Antonela Cirillo: “Yo me veo arriba de un escenario cantando, es lo que aspiro para toda mi vida”

Antonela Cirilo es una artista que indudablemente no hay que privarse de conocer, ya que con apenas 26 años no sólo logró cautivar a miles de personas por su talento, sino que con gran simpatía y profesionalismo promete mucho futuro. No te pierdas la entrevista con Cuatro Bastardos en la que nos reveló detalles acerca de su pasado, presente y futuro, todos guiados por la misma pasión: el amor a la música.

Por @Micasolange21

Si hay algo que distingue a Antonela es su buena predisposición y gracia constante. Con cafés de por medio, la artista accedió a una agradable charla con Cuatro Bastardos en la que recorrió toda su trayectoria profesional y personal que la llevó a ser hoy en día una de las grandes promesas de la música nacional.

A sólo un mes de su publicación, el video de “Blanco” tuvo más de 20 mil visitas. El single, a pesar de ser su último trabajo, representó un gran cambio según la actriz: “Es una canción nueva en mi repertorio, en lo que va de mi carrera, con un sonido muy moderno, totalmente nuevo, distinto a lo que fue el disco anterior”.

El video, que fue grabado en Roque Pérez y Lobos, contó con la actuación de la propia cantante, experiencia que destacó no sólo por ser su primer lanzamiento como actriz sino por la responsabilidad que lleva estar al frente de un videoclip para poder impactar al público también “desde lo visual”.

Es que siempre debe llegar la etapa de renovaciones; según Antonela, ella buscó lograr ese objetivo mediante la canción: “Quiero es mostrar un cambio de lo que fue lo anterior, algo que marque un antes y un después en mi carrera; ¿Viste cuando decís blanco y negro? Bueno, es eso”, refiriéndose al origen del nombre de la canción, como un color que transmite “pureza” y es “esperanzador”, con el fin de mostrar una “evolución”.

Además, recientemente la artista fue protagonista de la obra Inmortal Tango, sobre la cual expresó que fue una experiencia “tremenda” y que, a pesar de que conllevó una gran trabajo, confesó: “Son sueños que uno tiene y de repente te encontrás ahí y decís: es posible”.

De Avellaneda al mundo

Desde joven Antonela supo cual era su pasión, su motivación y su gran sueño: cantar. “Todo nace desde chico, de algo que viene tan de adentro que en algún momento tiene que salir a la luz”, comentó y agregó: “A mí me re contra gustó estudiar de chiquita, y después cada vez de grande me di cuenta de que lo estaba tomando cada vez más en serio”.

Frente a ese deseo, Antonela se anotó en la escuela de música popular de Avellaneda, al finalizar la secundaria, al mismo tiempo en que estudiaba canto lírico; sin embargo, esas instituciones estaban destinadas a la formación docente, y ella aspiraba a algo diferente: “Yo quería ser cantante”, explicaba con empeño.

Entonces, ella decidió anotarse en Berklee, la escuela de música contemporánea, en donde comenzó a crecer específicamente en el mundo del canto y también en la interpretación con piano. “Esto viene de muy chica; siempre los molestaba a mis papás, ellos me querían anotar en danza pero yo no quería saber nada, yo quería cantar”.

La Voz argentina: Punto de partida

Una de los grandes “quiebres” de su carrera fue su participación en La Voz argentina, el reality que se emitió por la televisión nacional en 2012 y en el que Antonela se consagró en tercer lugar. “Yo era muy chica, tenía 20 años, me anoté en el último día que se podía anotar porque una prima me avisó que estaba el casting”, expresó; sin embargo, también aseguró que valió la pena: “Cuando terminó me di cuenta de que me tenía que dedicar a ser cantante, te convencés o te deprimís, porque es muy fuerte estar en la tele”.

“Lo más importante es armarte de un equipo, empezar a componer y grabar, porque sino la gente se queda y te relaciona con la cantante de covers, y una quiere que la empiecen a reconocer por tu música, por tus letras, que se sientan identificados con tus melodías”, afirmó.

Además, ya no era tiempo de dar marcha atrás: “Me pasó algo muy loco: el disco anterior tenía un logo, que lo tengo tatuado (en el brazo), y me empezaron a llegar fotos de diferentes provincias, Jujuy por ejemplo o Tucumán, que se lo habían tatuado también. Cuando la gente empieza a ser eso, vos te das cuenta de que te lo tenés que tomar en serio porque ellos quieren más”.

Poco después del reality, fue designada como co-conductora en “Elegidos”, el programa que estaba dirigido por Marley. Acerca de esta experiencia, relató: “Fueron 5 meses, la pasé bomba, aprendí un montón, entendí los tiempos de la tele, minuto a minuto, el rating; pero yo me veo arriba de un escenario cantando, es lo que aspiro para toda mi vida”.

Con todas esas experiencias, los aprendizajes fueron inminentes para Antonela: “Aprendí primero a desenvolverme con el público, desde lo musical, estás cantando y estás contando historias, a través de melodías; después empecé a subirme a escenarios cada vez más fuertes, giras por el interior y festivales, tocar con artistas que toda mi vida escuchaba de chica; son cosas que las ves por tele y después empezás a ser parte de ese circuito. Fui evolucionando”. Para lograrlo, confesó que es fundamental “estar focalizado” en todo el camino hacia las propias aspiraciones.

Transmitir mediante la música

“Un problema que se genera hoy en día, es que la gente quiere ser famosa, no importa porque; pero ese no es el fin, creo que los Beatles o Cerati no se propusieron ser famosos, querían hacer música, y hacían canciones tan excelentes que la gente empezó a consumir”, afirmó Antonela.

Con gran humildad, la artista agregó: “Obviamente que todo el mundo quiere ser conocido y quiere que su música la valoren y que se reconozca, pero creo que eso viene después, es un efecto secundario, es algo que llega con el tiempo”.

Justamente, ella contó que hace poco una chica le confesó que, gracias a Blanco, pudo salir adelante tras atravesar una difícil separación con su pareja; la situación fue particular para la artista, en el sentido de que ella pudo lograr su meta de poder “acompañar mediante la música”.

Música como pasión

Todo artista tiene sus referentes en el mundo musical, y Antonela no es la excepción: “Yo crecí viendo el Guardaespaldas de Whitney Houston, yo quería ser ella, o veía Titanic y decía ‘Yo quiero ser Celine Dion’”. Además, Los Beatles y Adele también lideran sus guías internacionales. Con respecto al ambiente argentino, la cantante expresó que es seguidora del tango, folklore, Mercedes Sosa y Gustavo Cerati.

¿Qué significa la música para Antonela? Según sus palabras: “Es algo que tengo adentro, que no puedo parar de hacer, lo único en lo que puedo pensar; es estar todo el tiempo relacionada con la música”.

Además, comentó que a pesar de que sus canciones están dirigidas a todo público, suele distinguirse especialmente en un sector: “Quizá no estoy destinada tanto al publico teen, bienvenido sea, pero a mí me gustaría más apuntar al público de 18, 19 de edad hasta 101 años, quizá porque las letras a veces no son tan literales, o tienen letras cargadas, no tan básicas, entonces un joven capaz no te la consume, y creo que eso hace a que apuntemos a  un rango más alto en edad”.

Justamente, ella confesó su decisión de lograr esa capacidad reflexiva en las canciones, las cuales no tienen una fuente fija de inspiración: “En este disco dije bueno, que surja lo que tenga que surgir, que tenga que hablar de lo que tenga que hablar, no me importa de qué, siempre que sea un mensaje que me guste y me identifique; uno le habla a lo que le pasa a uno, a las situaciones cotidianas de la vida”.

Experiencias inolvidables

“Siempre hay anécdotas que te quedan guardadas y que te hacen sentir que vas creciendo. Una vez, me pasó que toqué un evento la noche de mi cumpleaños; y yo empecé a decirle a la gente esa noticia; pero cuando lo conté toda la gente me dijo ‘No, no!’ Y yo decía ‘Si, es mi cumpleaños!’. Es más, el bajista empezó a hacer el sonido de la canción de cumpleaños y lo tuve que parar. Cuando terminamos el show se acercó el dueño de la fiesta y me dijo que por su religión estaba prohibido festejar esa fecha, que estaba mal visto; yo no sabía nada”, recuerda con gracia la cantante.

Próximos proyectos

Con gran determinación, Antonela confesó que sus días giran en torno a la música: “Estamos armando todo lo que es el segundo álbum; también queremos hacer canciones con otros artistas, un dúo con alguien”.

Además, la cantante afirmó que buscará grabar cada vez mas videos, realizar una gira por todo el interior  y un show próximo en Capital Federal que está planeado para el mes de agosto, aproximadamente.

Finalmente, confesó: “Uno de mis sueños más grandes es tocar en Viña del Mar, pero bueno, uno tiene que ir poniéndose metas cortas a lo largo de la vida, y se van dando metas cada vez más grandes; así que arrancamos con escenarios chiquitos y después Ópera, Gran Rex y Luna Park… y también cantar con Celine Dion, porque no?”, agregó entre risas.

Sin lugar a dudas, Antonela es el claro ejemplo de la perseverancia y la persecución insaciable de los sueños, y la demostración de que, con esfuerzo y empeño, todo se puede lograr.

 

Anuncios