Dia Del Atentado: Recreando lo real.

Peter Berg vuelve a elegir a Mark Wahlberg para protagonizar su último film basado en una historia verídica, el atentado de la maratón de Boston en 2013. Como es de esperarse es un drama mezclado con thriller policial y altas dosis de patriotismo estadounidense.

Por: @Javielorza

El 15 de Abril de 2013, durante una de las maratones más populares del mundo, en Boston, los hermanos  Dzhokhar y Tamerlan Tsarnaev detonaron dos bombas en los metros finales de la carrera dejando tres muertos y cientos de heridos. La historia del film se centra en el accionar de la policía de Boston durante el atentado y sus esfuerzos para identificar y capturar a los agresores.

Este tipo de films generalmente sirve para que Hollywood despliegue su patriotería por sus salas de cine y las del resto del mundo con una pieza de propaganda que generalmente se hace larga y cae en el golpe bajo en su búsqueda de emoción. Y si bien esta película cae en algunos de esos clichés y otro tipo de problemas, también nos entrega una historia en la que la tensión crece constantemente, las escenas de acción están muy bien ejecutadas y  un gran elenco eleva personajes con cierta falta de desarrollo.

Comencemos por lo positivo, Peter Berg y Mark Wahlberg hacen buenas películas juntos, tras El único superviviente (2013) y Horizonte Profundo (2016) ya se conocen de memoria y en sus colaboraciones sale a luz lo mejor del otro. Berg lleva a la perfección el ritmo de un film de 130 minutos con un puñado de escenas de acción, (las pocas que hay son las mejores la película) que se pasan volando, especialmente con la decisión de cambiar el foco directamente a los policías y los hermanos tras el primer acto, dándole una atmósfera de thriller de persecución clásico pero efectivo y estimulado por la gravedad del hecho que ameritaba dicha persecución.

Por el lado de Mark Wahlberg, quien encarna al sargento Tommy Saunders, (un personaje ficticio basado en varios policías que participaron en los rescates e investigaciones del atentado) un oficial degradado que lucha con un problema crónico de rodilla mientras intenta recuperar su puesto previo al cumplir un “castigo” trabajando durante la maratón. Y esta vez Mark nos muestra no solo su lado simpático de tipo duro, malhablado y chistoso al que nos tiene acostumbrado sino que entra de lleno en el terreno dramático como pocas veces lo vimos en su carrera y se roba escenas en las que comparte pantalla con John Goodman y Kevin Bacon.

Por otro lado, la película tiene varios problemas en relación con los antagonistas, quienes a pesar de tener un arco muy significativo dedicado a ellos y su situación familiar, nunca llegan a ser más que extremistas cuya justificación personal para realizar actos tan dañinos nunca se esclarece. Aún dejando opiniones mas políticas de lado, esta película carece de cierta crítica o al menos explicación para el accionar de estos hermanos, para no quedar en que simplemente son fanáticos islámicos, sobre todo teniendo en cuenta las escenas que se utilizan para mostrar el vinculo familiar. Aún así, Berg tiene pequeños momentos  en los que refleja cierta crueldad e inutilidad de algunas de las fuerzas de seguridad, lo cual de a poco lo aleja del jingoísmo del que venía siendo acusado con films anteriores.

En una especie de limbo esta el humor en este film, no es abundante ni está presente en las escenas más sensibles, pero más bien en parte durante la investigación y especialmente durante el mismo clímax de la película, y si bien estas líneas le agregan cierta liviandad a partes del film y son dichas con un timing de comedia perfecto, generalmente por Wahlberg, J.K. Simmons y Goodman junto con algún policía, no estoy seguro de que las escenas de mas tensión se hayan beneficiado con el uso de esa liviandad.

Además del ya mencionado  Mark Wahlberg, también destacan en sus roles John Goodman como el comisario de la policía Ed Davis y Kevin Bacon como el agente del FBI Richard DesLauriers, quienes a pesar de gozar de tanta participación tienen varios intercambios con Wahlberg . Además, Michelle Monaghan, quien personifica a Carol Saunders, la esposa de nuestro protagonista, también entrega una actuación dramática que nos recuerda a su participación en True Detective (2015).

En conclusión, Día Del Atentado está hecho a medida de los fanáticos de las películas estadounidenses bien patriotas en las que los malos son bien malos y hay mucho balazo volando por doquier, pero para el que no busca eso en particular, el film igualmente resulta entretenido, emocionante, tiene un gran elenco e incluso cuanto menos es informativo sobre uno de los atentados más importantes de los últimos años.

Puntaje: 6,5/10


  • Título original: Patriots Day
  • Año: 2016
  • Duración: 130 min.
  • País: Estados Unidos
  • Director: Peter Berg
  • Guion: Peter Berg, Matt Cook, Joshua Zetumer (Historia: Peter Berg, Matt Cook, Paul Tamasy, Eric Johnson)
  • Música: Trent Reznor, Atticus Ross
  • Fotografía: Tobias A. Schliessler