El Peso de la Ley: “Según tu situación social la justicia te puede tratar de una u otra manera”                                    

La película argentina “El peso de la Ley”, la ópera prima del actor Fernán Mirás basada en hechos verídicos, llegará a los cines el próximo 23 de marzo y los protagonistas revelaron detalles exclusivos del film para la prensa.

Por @micasolange21

En un agradable ambiente y con la mejor predisposición, Fernán Mirás y Paola Barrientos brindaron una conferencia de prensa a los medios a raíz de su película “El Peso de La Ley”, producida por Arco Libre, en asociación con Aleph Cine y Mirás/Gispert.

Mirás no sólo dirigió el film y creó el guión, junto a Roberto Gispert, sino que también lo protagonizó, con la participación de distintos actores como Paola Barrientos, María Onetto, Darío Grandinetti, Jorgelina Aruzzi, Darío Barassi , Daniel Lambertini, Daniel La Rosa, Sebastián Rosso y Julio Feld.

El film relata la historia de Gloria Soriano, una abogada perseverante y obstinada que deberá defender a un acusado de violación condenado a 12 años de prisión, el “Gringo”, caso que pondrá en peligro su profesión y su futuro. Sin embargo, pondrá su convicción en duda luego de comprender las relaciones sospechosas entre el juez, fiscal y testigos de la causa, quienes buscarán impedir que se conozca la realidad del caso: la inocencia del acusado.

Sumado a ese panorama, ella todavía recuerda la voz de la corrupta fiscal, cuando fue su profesora en la universidad, que decía: “La justicia existe sólo si se puede probar”; por lo tanto, la abogada hará todo a su alcance y más por comprobar la inocencia de su cliente y hacer cumplir la justicia, cada vez más desdibujada en el país y desvirtuada, ya que el sistema legal se aprovecha de las personas de humilde situación que no pueden defenderse ante semejante burocracia.

17238180_10211934339903200_1967968332_n

“La película toca un tema álgido y profundo, no nuevo”, advirtió la protagonista Paola Barrientos, quien interpretó al papel de Gloria Soriano. Además, confesó: “Me parece que tiene mucho que ver con lo que pasa y da para la reflexión, me parece que eso es un valor agregado que tiene la peli hoy que me da mucho orgullo haberla hecha”.

Lo más impactante de la película, sin dudas, es saber que el caso está basado en un hecho verídico: “Nosotros sabíamos que teníamos ahí un caso en particular en donde la víctima y el victimario padecían el sistema legal y a los que trabajan en él”, explicó el director luego de aclarar que realizó una gran investigación previa del tema, que incluyó bastantes entrevistas con abogados, fiscales y personas del ámbito judicial, incluso presenciar audiencias, con el propósito de conocer cómo era el ambiente.

Sobre el film

unnamed (1)

“La película la sostiene un caso de la que hay un montón de subtemas relacionados, los distintos elementos del poder judicial funcionando a la vez en donde el espectador ve todo lo que está pasando en distintos lados”, confesó Mirás y agregó: “Son resonadores variantes del mismo tema y lo vive cada uno en distintos escalafones del poder judicial”.

Según las declaraciones del director, el nombre de la película estuvo basado en la idea de poder comprender la historia desde distintos puntos del sistema judicial y sus protagonistas, ya que cada personaje tenía su propio conflicto: “Según tu situación social la justicia te puede tratar de una u otra manera”.

Además, subrayó la importancia de involucrarse detrás de cámara con el tema abordado en la película ya que, sumado a todo el trabajo de los actores, comentó que es importante lograr el “tono” deseado, poder llegar a “La sensación de ese tono justo que tiene humor y que es emocional”. “Estoy contento del resultado del tono que tiene”.

La formación como director

El actor confesó que al momento de ponerse al frente de la dirección de un trabajo, recordó todos los consejos que preguntó a lo largo de su carrera durante los rodajes: “Trabajé con muy buenos directores y muchas cosas que resolvía al final del día me daba cuenta de que las había escuchado de (Marcelo) Piñeyro, (Javier) Daulte, (Daniel) Barone o a (Daniel) Veronese”, comentó Mirás, por lo que pudo estar cerca del proceso que llevan a cabo grandes exponentes del cine al momento de dirigir a los actores.

Sin embargo, aún no se considera un director: “Podés convertirte en un director después de tu tercera película, así lo veo yo”, y contó que decidió realizar el film porque “Quería entender de género. Me gusta el cine de género (…) quería aprender de eso”.

El elenco

unnamed (2)

En cuanto a los compañeros de rodaje, el artista contó: “Es un elenco que conozco a todos como colegas y de la vida (…) Han tenido la generosidad de hacerme la gamba y correr este riesgo de que yo dirigía por primera vez”. Sin embargo, él confesó que todavía sólo los podía ver como compañeros.

Asimismo, confirmó que pudo trabajar con profesionales que respetaron sus ideas y principios básicos del film y agregó: “El riesgo es que pierdas tu control artístico y hagas lo que otros quieren”.

No es la primera vez que Paola Barrientos y Fernán Mirás trabajan juntos. Los artistas compartieron la serie “Viudas e hijos del rock and roll” y desde ahí formaron una amistad que no deja de crecer. “Intento tener la relación más sensible posible con el guion y también intentar comprender y sumarme al imaginario del director”, declaró la actriz.

El rodaje

“La película esta filmada, salvo en la facultad de derecho al principio, en Necochea y Mar del Plata”.  ¿Por qué motivo el director eligió estos lugares para llevar a cabo su idea?: “Lo que más me gustaba era encontrar un montón de lugares que la gente no conoce”. A su vez, comentó que fue una experiencia agradable: “Una cosa a favor de no tener mucho presupuesto es ir hasta allá”.

Además, no sólo se realizó el rodaje en esos lugares sino que allí descubrieron una cuna de grandes talentos: “Hay un grupo bastante grande de actores de Mar del Plata, el “Gringo” (Daniel Lambertini) es de ahí y es una revelación muy impresionante (…) Casi todo el equipo técnico era de Mar del Plata, fue un gran descubrimiento”.

El personaje de Mirás

unnamed (3)

A pesar de confesar la comodidad con su personaje, Mirás detalló que fue lo más atractivo del papel que interpretó: “Todos hablan de él, todos tienen una versión y el espectador al final se entera de quien es realmente “Manfredo”. Entonces, me resultaba interesante la ambigüedad de todas esas situaciones, donde vos pudieras creer todo lo que estaban diciendo pero que al final también creyeras que era en realidad”.

Escenas entre risas

Luego de un arduo trabajo, sin dudas no podían faltar las anécdotas que hicieron reír a todo el elenco. El artista se refirió a su experiencia en actuar y dirigir a la vez, y los momentos en que él se confundía los roles, en situaciones como esperar a que alguien corte las grabaciones, o que alguien grite estrepitosamente “Acción”, cuando esa era la tarea del director, es decir, la suya.

Contraste social

unnamed

Uno de los grandes ejes de la película fue el claro contraste establecido por el director en cuanto al humilde pueblo, con tiempos largos y lentos, contra la ciudad apresurada constantemente.

“Me interesaba mucho que en la ciudad hay un mundo de gente tan civilizada y este pueblo que viven en otro tiempo y que terminan siendo más civilizados (…) Buscaba que chocaran esos dos mundos”.  Incluso, agregó acerca del personaje de Barrientos: “Ella tiene que bajar de ritmo para entender el pueblo”

Acerca de su futuro, aunque Mirás confesó que aún no tiene un nuevo guion en la mente, luego de este gran éxito en el inicio de su carrera como director sólo se puede esperar lo mejor.

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Diego Alvarez 1298 Articles
Cinefilo, comiquero, coleccionista, comic addict. Whovian de tiempo completo.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.