[REVIEW] Death Note: El peor escenario posible

Finalmente Netflix estrenó la película que adapta Death Note, el popular manga/anime creado por Tsugumi Ōba. A continuación, te contamos qué podes esperar de esta tan poco inspirada adaptación norteamericana.

Por @martog23

Adam Wingard, el joven director que nos propuso la interesante You’re Next (2011), tuvo la difícil tarea de adaptar un producto japonés con los no tan alentadores antecedentes que venimos viendo hace unos años (Dragon Ball Evolution por ejemplo). Este film parecía que podía llegar a ser la excepción, hasta que se empezaron a conocer detalles de la película que estaba desarrollando Netflix.

Esta adaptación nos cuenta la historia de Light, quien un día encuentra un cuaderno negro tendido en el suelo, llamado “Death Note”, con un poder sobrenatural que es capaz de matar personas si se escriben los nombres en él y si el portador visualiza mentalmente la cara de quien quiere asesinar.

death-note.jpg

Más allá de todo lo que uno podía suponer previamente (mediante los trailers y las imágenes que se iban filtrando), es muy distinto ver el producto terminado; y cabe destacar que el resultado es peor de lo que uno podía llegar a imaginar.

El film de Wingard además de ser poco imaginativo y de dejar de lado todo lo bueno que tenía el anime, es realmente malo. Nos encontramos con una narrativa que continuamente nos va exponiendo información mediante diálogos en lugar de mostrar aquellos datos en escenas interesantes y trascendentes. Nat Wolff (Bajo la misma Estrella), Keith Stanfield (Atlanta) y  Margaret Qualley (The Nice Guys) nos otorgan actuaciones olvidables de personajes desdibujados por mérito propio de un guion incoherente, expositivo, simplificado y muy alejado del material original. Wolff compone un personaje totalmente estúpido, que está muy alejado del Light de origen. En la serie animada teníamos un protagonista inteligente, frío y calculador al cual le fascinaba la idea de jugar a ser “Dios”. Un adolescente realmente perspicaz, en este film se da a entender que es un chico ingenioso solo porque le hace la tarea a sus compañeros, pero está muy lejos de ser calculador y ambicioso.  Se lo ve más como un joven falto de motivaciones que hace todo por amor y para ser popular. Por el lado de su oponente, es como una versión caricaturesca y grotesca de lo que vimos en la ficción japonesa. Allá se lo veía como un sujeto extraño, adicto al azúcar y con problemas para relacionarse. Aquí se intenta hacer lo mismo pero en el contexto occidental y realmente queda fuera de lugar, se lo ve más como una persona histérica con trastorno de personalidad. Por el lado de Mia (la novia de Kira conocida como Misa Amane en el anime), se la ve más inteligente que Light, lo que le quita peso al duelo entre Light y L (duelo que en la serie era épico y nos recordaba un poco a la confrontación entre Holmes y Moriarty por ejemplo). Por otro lado, resulta poco verosímil que Light le revele el cuaderno a los 20 minutos de película cuando casi no conoce a Mia. Aquí también dejaron de lado cosas interesantes del anime, como el segundo asesino y la capacidad de tener los ojos del Shinigami.

Hablando del Shinigami y/o Dios de la muerte, a nivel diseño de personaje es horrendo, recuerda un poco a las películas de parodia de bajo presupuesto que se hacían en los ’80 en Turquía, como por ejemplo la versión turca de ET. Realmente no se puede entender qué estaba pensando el departamento de arte a la hora de usar ese muñeco espantoso, el cual se vieron obligados a incluir casi siempre de noche, en lugares oscuros, poniéndolo en el fondo fuera de foco o de espaldas en algunas situaciones. Sin embargo, la voz del Shinigami, interpretada por Willem Dafoe es uno de los pocos puntos altos del film.

Otra cosa destacable es la banda sonora (las composiciones originales al menos) que logra generar un buen acompañamiento sonoro a las poco interesantes escenas que se desarrollan. Por momentos también se puede ver una buena intención en lo que respecta a fotografía, que intenta generar una estética funcional, al menos durante las escenas nocturnas, y que luego se va diluyendo al intercalar algunas escenas poco logradas a nivel expresivo durante los momentos del día.

death-note-4.jpg

Por momentos resulta angustiante que se haya intentado cambiar la mecánica del relato original por situaciones que parecen salidas de 13 Reasons Why y que poco tienen que ver con el universo de Death Note. Light rara vez baja la guardia, y mucho menos por cuestiones sentimentales. De hecho, en el anime establece una relación con Misa por conveniencia y como pantalla ante las autoridades que le pisaban los talones. El único momento en que realmente se puede llegar a vislumbrar un vestigio del Light original es con el punto de giro del final que realmente tiene el sello del protagonista y su ingenio.

En lo que respecta a crítica social o dilemas morales que se planteaban en el manga, acá brillan por su ausencia. Aclaro, si dejamos de lado que es una adaptación y la consideramos solamente como película también falla.

la-et-mn-lakeith-stanfield-20170629_cu1r.jpg

En síntesis, Death Note es una propuesta poco recomendable, muy alejada del anime, que presenta malas actuaciones, una continua exposición verbal que molesta (Frases como: “ya sé que perdiste a tu mamá y es difícil” o “Sos policía y te encanta decirle a la gente qué tiene que hacer, pero te quedaste sentado sin hacer nada cuando mamá murió”) y guion que hace agua por todos lados.  Hubiera sido interesante explotar el hecho de extrapolar este relato a la sociedad norteamericana con toda la idiosincrasia y las características propias del país, en lugar de usar las personalidades japonesas y tratar de que resulten verosímiles en el contexto occidental. Usar arquetipos en lugar de construir estereotipos, y tratar de distraernos con muertes gráficas que parecen salidas de la saga Destino Final. Esperemos que Netflix haya aprendido la lección y corrija las cosas para la próxima oportunidad. ¿Qué no se enteraron? Al parecer si le va bien al film habría dos secuelas más, o quizás el destino de esas secuelas fue sellado en la libreta de la muerte.

Puntaje: 3/10


  • death-note-2017Título original: Death Note
  • Año: 2017
  • Duración: 101 min.
  • País: Estados Unidos
  • Director: Adam Wingard
  • Guion: Charley Parlapanides, Vlas Parlapanides, Jeremy Slater (Manga: Tsugumi Ohba, Takeshi Obata)
  • Música: Atticus Ross, Leopold Ross
  • Fotografía: David Tattersall
  • Elenco: Nat Wolff, Keith Stanfield, Margaret Qualley, Shea Whigham, Willem Dafoe, Jason Liles, Paul Nakauchi, Jack Ettlinger, Michael Shamus Wiles, Jessica McLeod, Chris Britton, Matthew Kevin Anderson, David S. Jung, Artin John, Tony Ali, Ash Lee
  • Productora: Netflix / Lin Pictures / Vertigo Entertainment / Viz Productions
  • Género Thriller. Intriga. Fantástico

 

Advertisements
Anuncios
Anuncios

1 Comment

4 Trackbacks / Pingbacks

  1. Erased: Trailer y poster para el live-action de NETFLIX – Cuatro Bastardos
  2. Balance 4B 2017: Las 10 mejores películas originales de NETFLIX – Cuatro Bastardos
  3. Death Note: La secuela de la película de Netflix está en desarrollo |
  4. [REVIEW] Bleach: Una buena dosis de anime en carne y hueso

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.