Reseña: “Noche de paz” de Maximiliano Prioriello

“… Habremos de atender al que ha de venir y tendrás que dejar que sea yo quien se ocupe esta noche de nuestro gran proyecto que dará a nuestros días venideros y a todas nuestras noches absoluto dominio soberano, y el poder”.

Macbeth Acto 1° Escena 5°

-William Shakespeare

La memoria juega fuerte en la puesta que realiza Maximiliano Prioriello de esta inquietante comedia negra que también escribe, y si hablamos de recuerdos es justo en la escenografía que el espectador no dejará de rememorar el hogar de una familia de pueblo, uno que quizás conozca, que haya vivenciado. La casa de los abuelos, un vecino. Allí está, en la creación de Luisina Mellao y el mismo director la impronta que hará de la historia un suculento fisgoneo a un hogar que pudimos conocer.

Espiamos una familia que se prepara para la noche buena y navidad, espiamos sin saber que veremos desarrollarse un drama cargado y sombrío, una historia que se vale de trucos cómicos para transmitir una incomodidad pegajosa. No podrá el espectador, una vez iniciado el relato, dejar de mirar, aunque esto le valga más de suspiro de horror y mucha carcajada culposa. A Beti la desesperan dos cosas, poder ser abuela y no quedarse sola. Su esposo, Antonio, cada vez le cuesta más respirar, y parece quedarle poco de vida. Allí están ellos los artífices, uno por omisión la otra por elección, que llevarán a cabo esta estratagema grotesca y perversamente sencilla. Un plan que repasa una y otra vez esa mujer que vende su egoísmo ocultándose en las preocupaciones de madre, una madre abnegada. Cristina Martinez Osses hace del personaje una mujer profunda y compleja, que lanza los textos con inigualable soltura y aplomo, que gana terreno en el silencio de unos y la aprobación tácita de otros.

Escenario 2

En la guardia de un hospital, el inesperado encuentro con Cilda, una extranjera embarazada, hará que en ella se despierte el convencimiento de que los milagros existen. Beti decide alojar a la futura madre en su casa, y dar marcha a un plan secreto en el que incluirá a Josema, su hijo, quien está por llegar de visita junto a su pareja, Margarita, para pasar la navidad. Las otras dos mujeres de esta historia parecen un reflejo distorsionado de esta mujer que las amalgama. Personajes creados tan disímiles como maravillosos, es ahí donde Carolina Villanueva y Vicky Alsua entran en el juego y sus criaturas son tan jugosas como la mismísima Beti, si eso es posible. Cilda, Villanueva, se valdrá de un sempiterno silencio en que sus sensaciones se verán a través de sus gestos, de sus increíbles modos, una muda que lo dice todo en un trabajo que roza la perfección por parte de la actriz. Y Alsua, como la pareja del hijo, que irrumpe con el vendaval de la vida misma hecha deseos y anhelos, una bailarina de salsa que busca su lugar y que a ritmo de una verborragia imparable lo sostiene en ese enrarecido hogar, sueña y pelea un sitio que no le permiten. Y entonces están ellos, los hombres de la casa; Antonio, un magnífico Antonio Germano, un hombre acabado que respira a fuerza de puro coraje, alguien que con una única finalidad se desentiende de todo y permite y pierde. Josema, bicho extraño entre hijo único mimado y adulto con problemáticas de adulto, un excelente Santiago Vicchi, que crea un personaje que enternece desde el lugar de víctima que ocupa, un perdedor que también oculta, miente y traiciona.

Noche de paz es escabrosa sin dejar de lado la comedia tan nuestra como es el grotesco criollo o el sainete, es un drama que desenmascara ese rostro obsceno que ocultamos, una acción que al ritmo de las risas nos sumerge en lo cruel de nuestro comportamiento. Caricaturiza una sociedad que se vale de la hipocresía para medrar en los afectos y se ríe del dolor y la pérdida de la manera más mórbida que uno pueda imaginar. Puro teatro y de ese que un espectador suele cruzarse de vez en cuando y se va agradecido de tal fortuito entrevero. Deliciosa pieza que merece un sitio en lo mejor que va del año para este humilde cronista.


Temporada 2018

Funciones Sábados 23hs

El Método Kairós – El Salvador 4530 (Palermo) – 4831-9663

Funciones 10/3 – 17/3 – 24/3 – 31/3 – 7/4 – 14/4 y 21/4


image1

Ficha técnica

Elenco: Vicky Alsúa, Antonio Germano, Cristina Martinez Osses, Santiago Vicchi, Carolina Villanueva.

Voz Presentador: Eduardo Romero.

Diseño de Escenografía: Luisina Mellao, Maxi Prioriello.

Realización de escenografía: Daniel Gimenez.

DhCardell / ArteBarbados

3D escenografía: Nadia Pappalardo.

Vestuario: Sabrina Hovhannessian.

Asistente de vestuario: Mariana de Sancho.

Diseño de Arte & Gráfica: Luisina Mellao.

Diseño de Luces: Pablo Gómez.

Prensa: Susan Lonetti.

Asistente de dirección: Jonas Giaco.

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 2041 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.