Jekyll & Hyde: El arrebato en clave musical

“No critico la herejía de Caín -solía decir con agudeza-. Yo siempre dejo que el prójimo se destruya del modo que mejor le parezca.”

Robert L. Stevenson

Sergio Lombardi, poseedor de una extensa carrera en musicales, es quien dirige esta puesta local, adaptación de la producción americana estrenada en 1990 y con un largo recorrido por las tablas internacionales que ahora nos convoca en el Metropolitan City.

Jekill and Hyde es creación de Frank Wildhorn y Leslie Bricusse y se basa en la novela corta del escritor británico Robert Luis Stevenson, publicada en 1886. Historia que nació, según los relatos, por una pesadilla que el autor había tenido y cuyo primer borrador escribió en apenas tres días para luego quemarlo, según las malas lenguas, por tratarse de una versión demasiado violenta y sexual. La historia, adaptada por Bricusse libremente, tomó muchos de los aspectos más importantes de esta Novell, aun hoy imposible de catalogar en un solo género,  sobre la rígida moral que imperaba en los años del reinado de Victoria, una de las más famosas reinas inglesas, con su encorsetada y flemática sociedad victoriana, su división de castas y la constante supresión de las pasiones y desbordes, llevando a los personajes a transgredir las normas en busca de la definitiva liberación. No por nada el doctor que nos ocupa cree poder liberar al hombre de los aborrecibles sentimientos, como el odio, la violencia, el arrebato.

fileaccesshandlerEsta es la historia del Doctor Jekyll, un médico que experimenta una droga capaz de liberar al hombre de su maldad, bajo la naif teoría de que se podría erradicar el mal de este suprimiendo lo que poéticamente podríamos llamar oscuridad. Se alza el telón. La puesta es sencilla, escueta, sombría. Sobre una camilla, un hombre que en coma aguarda la muerte; y sobre él, el médico que sueña con la cura definitiva. Juan Rodó abre así la primera escena, que tuvo un corto prefacio a cargo del inigualable Raúl Lavié y su portentosa voz de barítono. Dramática. Tenebrosa. Estamos ante un espectáculo pensado con ese gótico humor que tan bien supieron desarrollar los autores de pasquines del siglo XIX. Ellos así lo presentan, ellos así lo hacen sentir. Tan poco resuena la risa en espacios tan amplios que podría ser una metáfora de la historia que atestiguamos, porque el doctor Jekyll busca la aprobación de sus experimentos que desde luego con tino otros rechazan, impugnación que proviene de personajes ajenos a las desdichas, lores y ladys de alta sociedad, sujetos con la moral más radicalizada y ridiculizada del imperio británico que por una vez aciertan, y es cuando el doctor decide continuar su búsqueda por sus propios medios, lanzándose así a la oscuridad y la desdicha, y no solo para él, porque la verdad, una vez expuesta, nos modifica a todos y quien no la soporta muere como víctima de su presión. La verdad de lo que ocultamos es Hyde. El señor Hyde y su rastrera malicia. Su sed de sangre que trasciende la venganza. Su falta de moral le da la libertad de sobreponerse a los estándares sociales y así ama una puta y mata a un facho ricachón. Como un caos absoluto las muertes que provoca dan a los otros un poco de satisfacción.

escena-1

En esta historia, en la que a través de una droga el medico logra separar sus mitades, desequilibrando su humanidad, hay un amigo desesperado, testigo y confidente, narrador omnisciente y cobarde, triste peón del destino llamado John Utterson, compuesto por Raúl Lavié, que como un Horacio solo puede mirar y murmurar admoniciones; una prometida que es una delicia de niña bien y todo lo que ellos le ofrecen si suscribe a sus convenciones de sociedad bien, una compañera comprensiva d nombre Emma, que Eluney Zalazar borda con voz de alondra y pericia de soprano;  un padre que sabe que es buen hombre pero intuye su retorcida búsqueda; y esa puta a la que le atrae el peligro, porque es todo un estereotipo de bajobarriera, que ante el dolor consiente y el cariño se comporta como una feligresa en misa. Melania Lenoir hace de Lucy Harris la potencia de las voces calladas de esos olvidados, los descastados. Increíble artista con una amplísima capacidad vocal y actoral que esa noche, la de un estreno, se robó más de una ovación

Y allí transcurre, en una escenografía que se vale de unas altas estructuras metálicas para realizar los diferentes cambios de escenario con una espontaneidad asombrosa, transportándonos desde las brumosas calles londinenses hasta el confortable salón de Jekill, su frío e industrial laboratorio o un cabaret de mala muerte, situaciones muy bien resueltas por la pericia de Silvana Ovsejevich (diseñadora de escenografía). Es, en su conjunto, una propuesta deliciosa que dos gigantes de los escenarios como Juan Rodó y Raúl Lavié disfrutan y amalgaman. Un musical dramático, denso y ominoso que no viene a alegrar y se presenta profundo y devastador. Un viaje a una pesadilla que se disfruta por medio de una producción cuidada, un coro excepcional y un elenco que no para y que, con el arrebato de la historia, nos atropella a pura musicalidad y danza. Un espectáculo para ser disfrutado quizás más de una vez, porque no siempre hay tanto talento en un mismo instante.

Miércoles, jueves y viernes: 20:30 Hs. 

Sábado: 18:30 Hs. y 21:45 Hs. 

Domingo: 20:00 Hs.


Jekyll and Hyde

Elenco : Juan Rodó, Raúl Lavié, Melania Lenoir, Eluney Zalazar, Luis Podestá, Sebastián Vitale, Manuel Victoria, Emiliano Fegger, Lucas Arbues , Patricio Witis, Marcos Gorosito, Karina Barda, Pilar Muerza , Juan Ignacio Bianchi

DIRECCIÓN GENERAL: Sergio Lombardo – DIRECCIÓN MUSICAL Y DIRECCIÓN CORAL: Damián Mahler – DIRECCIÓN VOCAL: Juan Rodó – COREOGRAFÍA: Mariano Botindari – ESCENOGRAFÍA: Silvana Ovsejevich – DISEÑO DE VESTUARIO: Vanesa Abramovich – DISEÑO DE MAQUILLAJE Y CARACTERIZACIÓN: Vanesa Bruni – DISEÑO DE LUCES: Santiago González Urrutia – DISEÑO DE SONIDO: Ova Mahler – TRADUCCIÓN Y ADAPTACIÓN DE CANCIONES: Lorna Dobie – TRADUCCIÓN Y ADAPTACIÓN DE LETRAS: Angie y Florencia Mc Donough – STAGE MANAGER / ASISTENTE DE PRODUCCIÓN: Germán Martins – ASISTENCIA DE DIRECCIÓN: Christian Alladio – PRODUCCIÓN EJECUTIVA: Roro Pellegrini – PRODUCCIÓN GENERAL: Andrés Cipitria – Julieta Kalik – Jorge Lockett – Marcelo Lombardo – Daniel Vercelli

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 1961 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.