser famoso…

Haters Back Off

¿Quién no quisiera triunfar y ser una estrella en el mundo del espectáculo? Miranda desea eso más que nada en el mundo y no va a parar hasta conseguirlo.

Por @diegui83

“La última meta del ego no es ver algo, sino ser algo”.

-Muhammad Iqbal.

Muchos no conocen a Colleen Ballinger, la que una vez fue una estudiante universitaria cansada de las frivolidades de los youtubers (esos seres que cosecha la aplicación y que tienen tanta fama juvenil como poco contenido) y que a modo de broma con sus amigos decidió colgar un video donde se presentaba como “Miranda” y cantaba una canción, allá por el 2008. Su bella voz captó la atención de los ciber-nautas y su “éxito” hizo que renovara la apuesta el año siguiente con otro video titulado “Lección de canto gratis”. En esta ocasión los comentarios no fueron nada favorables: un poco por su aspecto (visiblemente paródico y con un gérmen de su ya conocido personaje) y otro poco porque la gente en la web destila odio sin cesar a modo de quién sabe que horrorosa catarsis. Y como para Colleen “Lo que no te mata te hace más fuerte”, así nació Miranda Sings. Miranda Sings era una joda y quedó.

[Acá vemos a Colleen en un video donde Miranda Sings “nacía”]

A Colleen se la comió tanto el personaje de Miranda que no solo se hizo ultra-famosa como youtuber (mucho más que El Rubius o Germán Garmendia, si) sino que este año desembarcó con su propia serie en Netflix: Haters Back Off!

¿Qué es lo que puede ofrecer un youtuber a un producto audiovisual hogareño? Pues mucho. La serie sigue las desventuras de Miranda (Ballinger) quien es una chica de barrio, bastante egocéntrica, pedante y con demasiado autoestima que viste de forma ridícula y se pinta los labios de una manera bastante particular (algo que ya es una marca registrada). Un poco por ser educada en su casa por su madre Bethany (una hipocondríaca genialmente interpretada por Angela Kingsley de The Office) y otro poco por tener a su tío Jim (Steve Little), otro ser que vio sus sueños de juventud frustrados, como el mentor de su incipiente carrera en Youtube. ¿Lo qué? Claro. Miranda quiere ser famosa y sabe que “Todos los famosos del mundo empezaron en Internet: Justin Bieber, Susan Boyle y ese gato que se caía de la mesa al asustarlo”. Para esta misión tiene a su tío (con el que posee una relación sospechosamente cercana) quien no solo la filma sino que cuelga su video en la red, ya que es uno de sus primeros ítems en el largo y sinuoso camino a la fama (el último, y el que supuestamente le dará el estrellato absoluto es “ser una maga”…). Entre todo este berenjenal parece que la única cuerda de la casa es Emily (Francesca Reale), la hermana de Miranda quien constantemente lucha por arreglar los desmadres que provocan esta asociación ilícita de subnormales con el sentimiento profundo de no querer llevar en sus venas la misma sangre y repudiarla al unísono.

A todo esto, Miranda tiene su historia de amor…o casi: Patrick (Erik Stocklin) es un joven que vende helados, amigo de la familia y que está perdidamente enamorado de nuestra (anti) heroína, pero que ella no le da ni cabida. Es más, lo usa a su antojo y él la sigue cual cachorrito abandonado.

Los constantes intentos de Miranda por ser famosa con sus múltiples subidas de videos, hacen que la gente comience a odiarla y comentar negativamente sus post, hecho que marca el devenir y título de la serie: lo haters son esa especie nacida en el mundo del anonimato de internet, donde todos pueden opinar de todo sin tener una consecuencia notoria. Y así como hoy podés estar en el pináculo, en pocos segundos podés ser el humano más detestado del planeta. Miranda y su tío Jim, al contrario que cualquier mortal, no se dejan amedrentar por estos comentarios y salen en busca de la fama, cada capítulo con una idea más descabellada que la otra.

En sus 8 episodios de media hora cada uno, la serie recorre este berenjenal que parece salido del universo de Napoleon Dynamite (2004) con mucho humor absurdo, ácido y con mucha irreverencia. Pero detrás de este trasfondo, al parecer frívolo, el producto creado por Ballinger (producido y escrito también) toca la sensibilidad del espectador como pocos. Y no solo está muy bien filmado, sino que hace que un personaje casi detestable como Miranda Sings, llegue a simpatizarnos, dejándonos con un nudo en la garganta sobre el final. Porque si bien Haters Back Off! se presenta como una comedia, es mucho más que eso, es un drama de nuestra época. un pincelada de lo que los jóvenes de hoy en día consumen y aspiran a hacer y ser. Todo sea para generar esos benditos “15 minutos de fama”.

SORPRESA: Miranda Sings anunció hoy en su canal de Youtube que la segunda temporada de la serie está filmándose:


Capítulos: 8.
Género: Comedia.
Duración: 30 Minutos.
Creador: Colleen Ballinger
Producción ejecutiva: Colleen Ballinger Josh S Barry Gigi McCreery.
Estudio: Netflix.

ELENCO:

Colleen Ballinger-EvansMiranda Sings
Steve LittleJim
Francesca RealeEmily
Angela KinseyBethany
Erik StocklinPatrick

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Diego Alvarez 1298 Articles
Cinefilo, comiquero, coleccionista, comic addict. Whovian de tiempo completo.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.