Los Oscars: Noche larga donde no pasó nada… Hasta el final inesperado.

Así es, una nueva entrega de las estatuillas de la Academia, la octogésima novena de su historia, se ha ido. Luego de tanto hype, se caracterizó por ser una noche tranquila, casi rondando el tedio, en la que el anfitrión Jimmy Kimmel abrió la fiesta buscando la reconciliación política, con un llamado a la unidad americana. Y, por supuesto, ese final tan enroscado como de peli de Night Shyamalan.

Por @mauvais1

Entonces, todo volvió a la normalidad en el ambiente artístico, y más allá de algún que otro chiste por parte del anfitrión, como el Twitt enviado al presidente Donald Trump en el que cita una mentada guerra de redes contra los Oscars, o sus comentarios sobre la “sobrevalorada” Meryl Streep, hubo poco roce y mucho tedio, hasta que Asghar Farhadi prescindió de recibir su merecida estatuilla en persona y mandó a decir “Siento no poder estar aquí. Mi ausencia tiene que ver por el respeto que siento por la gente de mi país, Irán…” A todo esto hay que sumarle una transmisión algo caótica con baches de silencios,  cortes abruptos en la alfombra o una  señal que no acertaba con los cortes y regresaba cuando ya se estaba anunciando el premio. En fin, vayamos mejor a lo que realmente nos interesa.

landscape-1488161259-giphy-61

La fiesta comenzó con Justin Timberlake interpretando “Can´t stop the Feeling”, de la película Trolls, con la cual competía a mejor canción. Discurso de apertura de Kimmel y comenzaron a repartir los dorados premios.

De los 14 en los que competía La La Land, de Damien Chazelle, obtuvo 6; mejor diseño de producción Sandy Reynolds-Wasco y David Wasco, mejor fotografía para Linus Sandgren, mejor banda sonora para Justin Hurwitz, mejor canción por “City of Stars” también de Justin Hurwitz, mejor director para Damien Chazelle y mejor actriz para Emma Stone. En cuanto a su más cercana competidora Moonlight de Barry Jenkins de las 8 nominaciones obtuvo 3; mejor actor de reparto por Mahershala Ali, mejor guión adaptado para Barry Jenkins sobre la historia de Tarell Alvin McCraney y el máximo galardón Mejor Película, luego de ese incómodo y extraño momento vivido por Warren Beatty y Faye Dunaway quienes fueron los encargados de anunciar el premio y que, por una equivocación de sobres,  primero dieron por ganadora a La La Land, con subida al escenario de todos antes del intento de subsanar el error, todo lo cual no pudo evitar que Barry Jenkins y su troupe saludaran y festejaran el merecido premio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Luego estuvo Hacksaw Ridge del siempre controvertido y admirado Mel Gibson, que de sus 6 nominaciones se llevó para casa 2 estatuillas; mejor montaje para John Gilbert y mejor sonido para Kevin O’Connell, Andy Wright, Robert Mackenzie y Peter Grace. En cuanto a Manchester by the Sea de Kenneth Lonergan, de sus 6 esperados Oscars obtuvo 2, Mejor actor protagónico para Casey Affleck y mejor guión original para Kenneth Lonergan. Y respecto a la adaptación de la obra teatral Fences, que dirigiera Denzel Washington, de 4 nominaciones obtuvo solo la de mejor actriz de reparto para Viola Davis, que agradeció el premio con un sentido discurso que Kimmel nominó a los Golden Globes.

En mejor film extranjero fue Forushande (The Salesman) de Asghar Farhadi el ganador, cuyo director, como citamos anteriormente, no subió a recibir la estatuilla enviando a través de un portavoz un claro mensaje a las políticas migratorias del presidente Donald Trump. “Mi ausencia tiene que ver con mi país y los otros 6 países que han tenido problemas para entrar en el país. Dividiendo así el mundo“, leyeron en su nombre.

Mejor corto fue Mindenki (Sing) de Kristóf Deák; interesante de ver ya que trata de una historia real ocurrida en un colegio de Budapest, Hungría, en los años 90, en la que había un coro donde imperaba una pequeña “mafia”.

En cuanto a mejor documental, fue para O.J.: Made in America de Ezra Edelman, con guión de Gary Lionelli; y mejor corto documental fue The White Helmets de Orlando von Einsiedel, sobre el trabajo de los “Cascos Blancos” que arriesgan todo para salvar a los ciudadanos que se han visto afectados por la guerra, mientras se preocupan por su propia seguridad y la de sus seres queridos, en tierras de Siria y Turquía. En el rubro animación, el premio de mejor largo animado fue para Zootopia de Walt Disney Animation Studios, dirigido por Byron Howard, Rich Moore y Jared Bush. Y mejor corto animado para Piper de Pixar, escrito y dirigido por Alan Barillaro.

Respecto de los premios técnicos; mejor maquillaje y peinado se lo llevaron Alessandro Bertolazzi, Giorgio Gregorini y Christopher Nelson por Suicide Squad de David Ayer, mientras que Fantastic Beasts and Where to Find Them de David Yates obtuvo el Oscar a mejor vestuario para Colleen Atwood y el de mejor edición de sonido fue para Sylvain Bellemare por Arrival, film con 8 nominaciones entre las que se encontraba mejor película y mejor director entre otras.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Larga noche que supo sacudirse el tedio de la manera más bizarra con el pifie de Warren Beatty y compañía (PricewaterhouseCoopers – la multinacional de servicios profesionales – ya pidió las disculpas por el error que ellos cometieron al entregar el sobre equivocado), el haber ubicado la fotografía de Jan Chapman bajo el nombre de la fallecida diseñadora de vestuario Janet Patterson, ambas australianas, y que terminó sin otro recuerdo que, para este cronista, la bellísima Carrie Fisher dándonos la fuerza de comenzar un lunes con tan pocas horas de sueño.

debbiecarrie

 

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 2033 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.