Prison Break: Ogygia

Después de 7 años de espera,  Prison Break volvió a la pantalla chica con un estreno mundial emitido por Fox. Con más preguntas que respuestas, el capítulo titulado Ogygia volvió a culminar a sus clásicos seguidores y a muchos más con una formula que parece funcionar una y otra vez: escapar de prisión. 

Por @micasolange21

Desde que se anunció el retorno de la serie, hubo muchas dudas y cuestionamientos por parte de muchos de sus seguidores: ¿Era correcto? ¿Debía volver? ¿O eso sólo arruinaría lo conseguido en cuatro ediciones anteriores?

Finalmente el 4 de abril llegó y se estrenó la quinta temporada, a las 23 horas puntual. Con tan sólo un episodio, el elenco y la producción de la serie estuvo a la altura de todas las expectativas y, como si fuera poco, parece ser el inicio de uno de los ciclos más exitosos de Prison Break, ya que contó con un rating de 3.8 millones de espectadores.

La idea de la vuelta había sido de los dos protagonistas, Dominic Purcell y Wentworth Miller, quienes estuvieron trabajando juntos en la serie “The Flash”. El resto del elenco está conformado por: Sarah Anne Wayne Callies, Robert Lyle Knepper, Amaury Nolasco Garrido y Rockmond Dunbar.

Trama

1491249707-sara

El episodio comenzó por un sobre que llegó en el momento de la excarcelación para Theodore “T-Bag” Bagwell, que revelaba nada más ni nada menos que una foto de Scofield y abría la posibilidad de que estuviera vivo. Por lo tanto, decidió visitar a Lincoln Burrows y mostrarle las pruebas a la par de la frase: “El destino nos obligó a reunirnos otra vez”.

En cierta forma, el capítulo se relacionó con la primera temporada: Lincoln debía plata a personas peligrosas, como era en el comienzo de la serie, volvió a sus raíces, perdido. Sin embargo, con la visita de T-Bag y ante la posibilidad de que su hermano esté vivo, decidió comprobarlo y, luego de animarse y desenterrar la tumba, descubrió que no había ningún cuerpo ahí, por lo que decidió ir a buscarlo.

“Esa fue una escena difícil, me costó escribirla. Decidí que la necesidad de Lincoln, esa compulsión, era mayor que mi propio sentido como escritor y que tenía que hacerse al final del día”, declaró Paul Scheuring, el creador y productor ejecutivo de Prison Break para The Hollywood Reporter.

Como es de costumbre, fue difícil descubrir donde estaba Michael. Sin embargo, tras descifrar el mensaje codificado, clásicos de su hermano, pudo entender que él estaba en Yemen, bastante lejos de su hogar.

Pero no todo era fácil: alguien intentó matar a Lincoln en reiteradas ocasiones por investigar sobre su hermano, y no sólo a él, sino también a Sara Tancredi, su hijo y su nuevo esposo; hay personas que no querían que se siga indagando en el tema. Junto a Benjamin “C-Note” Franklin,  quien tenía contactos en el oriente por sus afinidades religiosas, viajaron hasta allá y se encontraron con un arriesgado ambiente inmerso en una guerra civil.

170403-prisonbreak-linc

Cuando Lincoln y C-Note llegaron, se encontraron con más trampas y peligros hasta encontrar a su contacto: riesgo de muerte constante. Una vez que lo consiguieron, pudieron ir a ver a la prisión a… ¿Michael? quien para la sorpresa de todos, dijo que no los conocía y que su nombre era “Kaniel Outis”; sin embargo, el gesto posterior en su cara reveló lo contrario.

“Quería que haya una razón mucho más desconcertante tras su desaparición. Es algo que tomará episodios desempaquetar. Al principio, si Lincoln solo caminaba hasta Michael al final del episodio y le decía ‘estoy aquí para sacarte’ y Michael respondía ‘bien’, hubiese sido como repetir lo hecho en la temporada 3. ¿Qué le pasó en los últimos siete años? Para mí, ese es el motor central”, reveló Scheuring.

Por su parte, T-Bag fue invitado sorpresivamente por un doctor para operar su mano, con un tratamiento financiado por un desconocido. Más adelante, luego de presionar al médico para que lo diga, se enteró que el donante anónimo era “Outis”, quien traducido al español significa “nadie”… aunque en realidad era el nuevo nombre de Michael.

Misterios

166517

Con sólo el primer episodio ya hay muchísimos interrogantes a futuro y problemas a resolver que rodean al conflicto principal: Alguien quiere borrar a Michael de la historia, eliminar su existencia, ya que además de encerrarlo en una prisión de Yemen, borraron todos los registros previos con su nombre.

Es más: le asignaron el nombre de Kaniel Outis, perteneciente a un conocido y temible terrorista. Aún no se sabe quién ni por qué, pero si algo es seguro, es que están intentando evitar que el entorno de Michael investigue más sobre el hecho.

Como ocurrió en la primera temporada, cuando Burrows fue acusado erróneamente de matar al hermano de la vicepresidenta y Michael lo fue a salvar, en esta instancia es al revés, por lo que hará todo para conseguir su libertad.

Realización

166519

“Los muertos hablan si vos decidís escucharlos”. Con esta frase comienza el capítulo en el cual, más allá de los detalles, el panorama vuelve a ser el mismo: uno de los hermanos trata de sacar de prisión a otro. Sin embargo, ¿Cuál es el secreto para que la serie tenga tanto éxito? Desde el elenco hasta la producción realizaron un gran trabajo para evitar que la historia, por repetitiva, peque de obvia y cansancio apelando a la supuesta falta de memoria de Michael.

El primer capítulo contó con un gran trabajo de producción y montaje, con planos detalles como a la mano de Michael, la cual tiene un tatuaje desconocido hasta el momento pero que anuncia de antemano su importancia, o el enfoque al origami, un elemento clave durante toda la ficción.

Con mucha adrenalina, misterio y acción desde el primer capítulo, también hubo una buena realización también en cuanto a iluminación y guión que demostraron el gran trabajo para que la vuelta sea exitosa.

“Primero fue una prisión, ahora es una nación”, expresa el eslogan de esta nueva temporada. Lo cierto es que el primer capítulo dejó a todos los seguidores con más ansiedad que antes y con una cita puntual todos los martes a la noche con Fox.  

Anuncios