[RECAP] AHS CULT: 11/9 (S07E04)

Volvamos al pasado, donde todo comenzó. Y conozcamos un poco más sobre Kai (Evan Peters), alguien más complejo de lo que pensamos…

Por @ElPatoAlvarez_

Obviamente si no viste el capítulo te aviso que hay SPOILERS por doquier.

El comienzo de la locura

Noviembre de 2016. Día de las elecciones.Vemos a todos los personajes haciendo la fila para entrar a votar a su candidato. Por ahora nadie cruzó su camino con el otro: están Ally e Ivy, Harrison y Meadow, Winter con un grupo de amigas feministas; todos esperando para cumplir con su deber cívico.

Al momento de votar, vemos sus elecciones: algunos (la mayoría) vota a Hillary Clinton, y otros a Donald Trump. Cada elección (valga la redundancia) marcará sus destinos futuros, como ya lo hemos visto. Incluso Ally, quien a último momento se decide por una candidata que pregona el ambientalismo (ya vimos fricciones en la pareja de las chicas por esta decisión). 

Todo transcurre con total normalidad, hasta que Kai llega con hombre sangrante en brazos, demandando poder votar. Kai lo hace por Trump, y este hombre (quien es el encargado del supermercado del barrio donde Ally vio aparecer al grupo de payasos) también. Al salir del cuarto oscuro, enajenado, levanta su sobre y su brazo izquierdo, en el cual vemos una mano recién amputada y chorreando sangre. Esta clara alusión a un pensamiento de izquierda perdido, cortado desde la raíz, nos acerca a la idea que se irá gestando más tarde en los personajes.

Luego de las elecciones, Kai comienza a “tejer” su entramado conociendo a Harrison en un gimnasio (menospreciado y humillado por su jefe) y Meadow. Las circunstancias de esta pareja, que luego serán los vecinos de Ivy y Ally, son muy problemáticas con respecto a lo económico (están a punto de perder su casa) y Kai ve en Harrison a una persona humillada, una persona con “potencial”; así que comienza a manipularlo hasta llegar a “empujarlo” al asesinato de su jefe. Vemos como kai es un ser astuto, que hace exteriorizar lo peor de las personas a las que se acerca, con su discurso progresista que se va convirtiendo en totalitarista a medida que uno hila fino en sus palabras.

El nefasto rol de los medios

Diciembre de 2016. Beverly Hope (Adina Porter) es la cronista del noticiero local con más trayectoria en lo que a móviles se refiere. Obviamente ansia un puesto de presentadora, al frente de la pantalla, pero la competencia más joven (más ambiciosa y trepadora) se hace carne en Serena Belinda (Emma Roberts), una piba que hace TODO lo posible para ganarse un lugar en TV. Y lo logra, cosa que irrita hasta el hartazgo a Beverly y saca lo peor de ella. Otra vez aparece Kai, como un ángel vengador (o destructivo, o como una entidad de la conciencia más perversa del ser humano), para avivar la llama de la ira en la cronista.

Durante una nota que va a ser grabada, Serena es atacada por tres de los miembros de este grupo de gente disfrazada de payasos y la mata salvajemente. Descubrimos que es Kai, y al reunirse con Beverly, le dice que lo “hizo por ella”. Kai ahora es “alguien en quien creer”. El muchacho ya tiene su propia secta, con Harrison, Meadow, y ahora Beverly; quien actuará como la representante de los medios de comunicación, los que harán que la paranoia y el miedo cobren sentido por cada ataque de estos asesinos enmascarados.

El día anterior a las elecciones

Volvemos más atrás de nuevo, para ver en qué andaban Ally e Ivy. Pues bien, Ivy va a una protesta contra Trump donde ahi protesta y contra-protesta, obviamente de los fanáticos republicanos. Ally no quiere ir, ya que no supone que gane el señor Donald, no piensa que su gente y su país pueda llegar a una circunstancia tan extrema. No sabe de lo que son capaces sus coterráneos.

Sola, Ivy discute verbalmente con un fanático de Trump, quien la ataca tocándole la entrepierna y escapa. Esto es visto por Winter, quien termina tomando un café en el restaurante de Ivy,quien le agradece el favor, pero le confiesa que siente miedo, que todavía no se siente segura. Entonces Winter urde un plan para tomar su venganza contra ese tipo que atacó a Ivy: da la “casualidad” que es el encargado del supermercado del barrio. Ellas dos, enmascaradas, llevan a este tipo al sótano un día antes de las elecciones y lo esposan (de su mano izquierda). ¿Trump tendrá un votante menos?

Sería ideal si no fuese porque ya sabemos lo que pasó al principio del episodio, pero, ¿cómo pasó? Winter le confiesa a su hermano, Kai, que ha lastimado a alguien y “se sintió bien”. Así, Kai obtiene al próximo miembro para su culto, en una escena digna de “El Juego del Miedo (Saw, 2005)”.

En este episodio vimos como las partes del rompecabezas van tomando forma. Vimos un lado salvaje y oculto de Ivy (y también sabemos por qué es tan “permisiva” con Winter). Pero por sobre todo, estamos conociendo un poco más la psicología de Kai, un tipo que, literalmente, su meta es la dominación mundial. Salido de su propia boca. Y como frutilla del postre, por si no lo vieron pasar, el Dr. Vincet, psiquiatra de Ally, voto a Trump. Para pensar.

Comentanos qué te pareció este capítulo

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Diego Alvarez 1249 Articles
Cinefilo, comiquero, coleccionista, comic addict. Whovian de tiempo completo.

1 Trackback / Pingback

  1. [RECAP] AHS CULT: Holes (S07E05) – Cuatro Bastardos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.