Master Of None [Temporada 2]: La apuesta ganadora de Aziz Ansari

Uno de los regresos más esperados y de los que más sorprendió en la plataforma On Demand, la serie del comediante indio nacido en Estados Unidos.

Por @diegui83

Antes de hablar de la segunda temporada de Master of None bien podría linkear a la review de la primera (como hacemos habitualmente), pero por respeto a la persona que la escribió y que no forma más parte de esta página, solo diré que no estoy de acuerdo para nada con su visionado y, entonces, se las repasaré brevemente yo para que tengan un pantallazo de la obra maestra que es (y que si no la vieron, ya deberían ir abriendo la app de Netflix): Dev (Aziz Ansari) es un treintañero de origen indio residente en New York. Aspirante a actor y con 3 amigos inseparables, este muchacho no solo tiene que lidiar con los estereotipos que intentan endosarle tanto en la industria audiovisual, así como en la vida diaria. A pesar de eso, Dev es un flaco de nuestra época que usa la tecnología para moverse, buscar lugares copados donde comer y también, chicas. Durante 10 capítulos de aproximadamente media hora, vamos conociendo tanto a este aspirante a actor como a sus amigos, familia, (des) amores y tantos otros conflictos con los que nos iremos sintiendo identificados de una u otra manera. La vida, y sobre todo la noche en New York sirven como escenario perfecto para retratar los avatares que la generación de 30 con muchas aspiraciones a todo y poca fortuna y ganas, tiene en estos tiempos turbulentos de citas rápidas y redes sociales.

La segunda temporada de esta serie ya de culto comienza unos meses después de haber dejado a Dev viajando hacia Italia como un mochilero sin destino y que lo encuentra en la ciudad de Módena siendo aprendiz de una pequeña fábrica de pasta.

Ya desde el primer plano del capítulo con título “El Ladrón (The Thief)” sabemos que estamos ante una obra maestra que superó la anterior tanda de episodios enormemente: no solo la decisión de haber filmado el capítulo en blanco y negro (dirigido magistralmente por el propio Ansari) y de mostrarnos en primer plano varios DVDs de películas italianas es suficiente para remarcar la influencia del cine de este país europeo en esta temporada, también la tipografía del propio título del capítulo es una grosa referencia a Ladrón de Bicicletas (Ladri di biciclette, 1948) de Vittorio De Sica; que por si no queda claro, hay varias referencias en los casi 30 minutos de duración del episodio (incluido el fotograma que incluí al comienzo de esta review).

No solo la influencia de De Sica y de otros realizadores tanos están presentes en esta segunda tanda de 10 capítulos que tienen sabor a poco y por eso hay que disfrutarlos como Dev degustando una buena comida, sino que la historia del (ahora) indio más famoso de la TV ganó en más profundidad y madurez, cosa que nos alegra sobremanera y que nos deja queriendo saber más de su historia en un futuro no tan lejano.

Los capítulos siguen con la temática episódica y algunos centrados en la religión, la familia de su íntima amiga lesbiana y como ésta va aceptando su condición, o los que Dev consigue citas mediante una app y se siente el vacío de la hipocresía en las relaciones virtuales donde lo efímero termina siendo excitante y a la vez (y finalmente) decepcionante, son de un deleite visual donde cada plano es para enmarcar.

Pero aquí el protagonista es Dev y su nueva historia de amor con Francesca (Alessandra Mastronardi), una bella italiana con la que mantendrá ese “ida y vuelta” propio de las indecisiones y la histeriqueada, con la cual seguramente vas a terminar con el corazón roto como yo al ver como nuestro querido protagonista se le ¿escapa? de nuevo el amor ideal.

Sin lugar a dudas Master of None es de esos aciertos de Netflix que pocas veces se dan, un retrato sin pruritos de las desavenencias de una generación que está en constante cambio y que es influenciable, pero al final, siempre lucha por lo que quiere y se mantiene firme en sus decisiones.

Por último, no voy a contar nada ni hacer spoiler, pero voy a enumerar los capítulos que, a mi parecer, son los mejores en una temporada inmejorable:

  • S02E01 (El Ladrón): Como dije anteriormente, muchas referencias al cine italiano y a Vittorio de Sica, sirve como una por demás perfecta introducción a la “nueva” vida de Dev en Módena.
  • S02E04 (Primera Cita): Dev busca citas en una app en el celular y lo que al principio parece una buena idea, se va desmoronando con el correr de las mismas. Un vaivén de emociones con una edición impecable.
  • S02E06 (New York, te amo): Si hay un capítulo donde dije ¡Wow! fue éste. Cuando lleguen a verlo se darán cuenta por qué, pero es una hermosa carta de amor de Ansari a la ciudad que alberga su vida y sus desventuras. Dato: Dev no es portagonista, sino que son 3 historias diferentes de gente común y corriente…o no tan corriente?
  • S02E09 (Amarsi un po’): El capítulo más largo de la temporada (57 minutos), otra vez con un tono romántico/italiano desde el comienzo. Dev se ofrece como guía turístico de Francesca en New York y de eso solo puede salir un corazón roto. La belleza de New York retratada desde sus escenarios naturales es el gran acierto de Ansari (que otra vez dirige un capítulo) dándole el tono melancólico que requiere esta parte de la historia.

Título: Master of None

Temporadas: 2

Cadena: Netflix

Episodios: 10 (30 minutos aprox.)

Feacha de emisión: 12 de mayo de 2017

Género: Comedia/Drama

Creadores: Aziz Ansari y Alan Yang

Elenco: Aziz Ansari, Noël Wells, Eric Wareheim, Lena Waithe, Kelvin Yu, Fatima Ansari, Shoukath Ansari, Alessandra Mastronardi, Bobby Cannavale.

Anuncios