Razones para ver La La Land

La La Land viene arrasando en las entregas de premios. Logró capturar la atención tanto del público como de la crítica. A continuación te contamos porqué deberías prestarle atención a esta cinta.

Por @martog23

Cuando una obra tiene tanta repercusión siempre se arma un debate en relación a la calidad de la misma. Como siempre, habrá gente que la ame y gente a la que le disguste. Es por ello, que nos pondremos a analizar los motivos por los cuales vale la pena ver este film.

lalaland_filmscan3.jpg

La película cuenta la historia de Mia (Emma Stone), una aspirante a actriz que trabaja como camarera, y Sebastian (Ryan Gosling), un pianista de jazz que se gana la vida tocando en sórdidos tugurios, quienes se enamoran, pero su gran ambición por llegar a la cima amenaza con separarlos. El argumento es bastante simple y no tiene nada que no hayamos visto en otras cintas. Sin embargo, lo interesante de esta propuesta audiovisual no pasa tanto por el “qué” sino por el “cómo” está contada la historia.

lalaland_filmscan5.jpg

Ni bien comienza la película uno puede advertir que nos encontramos ante algo especial. Una placa nos adelanta que nos encontramos ante un relato realizado en “Cinemascope” (sistema de filmación que comprime una imagen estándar en el cuadro de 35 mm, para luego descomprimirlas durante la proyección, logrando una proporción que puede variar entre 2,66 y 2,39 veces más ancha que alta). Esta vuelta al fílmico y en una imagen más ancha nos permite disfrutar con mayor detalle los movimientos y desplazamientos en los números de baile y canto.

lalaland_filmscan4.jpg
La la land y el aprovechamiento del cuadro amplio 

Luego, la acción se sitúa en un día caluroso en la autopista de Los Ángeles, los autos se hallan parados ya que se produjo un embotellamiento, la cámara se desplaza pasando por los distintos autos donde se puede apreciar que cada uno está escuchando estaciones de radio y canciones diferentes. Abruptamente comienza el primer número musical “Another Day Of Sun” que permanecerá grabado en las cabezas y retinas del público por su ingenio. Esta apertura se desplaza constantemente de un costado a otro de la autopista en un plano secuencia inolvidable. Así comienza la nueva película de Damien Chazelle (Whiplash) en una elegante y refinada secuencia.

A continuación les mostramos un pequeño detrás de escena donde se ve cómo realizaron la apertura del film:


Asimismo, ya desde el comienzo se puede apreciar el sumo cuidado y detalle que se le dio a la imagen. La dirección de fotografía es otro de los puntos altos de esta película. Linus Sandgren (American Hustle), el DF de este film, dice respecto a la decisión de usar Cinemascope “La La Land es una historia contemporánea sobre los soñadores, pero Damien quería contarlo con el estilo de los viejos musicales de Hollywood, inspirado en la vieja cinematografía de Hollywood”. En cuanto a la paleta de colores nos encontramos con que La La Land es una película muy colorida, que usa tonos cálidos bien saturados. Otro ejemplo de que trata de evocar aquella magia de los musicales clásicos de Hollywood como por ejemplo El Mago de Oz o Cantando Bajo la Lluvia. Como ejemplo de esto tenemos el siguiente video donde se ve todos los homenajes que realiza la película a films clásicos:

Sandgren afirma que “Usar fílmico no era realmente ser nostálgico”, sino “capturar la riqueza del color que el video digital simplemente no da, a menos que lo añadas durante la postproducción”. La frase común “lo arreglamos en post” es lo que instó a Sandgren a hacerlo perfecto durante el rodaje.

El vestuario y los escenarios comprenden otro punto fuerte del film. Las locaciones nos muestran la ciudad de Los Ángeles como nunca antes fue vista. Se nota el amor que le imprime el autor a los pequeños clubes de jazz, los estudios, el observatorio del Griffith Park y el Lighthouse Café de Playa Redondo.

Otra razón para ver La La Land la comprende la inmensa química que presentan Ryan Gosling y Emma Stone ya había sido demostrada en filmes como Loco y Estúpido Amor (2011) y Ganster Squad (2013). Por otro lado, el director Damien Chazelle reafirma su talento para el musical.

la-la-land-still-feature.jpg

Por último, y lo más importante en relación a los musicales, las coreografías y la música del film, a cargo de Justin Hurwitz (música) y Mandy Moore (coreografías), quienes ya formaron una asociación creativa con Chazelle en películas anteriores. A ellos se les suman, los letristas Benj Pasek y Justin Paul, especializados en musicales de Broadway, el productor musical de Moulin Rouge, Marius de Vries, quienes nos otorgan melodías geniales como City Of Stars que viene sonando como la gran candidata a llevarse el Oscar a mejor canción. Visualmente los números musicales poseen un magnetismo visual envidiable, con una cámara que se encuentra en constante movimiento y nos muestra con gran fluidez los movimientos de los actores (hay pocos cortes, se usa mucho los planos secuencia y de larga duración para aumentar dicho efecto).

lalaland_filmscan2.jpg

En definitiva, La La Land presenta muchos elementos que la convierten en un muy buen musical, más allá de toda objeción a si realmente es merecedora de la enorme cantidad de premios que viene recibiendo. Es una propuesta visualmente majestuosa, con  composiciones musicales impecables de Justin Hurwitz, y un gran despliegue cinematográfico de Chazelle. Un film realmente hermoso a nivel técnico y expresivo. Una película que vale la pena ver.


 

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.