[RECAP] AHS CULT: Don’t Be Afraid of the Dark (S07E02)

Cada vez más intensa, más sofocante, AHS: Cult con dos capítulos nomas ya está en el podio de las mejores temporadas de esta serie antológica (según este servidor).

Por @diegui83

Obviamente si no viste el capítulo te aviso que hay SPOILERS por doquier.

Dicho esto, este capítulo llamado “Don’t be Afraid of the Dark (No tengas miedo a la oscuridad)” se aboca principalmente ya a los miedos y la paranoia que cada vez crece más en Ally: el 7×02 comienza con el cliffhanger del final del 7×01 (como no puede ser de otra manera) con Ally despertando en su cama y viendo un enmascarado en su cama. Rápidamente llama a Ivy que está abajo, en la cocina, y se disponen a descubrir al intruso. Lamentablemente no encuentran a nadie e Ivy ya no puede soportar que las fobias de su esposa estén afectando su vida laboral y amorosa. Hasta acá es una de los brotes de Ally, si no fuese porque Oz, el hijo de ellas, tiene un sueño que involucra al payaso Twisty y al mismo enmascarado que vio Ally (¿Qué conexión hay entre estos sueños? ¿Se debe a algo “paranormal”? ¿Son solo traumas?).

Por otra parte, el video donde Kai es atacado por inmigrantes (acto provocado por el mismo Kai en busca de aceptación a sus radicales ideas por parte de la opinión pública) se hace viral y termina en una candidatura a una banca en el senado de Michigan por parte de este loquito que no sabemos que brutales intenciones tiene (o en realidad sí: es un supremacista extremo).

La casa de enfrente de la familia de Ally e Ivy (donde fueron asesinados sus amigos por estos enmascarados) es rápidamente ocupada por un nuevo matrimonio, lo que provoca el miedo y la curiosidad de la primera, así que se dispone a investigar, ya que ve como tachos enormes son manipulados por un hombre con traje de apicultor. Ally es descubierta fisgoneando y cruza a encerrarse en su hogar. Al mismo tiempo, hay una discusión entre el supervisor del restaurante de Ivy con un supervisor y un empleado de tez oscura (un hecho totalmente cruzado por la intolerancia racial que va creciendo cada vez más contra la gente hispana).

La niñera Winter afianza la relación con Oz, metiéndose en la cabeza del pequeño niño, y no sabemos si le está provocando miedo o está intentando trastornarlo como su hermano Kai hizo con ella (¿o ya está trastornada?). Por eso lo deja solo junto a los nuevos vecinos (yo echaría de una patada a una empleada así) lo que provoca que Ally e Ivy conozcan a esta pareja peculiar (un homosexual apicultor casado con su amiga de toda la vida, ambos fanáticos de Nicole Kidman). Aquí es en donde se comienza a percibir como el estado mental de Ally y sus actitudes se van transformando cada vez más desde el liberalismo hacia un pensamiento cerrado y radical, cuando comienzan a salir prejuicios hacia el matrimonio vecino, que si bien no son de lo más “normales” , ¿quién puede dictar que es normal o anormal?

Una de las noches, la alarma del restaurante se dispara y, ante el percibible rechazo que va recibiendo por parte de su hijo, Ally decide salir a ver que sucede y que Ivy se quede en casa con Oz, solo para encontrar al supervisor enganchado del cuello en el freezer del negocio, algo que quiebra aún más la cordura de la fóbica mujer. Obviamente todas las sospechas van hacia Pedro, el hispano que tuvo la discusión con el supervisor, y el detective (interpretado por Colton Haynes) que interroga al matrimonio pareciera querer imponer una y otra vez la idea que fue éste el responsable del asesinato.

Preocupada por el estado mental de Ally, Ivy busca a su terapeuta y éste le hace una visita al hogar. El médico descubre por el diálogo que mantiene con Ally (mientras la casa está siendo “asegurada” con rejas desde los cimientos al techo) que ella ve en sus fobias y sus miedo una fortaleza, algo que la preparó para este “momento apocalíptico” y hasta se descubre teniendo un revólver que pidió a sus nuevos vecinos.

Ya sola en su nueva “fortaleza”, Ally recibe un inesperado visitante: Kai Anderson. El desequilibrado muchachito anda de “timbreo” por las casas haciéndose campaña a sí mismo. Antes el visible temor de Ally, Kai la perturba aún más con sus actitudes violentas y su negativa al irse de la puerta de la casa, repitiendo una vez más que “hay que darle una oportunidad al que es humillado”. En un soliloquio que resume nuestra situación actual, Kai lanza frases como “lo encontré en Facebook” o “Hola señora…señorita, ya no se qué decir porque hoy en día todo se toma a mal”. Una genialidad del guionista de este episodio, Tim Minear y obviamente, la dirección de Liza Johnson.

Así como Winter comienza a jugar con la mente del pequeño Oz, tambipen comienza jugar con Ally, llevándola a un rito en la bañera casi lésbico que implicaría comenzar a tener secretos e infidelidad, pero antes que se pueda concretar la situación un apagón general sucede en casi la totalidad del pueblo, dejando a Ally sola con su hijo (Winter decide ir a proteger su casa e Ivy está en el restaurante a oscuras), no sin antes que el vecino de enfrente llegue a la ventana de sus hogar gritando que este suceso se debe a “terrorismo”. No es necesario decir el estado de nerviosismo que se generó en Ally, comenzando a percibir que estos extraños enmascarados (al mejor estilo “The Purge”) están dentro de la casa. Pero, ¿como puede ser esto? ¿No es acaso una fortaleza impenetrable ya?

Ally se alista con Oz para salir por una de las puertas de la casa (arma en mano), cuando casi premonitoriamente auguramos el destino que tendrá el encuentro entre la perturbada mujer y el empleado de Ivy, Pedro, que fue mandado por esta última para que le llevara provisiones a su esposa: un diparo certero al pecho del hispano.

Como vemos, este capítulo estuvo plagado de tensión y paranoia, inducida y casi irreal. Estamos ante clásico caso donde una mente signada por el temor es capaz de realizar y cometer las peores atrocidades. Estamos ante el inicio de un caso severo de alienación en donde la persona cambia de personalidad cuando su mente se va fragmentando poco a poco. Y estamos solo en el segundo capítulo.

 

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Diego Alvarez 1294 Articles
Cinefilo, comiquero, coleccionista, comic addict. Whovian de tiempo completo.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.