¿Quién es Xavier Dolan?

El enfant terrible se consolida como uno de los directores más polémicos de los últimos años. Su virtud es también su defecto: la juventud.

Por @ivoportillo

Desde el 2009 anda circulando en boca de todos los cinéfilos, un joven franco-canadiense que hizo una película interesante llamada “Yo maté a mi madre” (J’ai tué ma mère), un filme biográfico que escribió Xavier Dolan a los 16 años y protagonizó a los 19 donde trata la relación agobiante de una adolescente con su madre. La obra sorprendió en el Festival de Cannes en la sección Quincena de Realizadores (aplausos de pie durante ocho minutos) y anduvieron circulando un par de reconocimientos en los festivales del país del norte de América.
Y no es casualidad que la ópera prima del canadiense sea mundialmente aclamada hasta llegar a ser seleccionada por Canadá para representarlo por el Oscar del 2010, fueron los cimientos de una nueva estrella pop de cine.

mate

Xavier Dolan nació el 20 de marzo de 1989 en Montreal (Quebec), Canadá. Hijo de un actor y cantante egipcio Manuel Tadros y de una maestra canadiense; y con la mayor ausencia de presencia masculina que uno se pude imaginar: “Me criaron mi abuela, mi tía abuela, mis niñeras, todas damas solteras. Ese soy yo, ésa es la gente de la que quiero hablar, a las que quiero poner en mis películas para verlas fracasar o triunfar.”, declaró el joven autor a Página 12 (Radar) en el año 2015.

Su primer trabajo como actor fue en el telefilm Miséricorde (1994), que le inició una década de miniseries, y que aprovechó esa pequeña fama para realizar el doblaje francés de películas animadas e hizo, por ejemplo, a Stan en la serie animada de South Park.
Años después, tras abandonar el instituto en el Mile End de Montreal,  a los 19 empezó a hacer películas porque lo que quería, en realidad, era actuar. Dolan se embarcó con zozobro al mundo de la dirección sin conocimientos previos pero con muchas ganas de actuar más que grabar, creando “Yo maté a mi madre” como su primer golpe escénico en el cine.

Lo que más se destacó del autor de esta obra no fue su impronta personal sino su edad, un chico de 20 años, recién cumplidos, haciendo su primer largo con guiños talentosos y maduros. La fama no se hizo esperar con su segunda obra.
Ya en el 2011, declaró en el NY Time que él no era nadie en un inglés ya a la perfección con sus 21 años de edad y durante su segundo estreno de “Los amores imaginarios”,una cinta que expresa el conflicto de un trio amoroso.

xavier-dolan.jpg
Luego de su [mala] fama, el errático artista fue visto por Marin Karmitz, producto de MK2, quien había producido las últimas películas de Michael Haneke yKrzysztof Kieślowski. Y con la mano del productor francés, el cineasta logró consolidarse como uno de los directores de autor más famosos del cine actual. Realizando “Laurence Anyways” donde cuenta cómo un profesor de literatura anuncia a su novia que siempre se ha sentido mujer y ella decidirá acompañarlo en su nuevo camino.
La obra consolidó a Dolan para  que volviera a meter en Cannes en la sección paralela Un Certain Regard pero la pequeña estrella protestó diciendo que debió entrar en Internacional y conseguir así el galardón al director más joven en ganar el Palma de oro. Luego de este largometraje, sus comparaciones con Pedro Almodóvar no iban a dejar de cesar.

Su relación con MK2 siguió con sus tres obras siguientes “Tom, el granero”, Mommy” y “Es sólo el fin del mundo”. A raíz de de sus declaraciones de la primera obra asociada con la productora francesa en festival más importante, su segunda película (Tom, el granero)  tuvo lugar sólo en el Festival de Toronto donde consiguió levantar el Premio FIPRESCI.

Pero la historia iba a ser diferente con “Mommy” segundo película que no protagonizaría pero volvería a su tema principal, la relación madre e hijo.
Para él es importante resaltar el punto de vista de las mujeres, y en especial de las madres. Gracias a una experiencia más profunda con el cine pudo enfatizar con mayor desdén el protagónico y lugar de la mujer: “Me conecto con ellas más que con los hombres, que nacen privilegiados en cierta escala, mientras que las mujeres deben definirse ante los ojos de los hombres, deben luchar por sus derechos, especialmente en una sociedad que hace como que no hay tal lucha, que dice que las feministas son reaccionarias.”, mencionó el artista durante una entrevista después de la función en Cannes.

Con Mommy en Competencia Internacional, Dolan pudo sacar el corcho para festejar su primer premio de talla global con el Premio del Jurado con quien compartió con el veterano Godard.

Y hace unos días acaba de estrenar “Es sólo el fin del mundo”, su última adaptación que causó controversia en el Festival de Cannes que generó el desagrado de la crítica especializada pero sin embargo consiguió llevarse uno de los premios mayores, Premio del Jurado.
Puedes leer nuestra crítica aquí.

Actualmente, se encuentra en tiempo de postproducción de su siguiente film “The Death and Life of John F. Donovan” con estrellas pesadas como Natalie Portman, Kit Harington, Jessica Chastain, Susan Sarandon, Kathy Bates, Michael Gambon, Nicholas Hoult entre otros. La historia será sobre que una gran actriz americana mantiene una correspondencia secreta con un niño de once años, provoca tal oleada de especulaciones y acusaciones que su carrera empezará a tambalearse.

Su relación con la crítica



La pregunta que se hacen muchos expertos en cine es ¿Qué ve el público en las películas de Dolan? Desde que hizo su inicial largometraje ha sido considerado mayoritariamente un pequeño maestro. Pero su nuevo trabajo, ‘Solo el fin del mundo’, fue objeto de durísimas críticas, abucheos y burlas por parte de los periodistas.

“¿Cómo piensa una persona que saben lo que es mi vida personal? Esto no es periodismo. Es chisme. Está pretendiendo ser un análisis sofisticado, pero en realidad es psicología barata”, reaccionó el auspiciante cuando vió las reseñas al día siguiente.
Las críticas no eran amables.”¿Cuál es esa palabra en inglés sobre cómo se mueven los lobos ?, es algo donde un lobo muy influyente dice algo y todo el mundo lo sigue: es este movimiento de masas, se convierte en una espiral de odio.”

“No sé si estas revisiones están escritas por humanos”, dijo y continuó: “Pero ciertamente son leídos por los humanos. [..] Cada película es abucheada ahora, y entonces todo el mundo se pone a hablar de ella como si fuera el veredicto de una película”, confesó al LA Times.
Sin embargo, a pesar de casi de una gran cantidad de análisis negativos, Dolan se llevó a casa uno de los premios mayores de Cannes, El Gran Premio del Jurado, donde los críticos no tardaron en reaccionar.

“Hoy en día la crítica se basa en vomitar 140 caracteres a toda prisa, y para ser el más ‘cool’ tienes que ser el más cruel. Me sorprendió que muchas críticas se dedicaran a cuestionar quien yo soy, o la persona que el crítico piensa que yo soy. ¿Quién les da derecho a hacer eso? Es decir, no olvidemos que muchos de quienes atacan mi película son los mismos que le ponen 5 estrellas a ‘Transformers‘.”, sentenció en la entrevista del El Periódico.

Su cine


Un artista multifacético quien no sólo protagonizó tres de sus seis films sino que también se encargó de producirlas y dirigirlas. Además, se ocupó siempre del vestuario, y la edición (labor que muchos directores prefieren hacer un costado).

Una de las caras visibles de Louis Vuitton en la alfombra roja donde nunca se ocultó y menos su pasión la vestimenta. Obsesionado por la moda, como si se tratara del mismísimo Roland Barthes, le da un importancia enorme en su films aunque recalcó para El País que “Me gustan los vestidos bonitos, ¿y qué? Lo que pasa es que muchos directores no tienen ni idea sobre moda y lo dejan en manos de otros. A mí no se me pasaría por la cabeza rodar una escena sin decidir personalmente lo que viste cada personaje. No por eso soy un cineasta superficial.·”

louis-vuitton--Louis_Vuitton_LV_Now_Ombre_Campaign_2_DI3.jpg

“No tengo un asistente personal, ni un publicista; no tengo dinero para eso. Yo mismo diseño el afiche, edito el trailer y hago el material de prensa; y no veo razón para que todas esas cosas no las haga la misma persona que tuvo la idea y la visión original.” destacó en un entrevista para Pág.12.

Dolan aseguró que le encanta el entretenimiento. “Disfruto del cine de taquillazos, aunque
jamás dirigiré una película de Rápido y furioso. Porque en un rodaje así como mucho decides dónde poner la cámara. Yo creo en otra cosa, en crear desde dentro. O en encontrar voces como la de Lagarce, muy cercanas a tus sentimientos”.

Sin embargo, su formación cinéfila no es académica, no ha escuchado a profesores durante largas horas, sino que se remite a lo que vio en su infancia, transcurridas en buena parte de los ‘90: un clásico formativo para él puede ser Jumanji o Mi pobre angelito; pero sobretodo Titanic de James Cameron.

https://twitter.com/XDolan/status/587129274756280320/photo/1

Su amor por el cine pasa sobre todo por una revisión casi pecaminosa de Titanic que confesó haberla visto 35 veces, 20 de esas en el cine. Pero no solo es la obra de Cameron lo que pasa por la cabeza de este singular joven, su segundo amante cinematográfico es John Cassavetes
En una entrevista que le hizo para la revista Interview la actriz Jessica Chastain:  “Titanic me volvió loco, empecé a diseñar vestuario, como dos mil vestimentas, inspirado por el enorme diseño de producción de la película de Cameron, que lo que me dijo fue, principalmente, que era legítimo soñar a lo grande. Mientras los otros chicos jugaban al hockey, yo dibujaba ropa”.

“Veo películas con el corazón, tratando de sentir algo y entretenerme. Los años de cinefilia son, en mi caso, la época en que yo tenía 6, 8, 10 años. Esas son las películas que me definen”, musitó el joven admirador de Cameron.

Los vicios desmedidos de la juventud se ven reflejados en él. Con seis largometrajes en su espalda, el joven creador ya es un veterano en la dirección y, le guste o no a la crítica especializada, es uno de los directores de autor con más renombre de los últimos años.Un director que genera influencia en artistas de hoy en día como a Nadia Benedicto, alguien que supo sacarle jugo a la película con más Oscars en la historia. Un joven rebelde con talento que ha puesto de punta al espectador actual.

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.