Nevesta: La Novia de Svyatoslav Podgayevskiy

En en el siglo XIX, muchos países de Europa sobre todo en Rusia, tenían una extraña forma de honrar a sus difuntos, la cual era fotografiar a los muertos de la época.

Por @mauvais1

Tanto el guión como la dirección es trabajo de Svyatoslav Podgayevskiy, del que quizás oyeron hablar de Queen Of Spades: The Dark Rite (2015), y protagonizada por Vyacheslav Chepurchenko, Aleksandra Rebenok e Igor Khripunov entre otros. En cuanto a la banda de sonido es trabajo de Jesper Hansen, un joven compositor dinamarqués de excelentes trabajos en soundtrack como en composiciones clásicas. Y producida por Zaur Bolotaev, Dmitriy Litvinov y Vladislav Severtsev.

La joven Nastya (Viktoriya Agalakova) acepta ir al pueblo natal de su novio Iván (Vyacheslav Chepurchenko) para conocer a su familia. Cuando llega al lugar, se da cuenta que los familiares de Iván son muy extraños y el lugar está lleno de espeluznantes fotografías. Pese a todo, Nastya se tranquiliza y confía en que pronto se va a casar y será feliz junto a su amado. Pero, Iván desaparece y ella acaba siendo preparada para una misteriosa ceremonia que debe llevarse a cabo antes de la boda.

ESTRENO: 20 de julio 2017

Aunque la cinta menciona que es sobre hechos reales, también en la leyenda de la novia; cuyo origen se remonta al cuento popular ruso titulado El dedo, cuyo origen puede remontarse al pensador Rabbi Isaac Luria de Safed, un místico del siglo XVI. En el cuento original, la novia en cuestión no es un cadáver, sino un demonio. En la adaptación ruso-judía del siglo XIX, una novia es asesinada en el día de sus nupcias y enterrada con su vestido. Suma la costumbre de muchos países de Europa sobre todo en Rusia, que tenían la extraña forma de honrar a sus difuntos, la cual era fotografiar a los muertos de la época; a este ritual se llamaba MEMENTO MORI (recuerda que debes morir).

Existían distintas formas de MEMENTO MORI (RECUERDA QUE DEBES MORIR)

  1. Simulando vida: El fotógrafo o el familiar del difunto posaba junto con sus seres queridos con los ojos abiertos como si estuviera vivo.
  2. Simulando estar dormido: La mayoría de estas fotos eran de bebés o niños pequeños quienes ya muertos se sacan fotos juntos a sus madres o familiares. La idea era simular que estaban durmiendo y que pronto iban a despertar de sus sueños.
  3. Retratado con los ojos pintados: Este tipo de foto era la más tenebrosa, ya que al pintar los párpados de los difuntos y retratarlos, daba la impresión de que estaba vivo.
Anuncios