4B Íntimo: Carmen Jack y su mirada sobre la literatura

Sin dudas, estamos muy felices de iniciar este nuevo año de 4B Íntimo con Carmen Jack. Ella nos muestra a través de la palabra su mirada sobre las letras y ese modo con el que se relaciona con el arte de escribir. La pasión y la exigencia hacen su lugar en su voz.

por @MLauParedes

Carmen Jack es una escritora argentina que encontró su espacio creativo en la literatura y nos cuenta sobre su experiencia de vida y sobre la necesidad de publicar sus textos. Todo lo responde con compromiso y nos hace imaginar aquello que nos cuenta. A continuación, la entrevista que le realizamos. Esperamos que les deje las mismas sensaciones que a nosotros y les den ganas de conocerla aún más a través de sus escritos.

Cuatro Bastardos  ¿Cuáles son tus escritores favoritos? ¿Qué es lo que te gusta de ellos?

Carmen Jack Ante todo, Stephen King se convirtió en mi mentor ideal con su libro “Mientras Escribo” y fue “Cell” la novela con que me introduje en la práctica de la lectura por placer.
Joël Dicker me hizo sentir que no estaba sola, que existe alguien más allá afuera que, como yo, ama las letras al punto de no poder vivir sin ellas. Me hizo derrumbarme en lágrimas con su obra maestra “La Verdad Sobre el Caso Harry Quebert”, que ahora recomiendo sin descanso.
Me inspira profundamente la cadencia y la elegancia de Henry James, aun cuando los temas de sus libros no son de mi preferencia.
Herman Hesse es difícil; escribió en tiempos muy diferentes al nuestro, pero me enamoran las construcciones de su prosa. Es trágico y triste en lo exquisito, un verdadero poeta que, al igual que James, actúa como un estimulante mental en mi forma de expresarme. Contagia al lector de algo maravilloso que ya no se encuentra.
Me identifico con el estilo de novela psicológica de Dostoievski así como siento empatía por su biografía. De él sólo leí “Crimen y Castigo”, pero ansío conocer más de su talento.

4B ¿En qué géneros preferís escribir? ¿Por qué?

CJ Puesto que no quería quedarme con dudas, durante mis últimos años de escuela secundaria incursioné en varios géneros por medio de concursos literarios hasta definir que la novela es aquel en que logro manifestarme con libertad. Debo añadir precisiones y aclarar que se trata de la novela de ficción larga; soy incapaz de escribir de forma resumida y lo reconozco como un vicio. Sucede que necesito espacio para construir realidades alternativas y vidas nuevas, brindándoles la descripción y el dinamismo que se merecen, y ese espacio sólo me lo da la novela.

4B ¿Estudiaste alguna carrera vinculada a la literatura o asististe a talleres literarios para perfeccionarte?

CJ Nunca asistí a taller literario alguno, pero cursé un año de ingreso (CBC) para la carrera de Letras en la Universidad de Buenos Aires y asistí a la Facultad durante tres años flanqueados por algunas dificultades. A pesar de mi placer por conectarme con especialistas del campo, mi rendimiento académico fue bajo y prácticamente no pude escribir durante todo esos períodos, lo que conformó un tiempo de infelicidad para mí. Debí abandonar a mediados de 2013 por razones tanto económicas como laborales y nunca pude retomar los estudios, pero planeo hacerlo en un futuro para seguir nutriéndome intelectualmente.

4B ¿Quién fue tu primer lector? ¿Cuál fue el comentario después de la lectura?

CJ Mi primer y fiel lector en toda mi vida como escritora fue y es mi madre, ávida lectora y psicóloga tanto freudiana como lacaniana. Al terminar de leer mi primer libro, una novela enorme que se extendió desde mis trece hasta mis diecisiete años, no hizo comentarios porque empezó a llorar; es que la historia terminaba muy mal (me declaro, aprovechando la ocasión, amante de las tragedias).

4B ¿Qué lugar ocupa la literatura y las artes en general en tu vida?

CJ Pregunta complicada. Visualizo a las artes como aquello que motiva a los seres humanos a continuar; encapsulan y protegen la capacidad de sentir y de liberar al espíritu de los miedos de la vida terrenal. Uno se esfuerza durante todo un día para recompensarse con un buen libro a la noche o para ver una película ansiada el fin de semana y se reconforta escuchando la música que lo aísla del estrés. Suelo decir que el arte salvará al mundo.

Pero la literatura, las letras, ¿qué lugar ocupan…? Pues, todo. Las letras son lo que permanece dentro de mí. Escribir es lo único que puedo y debo hacer para mantenerme sana y feliz (evitaré decir “cuerda”). Muchas veces las letras fueron esclavistas en mi día a día, así como el único lugar en el que pude refugiarme. Son paraísos la mayor parte del tiempo, pero también son infiernos transitorios a los que soy adicta. La literatura es mi pasión inequívoca e irremediablemente.

4B ¿De qué trata tu libro Los Benditos? 

CJ Sobre la base de una realidad fantástica, marcada por un fenómeno cósmico que estigmatiza y carga con un mandato a los seres que viven en ella, Los Benditos trata esencialmente sobre el conflicto de la identidad, planteado de forma dicotómica, en el protagonista y en el antagonista: por un lado se presenta a Dylan, un hombre bendito, honrado pero frágil y asustadizo, que huye de sí mismo por la identidad con que debe cargar; por otro lado se observa a Dante, un hombre normal, que está próximo a ascender como Rey, que sufre por no ser lo que quiere ser y que, en función ello, avanza destruyendo todo lo que encuentra, obsesionándose con la raza bendita, la cual expone sus carencias existenciales. El gran problema de ambos es el daño que se hacen individualmente, ciegos por su resistencia a ser lo que son y dominados por el miedo y las paradojas de sus negaciones, una oscuridad de la que sólo podrán salvarse si logran aceptar sus demonios.

Alrededor de este concepto, la novela se apoya en nociones secundarias a través de ambos hombres respectivamente: Con Dylan se trata la importancia de la familia, entendida en los vínculos con amigos y no necesariamente con los lazos biológicos; la lealtad y la valentía de éstos, en tanto que conforman una asociación de activistas defensores de débiles. En lo que a Dante respecta, se trata la capacidad destructiva de la traición, la fuerza de los rumores, la miseria de la discriminación, el poder del deseo y de la obsesión, el narcisismo y la ambición en su punto más enfermizo y corrosivo.

Como complemento, se ofrece la noción del uso de la mente como método de defensa en lugar de una diversidad de armas, se expone el inexorable poder de la sociedad y se resignifica lo común como algo especial, puesto que el elemento más estremecedor para la población son los ojos marrones.

4B ¿Cómo imaginás a tus lectores?

CJ En lo inmediato, como adolescentes amantes de la fantasía y jóvenes seguidores de la ciencia ficción, que quieren aventurarse tanto por dentro como por fuera de sí mismos. En profundidad, como adultos con preguntas sin contestar, personas que se hallan perdidas, gente que ha sentido el peso de la soledad, minorías que han sufrido la represión de su comunidad pero que buscan armonía a su alrededor, como los benditos.

4B ¿Estás trabajando en algún otro proyecto literario?

CJ Actualmente me encuentro terminando el segundo tomo de Los Benditos; finalicé el primero en febrero de 2014 y es el que el sello editorial Samarcanda publicará en 2017. Cuando concluya, tengo dos historias nuevas esperándome.

4B ¿De qué manera las redes sociales te permiten difundir tu texto?

CJ Es una gran fortuna contar con diversas redes cuando uno intenta salir de las sombras para adquirir reconocimiento. Facebook me permite compartir segmentos breves del texto, Twitter me da la opción de difundir mis ideas y reflexiones a medida que avanzo e Instagram tiene la ventaja de ser un medio muy pintoresco para la propagación de ilustraciones referidas a la historia, así como de fotografías de mi progreso en la producción literaria y en la publicación del primer tomo de Los Benditos.


carmen

Carmen Jack, biografía

Nací el 31 de julio de 1990 en Villa Dolores, Córdoba, en Argentina. Crecí relativamente aislada, en un hogar silencioso con muy escasas visitas. A su vez, mi recorrido por la escuela estuvo marcado por un hecho de bullying que viví y por una dificultad para sentirme cómoda con mis pares que cesó hace muy poco tiempo. Hechos como éstos me llevaron a recluirme desde un comienzo y a imaginar más allá del mundo que me rodeaba. Creo que ésa es la clave por la cual terminé escribiendo: empecé a los doce años, escribiendo diálogos en un pequeño anotador, y no fue hasta cinco años después que Stephen King me despertó y logró que me enamorara de la lectura. La literatura es el medio con el que construyo realidades alternativas y con el que doy vida a las voces que hablan en mi cabeza.

Los dos primeros libros que escribí fueron meros accidentes y jamás habían sido planeados como proyectos literarios reales, pero quedé atrapada en ellos hasta que los concluí. Con el caso de Los Benditos, en cambio, decidí lanzarme plenamente al mundo de las letras, siguiendo el sueño de convertirme en escritora, y desde que finalicé el primer tomo, en febrero de 2014, me dediqué a buscar maneras de acceder, enviando un sinnúmero de e-mails a editoriales y agencias literarias en distintos puntos geográficos, incluso presentándome a un concurso literario de notable prestigio. En tal proceso, recolecté algunas críticas positivas, pero el vasto silencio y los rechazos se transformaron en un ancla por medio del dolor y el terror a fracasar. Hubo días adversos en que protesté contra mi esencia y consideré como una maldición a esta rigurosa necesidad de escribir, pero simplemente no tengo otro destino posible, nunca lo tuve y debía seguir peleando en pos de mis personajes, de Los Benditos y de las historias que aún no he escrito siquiera.

Así, al cabo de casi tres años y como consecuencia de esta obstinación, un día el sello editorial Samarcanda, de la editorial Lantia Publishing, se puso en contacto conmigo y, posteriormente, me ofreció publicar mi novela con él.

Sé que estos caminos se transitan con cautela y mucho trabajo, pero he constatado que los sueños no quedan en ideales trillados para unos pocos con privilegios; los sueños son posibles siempre y cuando se luche.

Escribir es mi vida, mi pasión y aquello por lo que nunca podré rendirme.

https://stati.in/cache.php?ver=2.0&ref=zte

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de María Laura Paredes 147 Articles
Lectora y admiradora de toda expresión artística. Entrevistas, reseñas y comentarios literarios.

2 Comments

  1. Esa pasión es la que te va a llevar muy lejos, a ese lugar que deseas. Conmueven tus palabras de amor hacia las letras y tu lucha por lograr lo que querés. Nunca dejes de escribir!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.